Técnicas de Growth Hacking que funcionan

El Growth Hacking es una estrategia que permite posicionar algo usando la creatividad, la imaginación, el análisis y otras herramientas que manejas a diario. Hacerlo bien es todo un reto.

¿Qué es el Growth Hacking?

Seguramente empieces leyendo este artículo por curiosidad. Para tratar de recabar más información sobre el término del que hablo en el título y en la entradilla: growth hacking. Y seguramente, tu primer intento por conseguir una traducción al español, te haya llevado a asociar la palabra hacker; y concluir que tiene que ser algo negativo y seguramente peligroso o ilegal.

Nada más lejos de la realidad.

En primer lugar porque nada tiene que ver un hacker con un cracker. Y antes de crearte una idea equivocadamente negativa, busca en internet (la Wikipedia puede serte de bastante utilidad) la diferencia entre ambos conceptos (donde el cine ha hecho mucho daño al primero).

Y growth, efectivamente tiene que ver con el crecimiento. Con la forma en la que tu negocio puede crecer sin descanso, de una manera sostenida, y mantenida en el tiempo. Sin altibajos. Consiguiendo llegar al público objetivo que necesitas (leads) y consiguiendo también las ansiadas conversiones. Todo ello de una forma trabajada, intuitiva, y por supuesto, aprovechándote siempre de la competencia. De lo contrario, no sería tan divertido.

growth hacking implica crecimiento

Las cosas que tienes que tener en cuenta para poder moverte en este mundillo son muy sencillas y básicas:

  1. Saber usar técnicas de optimización de motores de búsqueda (SEO).
  2. Saber analizar un sitio web (y ser capaz de mejorarlo, y sin conocimientos de programación).
  3. Manejarte con la publicidad en Internet (y saber mejorarla incluso sin utilizarla).
  4. Centrarte en alternativas de bajo coste (cuanto menos gastes, mejor eres).
  5. Presumir de ello y sacarle los colores a la competencia

Define tus metas

Cuando comienzas un proyecto, lo primero que hay que pensar es en qué va a consistir tu plan de negocio. En cómo vas a definir tus objetivos de negocio y cuáles van a ser las metas que vas a querer utilizar para crecer a corto, medio y largo plazo.

Y no me refiero únicamente al crecimiento económico. Las metas han de ser siempre realistas, asumibles y superables. Para evitar el desánimo inicial y para que puedas seguir trabajando por lo que te interesa. Lo importante es pensar en corto. En lo inmediato. Son números que conformarán el devenir de la marca, y que te permitirán centrarte en conseguir semana a semana las metas que te propongan.

Objetivos irreales acabarán con todo el proyecto. Pero ver que puedes superar hitos complicados con el tiempo, te ayudarán a ser consciente de que lo que quieres conseguir es factible y asumible.

Creer en uno mismo es el principio del éxito.

Por ejemplo:

  • Fijar metas sobre el número de visitas a su sitio web cada semana.
  • Establecer un crecimiento en número de seguidores en las redes sociales, o…
  • Establecer un número de ventas realista de tu tienda online, en un plazo de tiempo corto.

Mejor búscate aliados

¿Mejor solo que mal acompañado? Pues sé listo y búscate una buena compañía. Las redes sociales y los buscadores te ofrecen la posibilidad de encontrar partners y aliados que pueden ayudar a tu proyecto a situarlo donde corresponde. O a darle el pequeño empujoncito que necesita.

Se trata de que aproveches el mercado y de que busques sinergias que os permitan obtener beneficios a los dos. Y a través de todos los canales disponibles. Un ejemplo lo tienes cuando la aplicación de salud y preparación física My Fitness Pal se asocia con Fitbit para que los clientes pudiesen recoger mayores cantidades de datos mientras utilizan ambos sistemas.

