5 pasos para construir una marca personal dinámica

Todos conocen la importancia de una buena marca cuando se trata de su negocio, pero ¿qué pasa con la marca que se asocia contigo como individuo? Piense en Oprah. Richard Branson. El Dalai Lama.

Puedes sentirte un poco incómodo de pensar en ti mismo como una marca. Pero la verdad es que todos ya tenemos una marca personal: es la historia que se cuenta de ti cuando no estás en la sala. La mía por ejemplo, es Nana González.

¿Qué dice la gente sobre tu trabajo? ¿Qué adjetivos usas para describirte? ¿Son positivos o críticos? ¿Tu historia también se cuenta en línea?. ¿Qué se dice de ti en el espacio virtual? ¿Tienes la opción de administrar activamente tu marca o la dejas al azar?.

Construir tu marca personal intencionalmente te permitirá contar tu historia tal como deseas que te lo digan, establecerte como un experto y líder en tu campo y conectarte con tus clientes e ir más allá de tus productos y servicios únicamente.

Entonces, ¿cómo se puede construir una marca personal efectiva?

1. Aprovecha el poder de tu marca personal:

Dedo apuntando a un punto en un mapa

Está bien, entonces está claro que necesitas una marca personal si quieres tener éxito. Pero, ¿cómo exactamente te va a ayudar? ¿Cuáles son tus razones específicas para querer crear una marca fuerte? Tener claro lo que intentas lograr con tu marca te ayudará a planear los pasos para llegar allí.

Freelance

Como un profesional independiente que trabaja en una base de proyecto a proyecto, una marca personal es absolutamente crítica. Tu marca personal ayudará a crear conciencia de tu existencia y generará credibilidad y confianza para que más clientes busquen tus servicios. En última instancia, una marca personal fuerte significa que los clientes acudirán a ti en lugar de tener que esforzarse por encontrarte, lo que te ahorrará tiempo y dinero.

Empresarios y dueños de negocios

Como propietario de un negocio, ya deberías estar construyendo tu marca comercial. Tu estrategia de marca incluirá tu propósito general y tus valores, los beneficios que tu marca representa y la diferencia de tu competencia, así como elementos tangibles como tu logotipo y los colores y la tipografía que se encuentran en todos tus materiales. Pero detrás de tu marca comercial también hay una marca personal.

Piensa en Richard Branson. Tiene 11.3 millones de seguidores en Twitter; compara eso con las cuentas de Twitter de sus propiedades Virgin Atlantic (556K), Virgin Galactic (171K) y Virgin Media (225K). Como declara en su perfil, es un “aventurero, filántropo y alborotador que detesta los lazos, que cree en convertir las ideas en realidad”. Branson usa su marca personal para respaldar sus diferentes iniciativas y hacer que la gente compre sus empresas.

Captura de pantalla del perfil de Twitter de Richard Branson
Richard Branson es conocido por su actitud amante de la diversión, su pasión por lo que hace y su creencia en el equilibrio entre el trabajo y la vida para él y sus empleados.

La gente está naturalmente interesada en otras personas y sus historias. Quieren saber por qué configuras tu negocio en primer lugar, qué representas y qué talentos y caprichos traes a la mesa. Cultivar una marca personal fuerte humanizará su negocio y le permitirá desarrollar relaciones más sólidas que llevarán a una exposición más amplia.

Como emprendedor, también es probable que inicies más de una empresa a lo largo de los años. Tu empresa comercial actual puede fallar (¡afortunadamente no!) Y puedes vender tus acciones y pasar a tu próximo proyecto, pero tu marca personal sigue viva.

Empleados de tiempo completo

Pastel de arándanos y moras con una pieza faltante
Mmm pie! Via Erol Ahmed.

La marca personal no es solo para trabajadores independientes: también puede servirlo como empleado.

Si desea ser considerado para asignaciones o promociones interesantes, entonces deberá construir su marca personal internamente en su empresa. Desafortunadamente, trabajar duro no es suficiente en estos días.

Para crecer profesionalmente, deberás considerar las tres piezas del pastel profesional: Rendimiento, Imagen y Exposición.

