Para crear un plan de marketing para un producto minorista de alimentos, debe analizar su producto utilizando el método de mix de marketing: producto, posicionamiento, precio, lugar o «4 Ps».

Un plan eficaz garantiza que su estrategia de marketing y publicidad sea coherente cuando entregue el plan a sus empleados publicitarios.

Sin un plan de marketing en profundidad, su empresa corre el riesgo de comercializar su producto alimenticio al grupo demográfico equivocado, en el mercado equivocado, por el precio equivocado.

1. Estudie su producto alimenticio al por menor y determine sus beneficios y características

Usted y sus empleados deben ponerse de acuerdo sobre qué es realmente el producto alimenticio antes de poder completar los demás elementos de su plan de comercialización.

Por ejemplo, si su producto alimenticio es una barra de comida, pregúntese qué hace realmente la barra.

La barra de comida puede ser un reemplazo de comida, un complemento dietético o un refuerzo de energía rápido.

Una vez que esté de acuerdo con las principales características de la barra, escriba cualquier otra característica. Por ejemplo, su barra de comida puede presentar cinco tipos diferentes de nueces.

2. Escriba una declaración de posición para su producto que promocione sus ventajas en el mercado

Por ejemplo, su declaración de posicionamiento podría decir que su barra de alimentos es la barra de energía de reemplazo de comidas más barata para los adultos activos actualmente en el mercado español.

Su declaración de posicionamiento describe exactamente dónde se encuentra con su producto alimentario minorista.

Para posicionar su producto con precisión, debe investigar a fondo su competencia.

3. Elija el precio de su producto alimenticio al por menor

El precio debe ser competitivo y marcar su producto lo suficiente como para cubrir los gastos y obtener un beneficio.

Además, si su declaración de posición enfatiza el precio bajo, debe modificar su precio final para que se ajuste a ese precio.

Por ejemplo, si tiene una nueva barra de energía para alimentos que debe costar al menos € 1.50 para obtener un beneficio, y la competencia cobra € 2 por sus barras, tiene una ventana de € 0.50 para los precios.

4. Encuentre el lugar que sea más apropiado para vender su producto alimentario minorista

El lugar que elija se deriva de lo que sabe sobre su producto.

Por ejemplo, si sabe que su producto alimenticio es un suplemento dietético para adultos activos, su lugar de comercialización es en tiendas de salud y la sección de suplementos de tiendas de comestibles.

No colocaría su producto en las estaciones de servicio porque no está destinado a su clientela.

5. Reúna los elementos de su plan de marketing en un solo informe escrito

Sus empleados de marketing necesitan un plan claro y conciso para crear su propia campaña publicitaria.

Un plan de marketing necesita un resumen ejecutivo al comienzo que describa brevemente los elementos del plan, luego una sección dedicada a cada elemento del plan.

Estrategias de marketing para marcas de alimentos

La comercialización de marcas de alimentos sigue siendo competitiva y altamente lucrativa.

Solo piense en la última vez que estuvo en una tienda de comestibles: el empaque del producto es colorido y atractivo, y presenta todas las cualidades más importantes del producto.

Sin embargo, el marketing de marcas de alimentos va más allá del empaquetado.

El marketing llega a la publicidad, por lo que los profesionales de marketing de las marcas de alimentos deben encontrar maneras de utilizar medios impresos y otros medios, incluidas las opciones de Internet y de telefonía móvil, para correr la voz y presentar el producto de la manera más eficaz posible.

Como resultado, las estrategias de marketing comienzan mirando de cerca cuatro elementos significativos.

1. Identifique el producto claramente.

Identificar el producto va más allá de reconocer que el producto pasa a ser cereal.

La identificación del producto refleja mirar más allá de lo obvio y ver las opciones para ver las cualidades especiales del producto y extraerlas para que otros las vean.