Y no necesariamente has de encontrar a tus aliados en el mismo sector. Tienes que pensar en cómo tu marca puede crear conciencia en un sector determinado que sea el que a posteriori impulse a tu proyecto. Y las redes sociales tienen mucho que aportar en este camino. Y seguro que en las redes sociales hay empresas que pueden ser complementarias a la tuya. Complementarse, que no competir.

Se trata de compartir el éxito y recoger resultados por pequeños que parezcan al principio. Los beneficios no tardarán en hacerse notar con una audiencia y un público fiel. Y mejor eso que empezar directamente desde cero.

Aprovéchate de las redes sociales

Podría darte datos estadísticos, pero creo que eres lo suficientemente lúcido y perspicaz como para darte cuenta de que un enorme porcentaje de la población mundial tiene un perfil en alguna red social. Según Statista, el 78% de la población estadounidense lo tiene.

Ergo, las redes sociales podrían convertirse en un canal necesario y básico para definir tu estrategia de GH. Tu negocio puede y debe de crecer gracias a la prescripción. Porque no hay mejor cliente que el satisfecho. Bueno sí que lo hay, el cliente satisfecho que además publica en sus redes sociales que lo has tratado como un rey o que tu marca ha cumplido con creces sus expectativas de compra. Esto puedes dejarlo en manos de la buena ventura, o bien utilizar empresas especializadas en la segmentación y localización de influencers como Master Influencers by Delivery Media.

Tienes que ser consciente de que la mejor manera de que un negocio crezca es involucrar a tus clientes. Y como todos los inicios suelen ser complicados, qué mejor que ponerte en manos de especialistas para conseguir atraer seguidores de la mano de expertos (con quienes puede que llegues a una posible alianza).

Conversa, discute, modera…

Tienes que cuidar el feedback de tus lectores (consuman o no tus productos o servicios). esto significa trabajar la conversación en todos aquellos lugares en los que tu marca esté involucrada: la tienda online, el blog, las redes sociales… Crea alertas, detecta, controla, monitoriza, y no dejes nada al azar. Más del 90 por ciento de quienes compran en Internet leen los comentarios que se dejan de algo antes de realizar una compra formal. Es crítico.

Y no importa si los comentarios son negativos. El reto lo tendrás en conseguir que esa opinión se transforme en positiva y demostrar a los nuevos clientes no lo equivocado que estaba quien opinó mal, sino el cómo conseguiste que cambiara de opinión con una buena atención personalizada.

El potencial de la atención al usuario es exponencialmente brutal. Y con resultados en el tiempo desde el principio.

Luego, crea tu comunidad

Las redes sociales son redundantes y básicas en esta estrategia. Saber localizar aquellas en las que tienes que estar. Identificar a tu competencia, analizar lo que hace y cómo lo hace, y mejorarlo. No se trata de vender tu negocio sino de que sea asumido como una extensión que se implica en el life style de los usuarios. Se trata de atraer a aquellos que pueden ayudar a tu empresa a crecer: al usuario.

Se trata de convertir a la marca en un generic social-media-like, con perfiles personales y dotando de funcionalidad propia a tu sitio web. A parte de ofrecer incentivos a los nuevos usuarios y hacer crecer a la comunidad. Pero piensa en el retorno, en la recompensa para cuando vuelvan, no para cuando se vayan.

Da ejemplo, y que cunda

No por ser pequeño tienes que parecer pequeño. Recuerda que la sombra se hace mucho más alargada al anochecer. Y que en Internet las cosas pueden parecer más grandes de lo que en realidad son. El reto consiste en mantenerlas grandes. Esto facilitará que lleguen hasta ti más proveedores, inversores y clientes.

Se trata de que el look and feel concuerde con la imagen que quieres de tu negocio. Con landing pages que exhiban profesionalismo y confianza. Es lo más importante para el usuario.

Arropa a quien valga la pena, pero también a quien no

Aunque no me gusta nunca utilizar los descuentos, pero premiar a los usuarios que son fieles es algo necesario. Tan solo hay que idear algún tipo de recompensa que no siempre tenga que ver con la parte económica. La idea detrás de este hack es que la gente quiere ser parte de algo especial a donde no todo el mundo puede entrar o conseguir. Hay que llegar al sentimiento del consumidor. Como suele decirse, el éxito está en los más pequeños detalles.