  • El rendimiento es fundamental, por supuesto. Necesita entregar resultados de calidad en su trabajo diario.
  • La imagen es acerca de lo que otras personas piensan de ti: ¡es tu marca personal!
  • Y la última parte, Exposición, trata de asegurarse de que la gente sepa quién eres más allá de la rutina diaria (a continuación, te mostraré cómo).

Si estás buscando cambiar de trabajo o carrera, querrás construir tu marca personal fuera de la empresa. Tener una reputación como líder en tu industria te servirá bien cuando vayas a un puesto en una compañía donde nadie te conoce personalmente.

2. Encuentra tu historia

Columnas clásicas sosteniendo un techo

Antes de que empieces a contar tu historia, debes averiguar cuál será esa historia. ¿Por qué quieres ser conocido? ¿Qué te hará destacar contra tu competencia?

Un marco de marca comercial, o historia, consiste en una serie de elementos claves:

1. Propósito de la marca

¿Cuál es tu propósito general, tu ‘por qué’? ¿Por qué te levantas por la mañana y vas a trabajar? ¿Qué es lo que finalmente estás tratando de lograr? Esto podría ser un éxito profesional o ayudar o apoyar a otros con su producto o servicio.

2. Valores fundamentales

Las marcas son cada vez más impulsadas por el valor hoy en día y tu marca personal debe ser aún más. ¿Qué quieres representar? ¿Qué valoras más en tu vida personal y profesional? ¿Creatividad e innovación? ¿Integridad y respeto? ¿Disciplina y confiabilidad? Trata de llegar a 5 valores centrales.

3. Beneficios de la marca y razones para creer

Una marca necesita tener claro los beneficios funcionales y emocionales que brindas a tus clientes. Cuando se trata de tu marca personal, ¿cuáles son las habilidades duras y blandas que traes a la mesa? ¿Cuáles son tus puntos fuertes únicos?

Las habilidades duras son cosas aplicables, como (en mi caso) la redacción, el asesoramiento y la tutoría, hablar en público, la facilitación de talleres, la estrategia comercial, la marca y el marketing. Las habilidades blandas son atributos como automotivación, fuerza, independencia, pensamiento rápido y mente abierta.

A continuación, tendrás que considerar la evidencia que tienes para respaldar esos reclamos. ¿Qué premios y elogios tienes? ¿Qué calificaciones o testimonios de clientes? Haz una lista de todos tus títulos, premios, credenciales, testimonios, apariciones destacadas en los medios y ejemplos claves de tu trabajo (es decir, un canal de YouTube con tus mejores compromisos de disertación o un blog profesional que incluya tus mejores ejemplos de escritura).

En mi caso, tengo 2 blogs de mis marcas comerciales: Magenta IG y EventoCorp. Pero, el blog para mi marca personal es El Mundo de Nana

4. Elementos de marca tangibles

Finalmente, una marca siempre tendrá elementos tangibles como un nombre de marca, logotipo, colores y fuentes. ¿Cuáles son los elementos tangibles de tu marca personal?. El mío es:

Nana González es mi marca personal

On Line, esto incluirá los colores y elementos de diseño que utilizas en tu sitio web y redes sociales. Muchos profesionales independientes que crean una marca con su nombre también obtienen un diseño de logotipo personal para usar en tarjetas de presentación, su sitio web, etc.

Off Line, la marca personal abarca tu apariencia física, incluida tu apariencia, la ropa que usas y cómo hablas, así como también como cualquier rareza de ¡tu personalidad que sea memorable!

Juntándolo todo

Crea tu propio marco de marca personal (puedes seguir el formato mío o crear tu propio formato), imprímelo y guárdalo donde puedas verlo. Como lo harías con una marca comercial, ahora puedes usar este marco para guiar todo lo que haces, alineando tu marca personal en línea y fuera de línea con tu mejor yo.

las marcas personales

3. Evalúa tu marca tal como está hoy

Ahora que has creado la historia que deseas contar, echemos un vistazo a la historia que se cuenta actualmente.

¿Qué dice Google de ti?

