El 70% de los usuarios de teléfonos inteligentes comparten imágenes desde su teléfono de manera regular. 

Ese es un número sorprendente, donde los propietarios de pequeñas empresas pueden aprovechar de innumerables maneras.

Si tiene una ubicación física, una tienda minorista, un restaurante o una oficina, debe crear oportunidades donde puedan tomar fotografías que faciliten luego a sus clientes y así poder compartirlas.

Cómo hacer que sus clientes tomen y compartan fotos de su negocio

Usando estimulación visual

Veamos un ejemplo fácil: restaurantes

Los restaurantes sirven comida, y la parte más importante de la preparación de alimentos (después de la higiene) es la presentación. 

Vemos la comida antes de probarla. 

Nos estimula entonces, para los restaurantes, hacer que los clientes tomen fotos de sus comidas es una victoria fácil. 

Incluso hay aplicaciones móviles y redes sociales dedicadas a esas imágenes, como Foodspotting.

El ambiente y la decoración del restaurante también pueden brindar excelentes oportunidades para compartir fotos.

Cómo hacer que sus clientes tomen y compartan fotos de su negocio

Ponerse creativo

Pero, ¿y si no sirve comida? ¿Qué pasa si usted es un dentista o un despacho de abogados o un contador? ¿Qué oportunidades fotográficas les dará a sus visitantes?

Después de todo, las salas de espera tienden a tener el mismo aspecto: algunas sillas, una mesa auxiliar con algunas revistas, tal vez una planta en la esquina y algunas impresiones enmarcadas en la pared. 

Dice “bla” mucho más de lo que dice, tome una foto y compártala y cuénteles a sus amigos de donde se saca sus dientes, impuestos y documentos legales.

Aquí es donde necesita ser creativo.

Cómo hacer que sus clientes tomen y compartan fotos de su negocio

Únase a los “extraño”

Yo paso mucho tiempo en tiendas vintage. Principalmente no voy a comprar cosas sino a fotografiarlas. 

Me encantan las curiosidades que siempre están escondidas en un rincón polvoriento de estas tiendas, me encanta encontrar artículos únicos e inusuales, a veces incluso vuelvo a casa con algunos de ellos. 

Las tiendas vintage a menudo hacen que la gente pare y mire dos veces. Y muchas veces, los clientes sacarán sus teléfonos inteligentes y tomarán una foto para compartir con sus redes.

Ahora, si los clientes lo hacen en una tienda vintage porque ven algo “extraño” que quieren compartir, ¿cree que podrían hacerlo cuando ven esa curiosidad en un entorno como una sala de espera? 

Estoy bastante segura de que lo harían. 

Brindar a las personas la oportunidad de tomar y compartir imágenes divertidas les ayuda a aumentar su capital social, lo cual es un motivador importante para aprovechar las redes sociales.

Visite una tienda vintage local, encuentre alguna rareza que esté relacionada con su negocio o que de hecho no tenga nada que ver con eso, y póngala en la sala de espera, el área de recepción, el baño o alguna otra parte de su ubicación que pueda hacer.

Los clientes hacen una doble toma. Luego mire las fotos que comienzan a aparecer y, por supuesto, las menciones a su negocio.

¿Qué oportunidades de fotos brinda a sus clientes para que les resulte fácil y divertido compartir cositas sobre su negocio?

#SeguimosEnLínea