Redefinir su cultura de marca después de una nueva marca, venta o fusión

Cuando piensa en una cultura de marca positiva , ¿qué le viene a la mente? Puede imaginar algunas de sus manifestaciones tangibles, como las sillas de bolsas de frijoles o las horas felices del viernes.

Si bien es cierto que son divertidos, estos ejemplos lamentablemente solo arañan la superficie de lo que significa la cultura de marca.

Una cultura de marca verdaderamente positiva va más allá de las palabras en papel y de los privilegios frívolos de la oficina.

Se trata de tener claridad sobre el propósito de su marca y establecer valores de marca fuertes y claramente articulados y vivirlos como compañía, tanto interna como externamente, todos los días.

Cuando se implementa de manera efectiva, una sólida cultura de marca genera una imagen pública positiva y mejores tasas de retención, sin mencionar el crecimiento de los ingresos.

La cultura de marca es lo que cada persona en su organización cree, hace y vive para expresar su marca. Es su forma colectiva de hacer las cosas para expresar y reflejar el propósito, la visión, la misión, los valores, la promesa, la historia y la personalidad de marca de su marca.

La cultura de marca, sin embargo, es un concepto notoriamente elusivo, y uno que se vuelve aún más difícil de dominar a raíz de una venta, fusión o cambio de marca.

En el caso de una fusión o adquisición, se enfrenta no solo a una, sino a dos culturas de marca únicas que deben fusionarse de una manera estratégica y auténtica.

Y en el caso de un cambio de marca, debe reconciliar lo viejo con lo nuevo. Si su empresa ha experimentado recientemente alguno de estos cambios importantes, es hora de llevar una lupa a la cultura de su marca y tomar medidas para redefinirla.

asociación de marca

Por qué la redefinición de la cultura de marca importa

Si recientemente ha tenido lugar una renovación de marca, venta o fusión dentro de su empresa, no es extraño que cambie.

Desde una  marca revaluada, recientemente perfilada y codificada hasta una identidad de marca actualizada y un nuevo manual para empleados, probablemente ya haya firmado la cantidad de actualizaciones que le corresponde a su marca.

Con tanto flujo, podría ser tentador dejar de lado la definición de la cultura de su marca como algo no esencial o, lo que es peor, innecesario.

Sin embargo, la cultura de la marca no debe dejarse al azar o verse como una ocurrencia tardía. Impacta cada parte del negocio, desde la satisfacción de los empleados hasta la productividad y los beneficios.

Para empezar, una fuerte cultura de marca tiene un impacto directo en su capacidad para retener a los mejores talentos.

Según un estudio de la Universidad de Columbia, la probabilidad promedio de rotación de empleados en una organización con gran cultura de marca es del 13,9%, mientras que la probabilidad de rotación en culturas de empresas pobres es más del triple, con un 48,4% de cultura de marca tan  fuerte es una gran ventaja competitiva.

No solo una cultura de marca positiva motiva a los empleados a quedarse, sino que también les motiva a hacer más cosas porque cultiva un fuerte sentido de propósito, algo más grande que el individuo, todo lo cual mejora la satisfacción laboral.

Los trabajadores felices son un 12% más productivos que el trabajador promedio, mientras que los trabajadores infelices son un 10% menos productivos.

Finalmente, y quizás lo más importante, una fuerte cultura de marca resulta en trabajadores comprometidos, que están unilateralmente vinculados con mayores ganancias.

Las organizaciones con empleados que participan consistentemente producen un 10% más de calificaciones de satisfacción del cliente y un 20% más de ventas, en promedio, que aquellos con empleados que no participan regularmente en su trabajo.

No puede identificar y definir su cultura de marca sin antes codificar y mapear su marca. Si necesita ayuda con esta tarea crucial, no dude en ponerse en contacto con nuestro departamento de branding. 

Debido a que su estrategia de marca es la base de la base de todo su negocio, le proporciona su hoja de ruta para lograr objetivos de marca específicos alineados con su plan de negocio.

escalando la cima

Cultura de la compañía: la ventaja competitiva más fuerte de su marca

La cultura de la compañía puede ser el aspecto más vago de la gestión de la marca, pero controlado y nutrido cuidadosamente puede proporcionar a su marca una ventaja competitiva sostenible que incluso sus competidores más fuertes no pueden replicar.

La cultura de la empresa es la culminación de los comportamientos, las actitudes, las relaciones, los valores centrales de la marca y el entorno dentro de una empresa. 

En pocas palabras, la cultura de su empresa se puede ver como “la forma en que hacemos las cosas aquí”.   Las maneras en que se administran estos componentes hacen que su cultura sea lo que es.

¿Cómo esto apoya el desarrollo de la marca?

Muchas de las marcas más fuertes tienen una oferta de productos que es similar a la de los competidores en el mercado. Sin embargo, lo que les otorga su mayor ventaja competitiva es que, si bien los competidores pueden replicar el producto, aplicar técnicas de marketing similares y buscar a su personal, nunca pueden duplicar por completo la cultura de su empresa.