¿Cómo vas a averiguar más sobre alguien? Los buscarías en Google, ¿verdad? Es bastante estándar. De hecho, el 70% de los empleadores usan Google para verificarlo, mientras que el 70% revisa sus perfiles de redes sociales como parte del proceso de contratación.

¡Esto es oficialmente una excusa para Google! ¿Qué viene primero? ¿Es tu perfil personal de Facebook o tu página de LinkedIn? Haz clic en la pestaña de imágenes de Google: ¿qué fotos ves? ¿Son fotos que quieres que vean los contactos profesionales? ¿Incluso apareces o los resultados de búsqueda están dominados por otra persona con tu nombre?

Si la imagen que se presenta en Google está lejos de la imagen profesional que desea proyectar, o si no aparece en absoluto, ¡entonces tiene algo que hacer!

Nana González

Cuando comencé a administrar mi marca personal, cuando dejé mi trabajo en el 2009 y considerando los siguientes pasos, cuando buscaba mi nombre Adriana González Hernández aparecía siempre primero que yo, una mujer en México que está en la política.

¿Qué historia estás contando en las redes sociales?

Ahora repasemos tus perfiles de redes sociales y veamos qué historia estás diciendo allí.

Facebook es a menudo el mayor culpable. Tu perfil puede estar lleno de quejas sobre alguna injusticia contra tu equipo local o fotos de borrachos con los muchachos en un bar de deportes. Tal vez se queja de tener que ir a trabajar con una gran resaca cada lunes por la mañana o publica muchos videos de gatos. ¿Qué hay de esos selfies grupales de grupo cuando sales con las chicas? Ahora es el momento de considerar la imagen que se podría formar en las mentes de posibles clientes y empleadores cuando vean estas imágenes y actualizaciones.

Considera configurar una página separada para tu persona de negocios y ponle un límite en tu perfil existente de Facebook con estrictas configuraciones de privacidad. De esa forma, solo tus amigos y familiares más cercanos verán tus selfies y vociferaciones. (O, mejor aún, ¡guárdalos para ti solito!)

El otro grande es LinkedIn. ¿Tu perfil está actualizado? ¿Cuál es el mensaje que surge en las recomendaciones y en las actualizaciones? ¿Qué tipo de contenido te gusta y comentas? Un perfil desactualizado o super negativo no da una gran impresión.

¿Qué pensaría un posible empleador de ti basándose en lo que encuentran en línea? Repite esta evaluación de todos tus perfiles de redes sociales y toma nota de cualquier cambio que deseas realizar.

¿Y en el mundo offline?

Cuando se trata de tu presencia fuera de línea, es un poco más difícil evaluar qué historia estás diciendo.

Como empleado, puedes consultar tu evaluación anual y los comentarios ​​que recibes de tu jefe y tus colegas. De lo contrario, puedes intentar preguntarle a la gente cómo te describirían, si te recomendarían a alguien: ve si mencionan los puntos claves que deseas impulsar.

También es útil mirar honestamente tu apariencia física. ¿Tu ropa y accesorios (esto incluye tatuajes o piercings) son apropiados para tu entorno de trabajo? Puede que no pienses que se ve importante, pero las personas todavía hacen un juicio rápido de las personas en los primeros momentos de un encuentro físico. ¿Qué quieres que digan de ti?

4. Comparte tu historia con el mundo

Ahora que ya sabes cómo te ves en el mundo de hoy, puedes comenzar a dar vida a tu nueva historia.

Nana González en LinkedIn

Una foto profesional, un título convincente y un resumen cuidadosamente elaborado garantizarán que tu perfil de LinkedIn atraiga la atención adecuada.

Aprende a amar a LinkedIn

Hay tantas redes sociales diferentes por ahí, pero para el mundo profesional, LinkedIn es la tierra elegida. Aquí hay algunos consejos rápidos:

1. Invierte en una foto profesional

Vale la pena invertir en buenas fotos; al menos, solicita los servicios de un amigo que tenga una cámara adecuada si no deseas gastar dinero. ¡Necesitas una buena iluminación, un fondo neutro y una bonita sonrisa! Sin caras de pato o fotos de boda mal recortadas, por favor.