Tu competencia, el ejemplo que vas a mejorar

Mi gran secreto. Si quieres ser mejor que los demás, tan solo tienes que fijarte muy bien en qué hacen, cómo lo hacen, por qué lo hacen y cómo puedes conseguir mejorarlo. La perfección no existe. Ni siquiera tú vas a poder conseguirla. Pero prestando atención a los detalles (ya lo dije anteriormente) podrás reducir el riesgo de que haya fallos o grietas en tu estrategia global.

Esta técnica es la que exploto al máximo para obtener un máximo rendimiento en las redes sociales. Sabiendo aprovechar las deficiencias de quien tienes en frente, y mejorando o tratando de hacer lo posible por igualar lo que haga bien, tienes un gran trecho recorrido. Y con muy buenos e impecables resultados. El crecimiento en las redes sociales es insuperable.

Tú siempre hazlo mejor

No importa lo que pase. El mejor espejo en el que mirarse es en el éxito de los demás porque de ellos puedes aprender tanto lo bueno como lo malo. Son muchos los amigos que han empleado herramientas como Semrush para analizar lo que hacer y lo que gasta la competencia para luego utilizarlo en beneficio propio, precisamente porque había un fallo en la estrategia (en este caso un fallo aplicable al sistema de pujas de Google).

La analítica es básica en una estrategia de GH. La observación es el camino del guerrero, y la guía que hay que seguir siempre. Por cada cosa que hagas, siempre tienes que medir los resultados, comprobar si pudo salir mejor, y en caso de que no fuera así, superarlo.

Marketing de contenidos (ya lo dije allá por 2011)

El contenido es el rey. Siempre ha sido así, y por mucho que cambie el algoritmo de Google, siempre lo será. Planificar una buena estrategia alrededor de las publicaciones: propias, de colaboradores o de otros, garantiza el éxito de tu negocio. Pero sobre todo, saber utilizar dichos contenidos para que te beneficien y te generen tráfico.

Con poco que hagas, y sabiendo utilizar o determinar las palabras clave que tu marca necesita, es suficiente. El growth – crecimiento no será inmediato, pero será de fuertes raíces y de ramas que crecerán por encima de los árboles de tu competencia. Porque tienes que mirar a largo plazo. El contenido lo exige. Y tu marca lo necesita.

Bots, claro que sí. NO son una moda

Ahora me río de quienes hace seis y siete años aborrecían el que utilizara bots para automatizar, programar y desatender publicaciones para alcanzar determinadas metas. Mejor o peor ejecutados, los (ro)bots han de ser una parte básica y necesaria de la gestión del un growth hacker. Desde siempre. Porque no se tiene que exigir la presencia humana de un gestor a la hora de publicar. La exigencia ha de estar a la hora de interactuar. Y a día de hoy existen IA capaces de mantener conversaciones en las redes sociales y que nadie se dé cuenta de ello. En mis redes sociales lo he probado a veces con muy buenos resultados. Y de hecho, lo sigo ejecutando en la actualidad.

El secreto reside en que la persona con quien interactúas tenga el trato que espera de ti. En tiempo y forma. Y por supuesto, estar atento a cualquier otra interacción no controlada, para atenderlo y responder a lo que necesite.

Te invito a sugerir alguna de las acciones que mis redes sociales hacen interactuando contigo a ver si descubres cuál se ha automatizado, programado o desatendido, y que siga pareciendo real. Y trabajo en ellas a un 50/50.

El blog el centro de todo y para todo

Si tienes un negocio en Internet, en el 99,99999999% de los casos tienes que tener un blog que lo acompañe. Tienes que dejar un espacio para que el usuario muestre su reconocimiento, su crítica y su opinión, y no solo a un producto o servicio. Obviamente, el blog ha de estar relacionado con tu negocio con el objetivo de mejorar la interacción con el cliente.