En lugar de ver sólo cereales, el profesional de marketing debería ver un producto de desayuno con alto contenido de fibra que haya agregado vitaminas y minerales, y se ha demostrado clínicamente que mejora el rendimiento de la mañana temprano en un 25%.

2. Cree un rango de precios apropiado para el producto.

No importa cuánto le guste a una empresa un producto y cuán valioso cree la compañía que ese producto sea, nada vale más de lo que un consumidor está dispuesto a pagar por él.

Como resultado, los profesionales del marketing deben dedicar tiempo a la investigación de mercado sobre la respuesta de los clientes al precio y sobre los precios de la competencia para productos similares.

Además, el profesional de marketing debe tener en cuenta los costos de distribución. Una caja de cereal con un precio de € 3 típicamente solo arrojará un beneficio de € 1.50 para la compañía que la fabricó, porque la tienda de comestibles u otro punto de distribución obtiene alrededor del 50% del precio anunciado.

Todos los elementos deben tenerse en cuenta en el costo.

3. Desarrolle una estrategia promocional para el producto.

Los profesionales de marketing deben sacar un producto al público a través de los diversos medios disponibles.

Las opciones promocionales incluyen campañas impresas, anuncios de televisión y anuncios en Internet; las oportunidades de promoción también incluyen sitios de redes sociales, como Facebook y Twitter, y publicidad basada en texto para teléfonos móviles.

La estrategia de promoción debe incluir elementos tales como la audiencia a la que se debe orientar la publicidad, así como la cantidad que se debe gastar en la publicidad y la cantidad de rendimiento esperado de la publicidad.

La ubicación debe reflejar el lugar donde se fabrica el producto, el lugar donde se almacena y el lugar donde se distribuye.

Estos elementos, aunque pueden parecer tediosos al principio, juegan un papel importante en la estrategia del profesional de marketing, porque el profesional de marketing debe considerar cómo mover el producto de un lugar a otro y cuánto le va a costar a la empresa.

Fundamentos de un Plan de Marketing de Productos alimenticios

Con demasiada frecuencia, los consultores de alimentos buscan respuestas sin primero hacer las preguntas (correctas).

Como consultor de marketing, siempre debe centrarse en las preguntas primero (para ganar el equilibrio y la perspectiva) antes de asesorar al propietario de un negocio sobre la dirección que debe tomar.

Aquí hay una lista completa de preguntas para cualquier empresa que realiza un autoexamen de marketing.

Calcule el nivel de conciencia de la marca de su empresa

¿Los consumidores siquiera saben que existe su marca?

Twitter se está convirtiendo en el mejor amigo de un emprendedor de alimentos para preguntar al consumidor que tiene en mente.

Una cosa que puede hacer es realizar encuestas en la tienda. Esto puede combinarse con la demostración de alimentos que ya está planeando.

Otra idea es pedirles a las marcas no competidoras que sondeen a los clientes en su sitio web, con la promesa de corresponder.

Averigüe si los consumidores prefieren sus productos

El conocimiento de la marca simplemente no es suficiente. Necesitas una marca para ser tus embajadores de marca.

Establezca una prueba de sabor a ciegas en un lugar neutral, dejando que los consumidores muestran su producto y el de su (s) competidor (es).

Averigüe qué marca prefieren, y lo más importante, descubra por qué. ¿Es el sabor, el empaque o lo que creen que representa?

Desarrollar una declaración de posicionamiento del producto, es una necesidad para ayudarlo a pensar en toda su experiencia de marca.

Asegúrese de que el público sepa si su proceso es «ecológica» o si apoya a una organización benéfica favorita.

Todos estos factores contribuyen a una mejor percepción del producto.

 

Descubra si los consumidores reconocen sus productos

Una gran compañía salinera cambió una vez su paquete sin decirle a la población hispana, uno de sus grupos de usuarios clave. No es sorpresa; perdieron ventas. El envasado de alimentos necesita hacer más que proteger su producto.

El embalaje comunica su identidad de marca que hace que el producto salga volando.

