A menudo las empresas se encuentran con tensiones de tesorería las cuales muchas veces aparecen como consecuencia de aplazar el pago a sus clientes.

Esto puede dar lugar a necesidades de liquidez y así acuden al servicio de factoring para anticipar su cobro.

El factoring es el servicio en el que una entidad adelanta el dinero de una factura a la empresa emisora de la misma y una vez llega el vencimiento, la empresa deudora paga directamente a la entidad que ha anticipado el dinero.

La empresa cedente paga a cambio un tipo de interés por el servicio.

Anteriormente, cuando las empresas se encontraban con una situación así, no dudaban y acudían a su sucursal bancaria habitual para solicitar el servicio.

Pero ya existen otras opciones interesantes y muchas veces más ventajosas que los métodos tradicionales. Conoce una de las que está cogiendo mayor importancia en nuestro país en este artículo.

Beneficios del factoring para las empresas

Beneficios del factoring para las empresas

Antes de ver donde se puede acudir para solicitar el servicio, veamos algunos de los beneficios del factoring para las empresas cedentes.

Gracias a este servicio, las empresas obtienen liquidez inmediata y además, si se trata de un factoring sin recurso, no se recurrirá a la empresa cedente a reclamar la deuda.

Ahora sí, veamos la alternativa no bancaria para solicitar el anticipo de facturas de tus clientes.

Anticipar el cobro de tus facturas sin bancos

En los últimos años han surgido nuevos métodos para anticipar el cobro de las facturas, y una de las alternativas que más auge está cogiendo en España es el denominado crowdfactoring.

La diferencia fundamental entre este nuevo método y el factoring tradicional es quién anticipa el dinero a la empresa.

En el caso del crowdfactoring son inversores particulares (u otras empresas) las que anticipan el dinero, y no un banco.

Más adelante te contamos más diferencias con el servicio tradicional bancario.

crowdfactoring

¿Cómo surge el crowdfactoring?

Debido al auge de internet, la necesidad de las empresas de diversificar sus fuentes de financiación y de los inversores de encontrar operaciones de inversión en las que obtener una alta rentabilidad, surge un nuevo método de financiación e inversión alternativa donde las empresas obtienen préstamos provenientes directamente de inversores privados que les prestaban su dinero a cambio de una rentabilidad.

Por tanto se trata de un método win-to-win donde todo esto es gestionado a través de una plataforma que actúa como intermediaria entre ambas partes. Este nuevo método es el crowdlending.

A raíz de este nuevo sistema financiero, surgen nuevos productos que se adaptan al mismo sistema.

Así surge el crowdfactoring donde en lugar de préstamos, el producto que se ofrece es el anticipo de facturas para empresas y una inversión a corto plazo con atractiva rentabilidad para los inversores.

A través del portal de acceso MytripleA, se puede acceder a ambos productos tanto a préstamos como a factoring.

Funcionamiento

El funcionamiento del anticipo de facturas en la plataforma MytripleA es el siguiente.

  1. La empresa solicita el anticipo de facturas a través de la web, de una manera 100% online.
  2. Una vez la empresa aporta la documentación solicitada, la plataforma analiza tanto a la empresa cedente o solicitante, como a la empresa deudora de la factura. Si el análisis finaliza con resultado positivo, se aprueba al deudor y se le asigna un límite de anticipo.
  3. A partir de ese momento, la empresa cedente podrá anticipar las facturas de este deudor hasta dicho límite directamente desde su panel de control de la plataforma, sin nuevos análisis.
  4. Las facturas que el cedente quiera anticipar se publican en el marketplace donde los inversores podrán comenzarán a prestarle su dinero a cambio de una rentabilidad, que será el tipo de interés que pagará la empresa por el anticipo. Cada inversor podrá prestarle desde 50€, por tanto habrá múltiples inversores en una sola factura. Estos inversores adquieren los derechos de cobro de las facturas en las que participan.
  5. Si el cedente quisiera incluir nuevos deudores para anticipar sus facturas, simplemente se realizará un nuevo análisis del nuevo deudor, y una vez aprobado y asignado un límite, también podrá anticipar las facturas que desee del mismo.

Por tanto, se trata de un proceso muy sencillo y ágil.

Beneficios del factoring para las empresas

Diferencias con el factoring bancario

Como decíamos anteriormente, una de las diferencias fundamentales es quién presta el dinero a la empresa cedente, siendo inversores particulares u otras empresas en el caso del crowdfactoring, y un banco en el caso del factoring bancario.

A través del crowdfactoring toda la solicitud y tramitación es 100% online, sin desplazamientos y se podrá solicitar y enviar la documentación requerida las 24 al día.

Una de las características que más valoran las empresas es la agilidad y recurrencia del servicio de crowdfactoring”, afirma Sergio Antón, CEO de MytripleA Factoring.

Esto es debido a que una vez que un deudor está aprobado por la plataforma, el cedente podrá subir sus facturas a su panel de control y seleccionar desde ahí cuáles de ellas quiere anticipar.

Se pondrán a disposición de los inversores casi automáticamente y en pocas horas el cedente tendrá el dinero en su cuenta.

Otra de las ventajas es que empresas de menor tamaño también pueden obtener este servicio de anticipos.

Muchas de las empresas que anticipan las facturas a través de MytripleA han tenido dificultades para obtener el servicio a través de otros métodos tradicionales”, continúa Sergio.

Además, ni la empresa cedente ni la empresa deudora de las facturas consumen CIRBE a través del crowdfactoring, ni tienen que contratar productos adicionales lo que hará que no se encarezca el servicio.

Y si además se trata de una cesión global, la empresa cedente no se tendrá que ocupar del cobro de las facturas del deudor aprobado, se encargará la plataforma.

Otra de las ventajas es que este tipo de plataformas apuestan por la transparencia, claridad y evitan la letra pequeña, por tanto conocerás todas las características del servicio desde el principio.

Un servicio muy interesante al que cada vez más empresas en nuestro país recurren.

#SeguimosEnLínea

Acerca del Autor

Sergio Antón

Sergio Antón, CEO de MytripleA Factoring
Cofundador de MytripleA. Ex socio y abogado de Gómez Acebo & Pombo. Abogado de Simpson Thacher & Barlett (Nueva York), miembro del European Crowdfunding Stakeholders Forum de la Comisión Europea.

Web: https://www.mytriplea.com/