¿Cuáles son los grandes mitos del emprendimiento?

¿Quieres comenzar un nuevo negocio? Entonces comienza por cuestionarte todo lo que sabes sobre el lanzamiento de una empresa.

Existen muchos mitos sobre el emprendimiento que hacen tropezar a los nuevos miembros de negocio, por lo que antes de invertir tiempo y dinero en una idea basada en lo que crees conocer.

Es prudente tener una idea clara de qué esperar en términos de compromiso de tiempo, gastos, planificación y personal.

¡Aquí te va una lista de mitos comunes sobre el emprendimiento que te ayudarán a crear perspectivas realistas, y una mejor posibilidad de éxito!

Mito 1. Cuando comienzas tu propio negocio, tienes más tiempo

Si por libertad quieres decir “la libertad de trabajar muchas más horas que un empleado asalariado”, entonces sí, justo eso es lo que tendrás.

Después de que tu negocio esté bien establecido y sea rentable, es posible que puedas llegar a un punto en el que trabajes normal.

Sin embargo, cuando apenas estás iniciando, planifica al menos un año de trabajo tomando incluso unas horas de tu sueño.

Esta es una realidad para tanto aquellos que se han vuelto millonarios, como para escritores, fotógrafos, propietarios de tiendas y de otros negocios independientes con éxito moderado.

Mito 2. Necesitas una nueva idea de producto o servicio para triunfar

Piensa en cuánto tiempo los humanos han estado fabricando, vendiendo y comprando cosas. Durante miles de años las personas, han utilizado ropa, ingerido alimentos, utilizado algún tipo de transporte, etc.

Esos elementos han evolucionado con el tiempo, pero nunca ha habido algo nuevo de gran éxito. Pongamos como ejemplo la rueda.

Refinar las ideas existentes para servir mejor a los clientes es la forma más probable de encontrar un nicho u oportunidad exitosa.

Desarrolla un plan de negocio claro y conciso basado en tu mejor “trampa para ratones”, e inicia desde allí en lugar de tratar de invocar algo único de tu imaginación.

Mito 3: Como un propietario de negocios, es rentable hacerlo todo por ti mismo

Tal vez al principio puedas ocuparte de los libros, los productos, el marketing y la limpieza de la oficina, pero en algún momento tu tiempo va a ser más valioso para el trabajo, que para las tareas dentro del negocio.

Una vez que llegues a este punto, cada vez que gastes tiempo en tareas que podrían ser delegadas, en lugar de desarrollar nuevos productos, reservar nuevos clientes o expandir el mercado, será un costo de oportunidad perdido.

Ese punto puede llegar antes de lo esperado, especialmente una vez que tus ventas comienzan a incrementarse.

Mito 4: Puedes externalizar prácticamente todos los aspectos de tu negocio

Como se mencionó anteriormente, en algún punto puede tener sentido subcontratar algunas de tus tareas comerciales.

Pero la fantasía de comenzar cultivando todos tus procesos, y luego sentarte y recaudar ingresos, no es nada realista.

Esto se debe a que la subcontratación de alta calidad cuesta dinero que quizás no tengas disponible para gastar cuando recién comienzas.

Y además subcontratar barato y de baja calidad es una buena manera de fallar rápidamente.

Tus procesos comerciales, la calidad del producto y el servicio al cliente pueden sufrir, por lo que puedes terminar apagando incendios, en lugar de hacer crecer el negocio.

Mito 5: Hoy en día se puede comenzar un negocio sin dinero

Es posible que puedas comenzar un negocio con un mínimo costo inicial, y es posible también que puedas utilizar el dinero de otra persona para comenzar: de cualquier manera necesitarás de algunos fondos.

Mito 6: Necesitas capital de riesgo para comenzar tu negocio

La competencia para la inversión privada seria y feroz. Al menos que ya tengas algunos éxitos y una idea que llame la atención de los inversores, probablemente no obtendrás capital de riesgo, y probablemente ni lo necesites.

La mayoría de las personas que deseen comenzar un nuevo negocio y que necesiten capital, deberían considerar un préstamo a un banco local o alguna institución.

Mito 7: Tu familia y amigos pueden ayudarte a lanzar tu negocio

Todo emprendedor considera contratar amigos y familiares en algún momento, o incluso pedirles que trabajen gratis. La tentación es comprensible.

Tú ya conoces y confías en estas personas, y además pueden tener las habilidades que necesitas.

No obstante, la mayoría de los expertos desalientan a los dueños de nuevos negocios a confiar en sus amigos y familiares por dos razones:

  • En primer lugar, trabajar con familiares y amigos es una habilidad nivel experto que incluso los dueños experimentados de negocios luchan por dominar. Las dinámicas de trabajo afectan las relaciones personales fuera de la oficina, incluso si no tiene que corregir, volver a capacitar o despedir a alguien que te importa.
  • En segundo lugar, pedirle a cualquier persona que trabaje en tu negocio de forma gratuita devalúa su trabajo, y por lo tanto no invierten la atención y el tiempo que un proyecto necesita.

Al tener claro lo que realmente implica comenzar un negocio, es posible que debas cambiar tu enfoque antes de comenzar.

Pero al saber lo que puedes esperar, es más probable que comiences por el camino correcto.

#SeguimosEnLínea

Por |2018-02-28T18:37:14+00:001 marzo , 2018|Emprendimiento|
RSS
EMAIL
FACEBOOK
GOOGLE
TWITTER
PINTEREST
LINKEDIN