Una cultura de empresa es la única ventaja competitiva sostenible única que una marca puede tener.

Una cultura ganadora puede ser un verdadero punto de diferenciación, pero debe ser manejada, impulsada y reforzada para poder ver los resultados.

cultura de marca

¿Cuál es la cultura dentro de su empresa?

Muchas empresas tienen como objetivo dar forma estratégica a la cultura que existe dentro de su organización, pero incluso las empresas que nunca han oído hablar de la cultura de la empresa ya tienen una en su lugar.

La pregunta es, ¿la cultura de su empresa fortalece su marca o la está reteniendo o, lo que es peor, la está minando? 

Un buen lugar para comenzar a desarrollar y entender su cultura corporativa es preguntarle a su personal y clientes qué piensan de la compañía, Lo bueno, lo malo y lo feo.

Lo que debe sacar de ese ejercicio es qué elementos de la cultura de la empresa existente le gusta y qué le gusta a sus clientes, y qué debe eliminarse.

¡Lo que hace, no lo que dice!

Los valores centrales que identifique para su marca darán forma al comportamiento de sus empleados y proporcionarán las pautas que necesitan para servir mejor a la marca. 

Si proporcionar el mejor servicio al cliente posible es un valor central de la marca, entonces los empleados saben que se espera que hagan todo lo posible para lograr este valor a través de todas las interacciones con los clientes.

Recuerde, no es suficiente que su marca tenga valores centrales fuertes que estén claramente articulados con las partes interesadas si no se toman medidas al respecto.

Es lo que hace, no lo que dice lo que cuenta. Debe ser una parte totalmente integrada e intuitiva de la forma distintiva de hacer las cosas de su marca.

¿Qué es eso los valores de su empresa?

Para crear una cultura de marca corporativa que arroje resultados, primero debe identificar qué valora como empresa.

¿Cómo vive y demuestra auténticamente la importancia de estos valores de marca para sus grupos de interés?

Si desea deleitar a sus clientes, ¿cuál es la recompensa para sus empleados cuando logran esto? Piénselo de esta manera.

Si la cultura de su empresa valora el servicio al cliente y su valor central es deleitar a los clientes, entonces, ¿qué sucede si dos empleados de supermercados realizan ventas de igual valor monetario pero uno ofrece llevar las bolsas del cliente al automóvil? ¿Recibe ese empleado una recompensa por hacer todo lo posible para deleitar al cliente? O más al grano, ¿se penaliza al otro empleado por no hacerlo?

los empleados y la cultura de marca

Recompense a su personal por abrazar la cultura de su empresa. No solo revise a los empleados según los resultados de medición, mida su comportamiento y lo que intentan aportar al entorno de trabajo. 

Aliente, respalde y reconozca a aquellos que no solo promueven sino que actúan según los valores de su marca principal.

Si desea crear una cultura de marca corporativa sostenible, la contratación del personal debe tener como objetivo encontrar empleados que se ajusten a la cultura de marca existente y cuyos valores estén estrechamente alineados con la marca.

El papel del líder

El líder es la influencia más importante en el desarrollo de una cultura corporativa que respalde el desarrollo sólido de la marca. Los líderes entienden que la identidad de su marca se configura a través de puntos de contacto entre sus clientes y su organización.

Los líderes no pueden prever todos los puntos de contacto posibles que podrían influir en las percepciones de la marca de la compañía, y la publicidad solo puede llevarlo hasta el momento, pero pueden dar el ejemplo de la actitud y las señales de comportamiento para la cultura de la marca corporativa.

Los líderes sólidos entienden que en una cultura de empresa ganadora sostenible, los comportamientos de los empleados están intrínsecamente vinculados a las relaciones, informados por actitudes, construidos sobre los valores centrales de la marca y adecuados para su entorno industrial.

Al administrar estos componentes culturales, un líder puede crear una cultura de empresa que respalde el desarrollo de una marca sólida internamente.

los empleados y la marca

Preguntas a considerar

  1. ¿Qué tan fuerte es tu cultura de marca? ¿Cuáles son sus fortalezas y debilidades?
  2. ¿Cuáles son sus principales valores de marca? ¿Cómo han sido afectados por su venta, fusión o cambio de marca?
  3. ¿Cuál es su nueva estructura de liderazgo? ¿Cómo liderará el líder el camino para definir y vivir la cultura de tu marca?
  4. ¿Qué relación tienen sus empleados con su marca? ¿Qué papel desempeñarán en la ejecución de su cultura de marca?
  5. ¿Qué relación quieres que tengan los clientes con tu marca? ¿De qué manera la cultura de tu marca respalda esta relación?

#SeguimosEnLínea

Por |2018-09-30T18:40:48+00:0010 octubre , 2018|Branding|

Deje su comentario

RSS
EMAIL
FACEBOOK
GOOGLE
TWITTER
PINTEREST
LINKEDIN