Evalúe el valor percibido de sus productos

Las percepciones de valor vienen en todas las formas y tamaños. El valor es una función de calidad, precio y cantidad.

Por ejemplo: No se olvide de decirle a los clientes que su producto tiene un proceso de refinación superior, una menor huella de carbono o un contenedor más grande y más completo que el de su competidor.

Averigüe dónde se encuentra en el ciclo de vida del producto

¿Está desarrollando un nuevo lanzamiento de producto, un relanzamiento, un producto experimentado, o es usted la única marca de confianza durante generaciones?

Puede posicionar cada uno de ellos como una ventaja de marca positiva.

Maximice sus mejores canales de distribución

Si está vendiendo un producto orientado a los jóvenes, de un solo servicio y en movimiento, entonces no quiere pasar por alto las tiendas de conveniencia.

Por el contrario, si su producto se presta a ventas a granel, asegúrese de acercarse a las tiendas del almacén.

Recuerde que, dada la venta minorista electrónica, los supermercados tradicionales ahora representan menos de la mitad de todas las ventas de productos alimenticios.

Defina su estrategia para aumentar su cuota de mercado

Prácticamente nadie posee una sola categoría de producto, incluso los jugadores más dominantes. Siempre hay espacio para crecer.

Sin embargo, el tamaño del pastel es finito. La única forma de obtener más del pastel es quitárselo a otra persona. Entonces, ¿cómo obtendrá su parte del pastel?

Puede hacerlo a través de extensiones de línea (por ejemplo, más artículos, más SKU), puede hacerlo expandiéndose a más canales de venta, o puede aumentar su participación de mercado mediante la empresa conjunta con un jugador compatible y no competitivo.

Esto le permite aumentar su volumen. Por ejemplo, si vende mantequilla de maní, elabore una promoción conjunta con un fabricante de gelatinas y mermeladas (promociones cruzadas o un joint venture).

Determine si tiene conocimiento de la marca y preferencia de marca con el comercio

Los productos alimenticios y de bebidas en el comercio minorista requieren el desarrollo del argumento de venta minorista ganador  porque los minoristas son los guardianes del estante.

Puede unirse a las asociaciones comerciales de su minorista o mayorista y servir en comités, asistir o  exhibir en las ferias comerciales, remitir a otros empresarios de alimentos al minorista y columnas de autores invitados para la prensa especializada.

Piense en lo que se ha comprometido con la construcción de marca a largo plazo

Es fácil caer en la trampa de solo promocionar el trato de la semana. Al final, te mantiene en los estantes, pero no construye su marca.

Los consumidores son inconstantes y cambiarán de marca para obtener el precio de venta y luego volverán a cambiar.

Para generar lealtad, debe publicitar y promocionar continuamente los atributos de su marca, tanto los físicos como los intangibles.

Participar en el  marketing relacionado con la causa  ayuda a este esfuerzo. Los consumidores siempre apoyarán la marca que creen que respalda sus ideales, su estilo de vida y sus valores.

Demuestre que realmente le importan y los clientes continuarán comprando y recomendando su marca.

Haga todo lo de arriba

En pocas palabras, si no hace las preguntas correctas, ¿cómo puede encontrar las respuestas correctas? No todos tienen la visión de un Steve Jobs.

La gran mayoría necesita realizar al menos alguna investigación de mercado informal con las personas más importantes en su mundo, sus clientes.

Los emprendedores de alimentos pueden aprender de sus clientes porque a las personas les encanta dar sus opiniones.

Las redes sociales facilitan la pregunta sobre el diseño de su paquete, los puntos de precio, las promociones, el gusto de sus productos y las campañas publicitarias antes de ir al mercado.

Se llama «seguro de marketing». Ahórrese mucha ansiedad (y gastos) al conocer las preferencias del consumidor antes de embarcarse en el nuevo y costoso empaque, la pantalla del punto de compra y la campaña publicitaria.

#SeguimosEnLínea