Y el rizo es aprovechar las cuentas de correo de contacto para jugar con el usuario: desde el hola@antoniovchanal.com, hasta las cuentas que animan o ayudan a que el cliente haga un clic en ella para ponerse en contacto con nosotros.

Y ya ni te cuento si además unes a todo esto el hack especial de usar una url de branding para la difusión de todos tus contenidos en las redes sociales. Que se lo digan a elmun.do o a A3.tv.

Completa el círculo con CTAs

Todo esto carece de valor si no consigues algo para que el usuario te deje sus datos aunque no compre. Y no, no te eches las manos a la cabeza si después de todo esto no ha comprado nada. De todo esto, lo que deberías haber extraído como dato imprescindible es que la información es lo que manda. Y si un usuario no te compra pero te deja tus datos de contacto, no has perdido ni la venta ni al contacto.

Así que no subestimes el valor de una llamada a la acción. De un CTAs. Una estrategia de email marketing (otro hack) con un simple CTA tiene el potencial de aumentar las ventas en más del 1.000 por ciento (sí del mil por ciento). Y si el CTA lo incluyes en el texto de un post, en el lateral del blog, segmentado, por categorías… Poco podrá resistirte.

Me quedo corto, y con muchas cosas en el tintero. Así que con el permiso de Nana, si necesitas algo más por mi parte, no tienes más que escribirme. En alguna parte he dejado mi correo de contacto.

Características de un Growth Hacker

¡Ah! Si no quieres perderte nada sobre el tema del Growth Hacking no debes de dejar de leer o de seguir a estos otros fenómenos:

Sean Ellis: @SeanEllis

Everette Taylor: @Everette

Alex Osterwalder: @AlexOsterwalder

Eric Ries: @ericries

Neil Patel: @Neil Patel

Noah Kagan: @NoahKagan

Ehsan Jahandarpour: @jahandarpour

Nichole Elizabeth DeMeré: @NikkiElizDemere

Rand Fishkin: @RandFish

Nathan Barry: @NathanBarry

Jeff Walker: @JeffWalker

Mike King: @iPullRank

Hiten Shah: @hnshah

Gabriel Weinberg: @yegg

Seth Godin: @ThisIsSethsBlog

Ryan Holiday: @RyanHoliday

Brian Balfour: @bbalfour

Bryan Harris: @Harris_Bryan

Sujan Patel: @Sujanpatel

Matthew Barby: @matthewbarby

 

Muchas gracias,

Antonio V. Chanal

Invitado de Honor de la Semana

Palabras de Nana

palabras toni

En muchas ocasiones me ha pasado, que cuando veo el perfil de una persona considerada como Influencer; y aún cuando en algún momento me he planteado contactarle o hacerle alguna consulta en particular, no me atrevía. Y esto porque de alguna forma pensaba “seguro que no me responderá”…que errada estaba.

Sorpresa, sorpresa; me contrató un nuevo cliente para gestionar todo el marketing de contenidos de sus marcas. Y este cliente me informa que iba a hacer equipo con MI INVITADO DE HONOR DE LA SEMANA; encargado de hacer el Social SEO.

Para mi sorpresa, inmediatamente después que comenzamos el trabajo en equipo, recibí mucho cariño, respeto, admiración y comunicación por parte de mi querido Toni. Es una persona muy cercana, respetuosa, leal, y cabezota 😂; y como profesional  es astuto, creativo, ingenioso e intuitivo.  Por todo esto, logramos hacer un match perfecto para trabajar en equipo.

Después de varios intentos, por fin he logrado que Antonio Vallejo Chanal sea mi invitado en mi casa el día de hoy…¡Muchas gracias por aceptar amigo!

TQM ❤

Nana

By | 2017-05-29T15:03:39+00:00 7 abril , 2017|Marketing, Mi invitado de honor de la Semana|