Y, mientras tanto, cuando subas una foto tuya, asegúrate de que esté optimizada para la búsqueda.

2. Personaliza tu título

Vamos, eres mucho más que un “profesional independiente”. Considera usar el tono adecuado, tienes uno, ¿no? O al menos los puntos claves para capturar todo lo que puedes hacer.

Y si es un empleado, no te apoyes en el título de tu trabajo. En su lugar, usa palabras que ilustren las responsabilidades principales de tu trabajo. Si estás buscando cambiar de puesto o carrera, querrás utilizar un lenguaje que te ayude a iniciar el proceso de avanzar hacia esa nueva dirección.

3. Escribe un resumen convincente

La sección de resumen es lo primero que la gente verá después del título y es un lugar privilegiado para incorporar los elementos claves de tu marco de marca personal. Esta es tu oportunidad para que el lector sepa quién eres y despiertes su interés para que investigue el resto de tu perfil.

El resumen debe escribirse en primera persona (“Trabajo con …”). Piensa con quién estás hablando y tus mensajes claves. Resalta tus mayores logros y, si es necesario, explica los vacíos o desviaciones que de otra manera no tendrían sentido en tu trayectoria profesional. Intenta proporcionar un llamado a la acción, como tu dirección de correo electrónico para que se puedan comunicar contigo fácilmente.

4. Elabora tu experiencia laboral

Los títulos de trabajo por sí solos no dicen demasiado, así que asegúrate de continuar contando tu historia a través de cada una de las posiciones o proyectos que anotas en tu perfil. Resalta las responsabilidades y los logros claves que respaldan tu mensaje principal (recuerde la pieza de “credibilidad” del marco de tu marca en el n. ° 2).

5. Obtén recomendaciones de empleadores anteriores

Los testimonios y las revisiones son excelentes para generar credibilidad y confianza. No dudes en preguntarle a la gente explícitamente, incluso dándoles algunos ejemplos del tipo de cosas que te gustaría que mencionaran. La gente por lo general no escribirá algo a menos que se lo pidas.

6. Agrega tus habilidades claves

Asegúrate de que tus habilidades y fortalezas más importantes estén incluidas en la sección de habilidades. También puedes mezclarlos para que las tres habilidades más importantes aparezcan en la parte superior.

marcas personales

Crea tus perfiles profesionales

Si eres un profesional independiente que obtienes trabajo de sitios, querrás asegurarte de que tu perfil, cartera y revisiones también reflejen los valores de tu marca personal.

Selecciona tus redes sociales de preferencia

No tendrás tiempo para administrar activamente cada una de las redes que existen, así que elige cuidadosamente. Piensa quiénes son, en qué tipo de negocio o industria se encuentran y quiénes son tus clientes.

Twitter

Usa esa fotografía profesional que has tomado y asegúrate de que tu biografía de Twitter capture tu historia (¿recuerda ese gran ejemplo de Richard Branson?) Y que tus tweets son consistentes también.

Agrega un poco de personalidad, debido que simplemente compartir artículos de la industria puede ser un poco seco. Puedes fijar una pieza clave de contenido en la parte superior de tu perfil para asegurarte de que sea lo primero que la gente vea cuando aparecen en tu perfil (en lugar de tu tweet aleatorio sobre el chico guapo que vistes en el tren esta mañana).

Facebook

Crear una página de Facebook específica para tus conexiones profesionales es una buena idea si deseas mantener tu vida privada privada. Puedes elegir una página de “autor” o una “figura pública”. Asegúrate de que tu sección “Acerca de” esté completa, que hayas vinculado a tu sitio web y que tengas una imagen de perfil e imagen de portada de alta calidad. ¡Puedes (¡y deberías!) dejar que tu personalidad brille ahí!, pero mantén un tono profesional y crea una página que enorgullecería a tu abuela.

