Pensar en nombres originales para una nueva compañía no es asunto fácil. Actualmente hay infinidad de empresas con nombres diferentes, y pensar en ser original puede convertirse en una pesadilla.

Así que si estás eligiendo el nombre ideal para tu empresa es importante que tomes en cuenta las siguientes recomendaciones para que el nombre de tu empresa sea competitivo.

Recuerda que lo más complicado es tener la idea del negocio. Por lo que el siguiente paso debe ser más sencillo, y eso está en tus manos. No inviertas demasiado tiempo en buscar el nombre para tu empresa, porque podrá retrasarlo todo.

Cómo elegir el mejor nombre para tu empresa

Interesarte por algo llamativo

Muchas veces los nombres de los negocios o empresas no tienen por qué relacionarse con el producto o servicio que ofrecen o venden. A veces el nombre más curioso o poco racional es el que llama más la atención. Eso sí, fíjate que el nombre no se parezca a otra palabra existente, ya que podrá llevar fácilmente a la confusión.

Que sea corto y simple

Es recomendable que el nombre sea sencillo para que nos identifiquen los clientes fácilmente. Los nombres, apellidos, onomatopeyas, anagramas, o simples letras y números bien combinadas también tienen su encanto. Pero toma en cuenta que en ocasiones la sigla no nos dice nada, y no nos marca una diferencia contra los competidores. Recuerda que un nombre corto siempre es más fácil de recordar.

Un nombre que sea fácil de pronunciar

Es claro que esto no es un impedimento para que se pongan al mercado los negocios con nombres difíciles de pronunciar o en otros idiomas que no sean los nativos. Pero hay que reconocer que un nombre fácil de pronunciar es más sencillo de recordar. Y lo que queremos es eso, que nos recuerden nuestros clientes.

Haz juegos de palabras

Los juegos de palabras con la temática de tu negocio siempre son fáciles de recordar para identificarlo de manera simple. Una forma sencilla de generar varios nombres para escoger es utilizando un generador de nombres. Se trata de una herramienta muy práctica que te facilitará crear el nombre de tu empresa fácilmente. Por eso, no inviertas demasiado tiempo en crear el nombre, sé práctico y empieza ya.

Que no contenga doble significado

Es aconsejable tener mucho cuidado en no mencionar ideas ambiguas, desagradables o graciosas. Tenemos que tener mucho cuidado para evitar situaciones desagradables. Recuerda que hay muchos idiomas en el mundo y es probable que una palabra se parezca a otra en otro idioma.

Que te reconozcan

Un nombre que alcance cierta notoriedad y que englobe los atributos de la empresa o del producto. Esto ayudará a facilitar los procesos de compra a los consumidores. Además, el sonido y el estilo del nombre de la marca elegida deberán sugerir a qué se dedica la marca y evitar la mezcla de palabras que no tengan relación alguna.

Que sea creíble

La credibilidad de un nombre es importante. Piensa en las características que tiene tu producto y en la tecnología aplicada para su elaboración. Muchas veces funciona y además, le da un plus de categoría al hablar de tecnología. O por ejemplo, si en tu producto destaca lo natural y lo saludable incluye en su nombre alguna palabra relacionada con lo natural.

Toma en cuenta la fonética

Busca armonía y sintonía entre el nombre de tu empresa y sus funciones. Recuerda que hay palabras más agradables al oído que otras. Y muchas veces se debe a la combinación de las letras, que deben ser agradables al oído. En marketing se suelen utilizar más más la “b”, la “m” o la “s” y menos la “j” o la “r”.

Tratar de evitar las descripciones

Al elegir un nombre descriptivo se dejan de aprovechar las posibilidades de la comunicación global porque la marca no describe un producto. Un buen nombre de negocio puede llegar a ser conocido internacionalmente y en otras circunstancias también encubrir la nacionalidad del producto. Todo será según el enfoque de tu empresa.

Cómo debe ser un nombre de empresa

En pocas palabras, un nombre de empresas debe ser:

  • Claro. Evita la mezcla de mensajes, que puedan dar a confusiones.
  • Descriptivo. Debe tener una identidad propia y definir tu servicio o producto.
  • Memorable. Debe ser fácil de recordar.
  • Corto. Esto ayudará también a la retención del nombre.
  • Sencillo. Debe ser fácil de pronunciar.
  • Moderno. Debe ser actual.
  • Único. Debes evitar copiar y ser original.
  • Atractivo. Para que conecte con los clientes.
  • Duradero. Para que no pase de moda con el tiempo.
  • Con sentido. Debes analizar el nombre en otros idiomas.

Debemos tener en cuenta que los nombres le dan un sentido a nuestras vidas y alrededor de ellos se crea un sistema de experiencias individuales y colectivas. Así como de valores y con estos nombres llegamos a crear nuestra propia historia.