Instagram

Si eres una persona creativa, o si te apasionan la comida, la belleza, la moda, etc., una plataforma más visual como Instagram puede ser una excelente forma de construir tu marca personal de una manera hermosa. De nuevo, asegúrate de que tu biografía capte la esencia de tu historia y que tus pines y publicaciones respalden esa historia.

mi página web

Trabaja tu sitio web

Si quieres tomarte en serio la construcción de tu marca, necesitas un sitio web. No tiene por qué ser elegante, solo un par de páginas con una breve biografía, tu CV y ​​tus datos de contacto, con enlaces a tus perfiles de redes sociales.

Puedes crear un sitio básico en Tumblr y Medium o puede crear algo más sofisticado con WordPress. Obtén un nombre de dominio personalizado (www.nanagonzalez.com en lugar de www.nanagonzalez.wordpress.com) y has que alguien te haga el copywriting (¡eso se aplica a todas las plataformas en línea! )

Ah, y mientras estamos en dominios: Por favor, POR FAVOR, no utilices una dirección de Hotmail para contactos profesionales. Es vergonzoso. De Verdad. Gmail es el estándar en estos días, así que como mínimo deberías obtener algo como nanag313@gmail.com. Es incluso mejor si puede proteger tu propio nombre de dominio, por ejemplo, hola@nanagonzalez.com, obtendrás esto automáticamente si tiene tu propio sitio web.

Y una vez que hayas hecho todo este trabajo excelente para actualizar tus perfiles y plataformas, querrás asegurarte de que evolucionen contigo. Asegúrate de verificar de vez en cuando y mantener tus perfiles actualizados.

5. Poner a prueba las cosas con un nivel increíble de contenido

Ya solucionado todos tus perfiles sociales para que estén actualizados y cuenten la historia correcta. ¡Increíble! Pero aunque es bueno tener esta presencia básica en línea, si te paras allí, nadie sabrá que existes. Para establecer conexiones reales, debes involucrarte activamente con personas reales.

Puedes comenzar ese proceso compartiendo y comentando el contenido de otras personas que sea coherente con los valores y mensajes de tu marca personal. Un diseñador gráfico haría bien en dar un me gusta a un artículo de LinkedIn que promete 7 consejos para el diseño del logotipo o agregar tu perspectiva a una página titulada  Debe tener habilidades para cualquier diseñador gráfico, pero probablemente deberías evitar ser absorbido por largos temas polémicos sobre las políticas.

Una vez que te sientas cómodo con este tipo de interacción, puedes comenzar a crear y publicar tu propio contenido. Depende completamente de ti y el formato que elijas. Si te encanta escribir, agregar un blog a tu sitio web personal podría ser una buena idea, o podrías escribir artículos en LinkedIn.

Esto también te ayudará a aparecer más alto en las clasificaciones de búsqueda. Si eres un poco parlanchín, ¿por qué no pruebas el podcasting o el vlogging? Tal vez prefieras esconderte detrás de una cámara, en cuyo caso compartir tus bellas fotografías en Instagram podría ser la mejor opción para ti.

Puede que tengas que salir de tu zona de confort y aprender una nueva habilidad, pero te sorprenderás de lo rápido que mejoras con un poco de práctica constante.

cómo crear tu marca personal

No te olvides de las buenas redes antiguas

A lo largo de todos estos procesos, asegúrate de mantenerte en contacto con los contactos existentes, habla con desconocidos en conferencias y otros eventos y busca oportunidades para hablar y compartir tu contenido.

Mucha gente considera que las redes son incómodas, pero en realidad solo habla con las personas, ¡y definitivamente puedes hacer eso! Busca maneras en que puedas agregar valor y ayudar a los demás, y encontrarás que las personas harán lo mismo por ti.

Finalmente, cualquiera sea el formato y la plataforma que elijas, sea cual sea el contenido que crees y publiques, asegúrate de hacerlo con intención. Cada publicación de blog que escribas, cada tweet que envíes, agrega otra pieza al rompecabezas que es tu marca personal.

¡Sigue los pasos para asegurarte de que la imagen con la que terminan las personas sea la imagen que deseas para tu marca personal!

#SeguimosEnLínea

Por |2018-11-09T18:11:02+00:001 agosto , 2018|Branding|
LinkedIn
Facebook
Twitter
Google+
Pinterest
Whatsapp
RSS
Follow by Email