Te atreves al factor “S” – Sólo cuando quieres que sea memorable y de impacto

A lo largo de mi carrera y mi vida he reflexionado sobre qué hacer cuando quieres superarte a ti mismo en un proyecto o propuesta, en una presentación, reunión de trabajo o simplemente una reunión familiar. Invertía mucho tiempo luchado con mis propios estándares tratando siempre de hacerlo mejor la próxima vez, así que perdía muchas veces energía valiosa y muchas veces se convierten en frustración, cuando no causaba el impacto que quería.

Hasta que un día simplemente lo entendí…fue ese ¡¡¡AJA!!! Que te llega y te golpea como la verdad que no entendías o no habías visto y que por fin es tan claro como el agua. Pensando en que tienen en común esas presentaciones exitosas donde todos te dicen ¡Wao! Excelente! ¡Felicidades! y además sabes que es auténtico, con personajes contemporáneos que nos causan impacto como Madonna, El Papa Francisco y mi favorito Steve Job, la respuesta fue muy fácil…el Factor “S”.

Piensa en como Madonna rompió los esquemas de vestimenta permitidos para la época, como el Papa Francisco se da la licencia de hablar de temas que antes para la iglesia eran tabúes, como Steve Job aparte de grandes conceptos tuvo la habilidad de venderlo de forma más simple de lo que nuestro cerebro estaba acostumbrado…”mil canciones en tu bolsillo” fue como nos presentó el iPod

Piensa en la última vez que algo te impactó o fue memorable, ¿qué crees que lo causó? ? Para mí la respuesta es El factor S, es mi abreviación para sorpresa. Si, causamos impacto y somos memorables cuando sorprendemos y además esa sorpresa es positiva.

Es ese momento donde tenemos la capacidad de tomar a las personas con algo de forma inesperada y que además es agradable. Normalmente romper el “status quo” nos impacta, eso tienen en común personajes como los que menciona y además podría incluir la Irreverencia para explicar la condición que debe tener ese factor sorpresa.

Podría usar muchos ejemplos, de mis favoritos y memorables el primero es relacionado a una presentación de lanzamiento de una actividad interna que tenía que hacer a la fuerza de venta de la empresa y no tenía presupuesto suficiente para hacerlo. Por supuesto que mucho menos contratar personas que me apoyaran con propuestas para hacer una buena presentación, fue entonces cuando haciendo varias lluvia de ideas con mi equipo empecé a cuestionar todo, nuestro concepto era basado en el programa de televisión Quién Quiere ser Millonario y queríamos grabar un video con el conductor del programa que era lo obvio, pero por supuesto no nos alcanzaba el presupuesto, pero por qué no contratar a su imitador que además es muy gracioso, fue cuando hicimos nosotros mismos las preguntas con chistes internos, usamos a los directores de la empresa como participantes y obtuvimos un video con mucha gracia.

Hasta ese momento simplemente habíamos resuelto lograr el resultado que queríamos haciendo buen uso de los recursos, pero ahora el reto era mayor como presentarlo. Buscamos la locación más económica que conseguimos, pero no teníamos como ambientarlo, así que pregunte para que lo decoramos, eso realmente no nos agrega valor, nuestro objetivo era comunicar de forma efectiva la actividad, así que los queríamos concentrados en el mensaje y fue cuando se me decidimos dejarlo en la oscuridad.

sorpresa

Pero ¿cómo sabrán dónde sentarse? ¡Se tropezaran con las mesas! Pues, quitemos las mesas y así sucesivamente hasta que llegamos al resultado…las personas entraban al salón siguiendo una hilera de pequeñas luces (todas las luces de los árboles de navidad que todos teníamos) y luego se sentaban en cojines colocados sobre alfombras en el suelo (todos los cojines y alfombras que pudimos traer de nuestras casas), podían acostarse, quitarse los zapatos, etc. Es decir ponerse cómodos. Colocamos varios proyectores mirando hacia arriba y proyectamos en varios puntos la misma presentación en el techo.

Obviamente más allá de la forma nos concentramos en el fondo, es decir los mensajes de la presentación eran simples y directos y únicamente incluimos la información necesaria para comunicar partiendo de la premisa que menos es más. La presentación duró unos 30 a 40 min y fue una de las presentaciones de menos presupuesto y mayor impacto que he hecho en mi carrera, todos rieron con el video, se identificaron con los mensajes, entendieron la actividad, saliendo con mucha motivación y energizados.

Obviamente lo importante de utilizar este tipo de estrategias para generar impacto y ser memorable es saber cuáles son los límites que no podemos cruzar para no incumplir leyes, políticas o que puedas pasarte de la raya, esto ya se convierte en un tema de sentido común.

Muchas veces las restricciones, dificultades u obstáculos pueden ser un motivador importante para que nos retamos. Siempre recuerdo un jefe que me decía: “si retas a las personas correctas, te sorprenderán!” Ahora entiendo que se trataba de su forma de decir, tiene el factor S.

En resumen, podría recomendar unos simples pasos para buscar el Factor S en tu próxima iniciativa:

tabla

Siempre es más cómodo y seguro hacer lo esperado y lo conocido (la tan conocida “zona de confort”), además de aceptado ya por todos, pero como en las finanzas el que mucho arriesga mucho gana y por el contrario si no arriesgamos
os la ganancia será baja o ninguna, si seguimos lo convencional no seremos memorables…simplemente seremos uno más que cumple, pero no estaremos por encima de las expectativas.

La pregunta final es… ¿te atreves?Yaide

Yaidelin De Freitas
@yaifre
yaidelindef@hotmail.com


La vida siempre estará en torno de la planificación pero como nos comparte Yaidelin, en las acciones que emprendamos donde invertimos tiempo, dinero, energía definitivamente más allá de los resultados económicos, visibilidad y reconocimientos … lo que deseamos es crear impacto, dejando una huella para que te posicionan siempre de forma positiva. Claro que te atreves y se que lo harás a la perfección.

Si deseas compartir algo (lo que sea) o deseas formularle una pregunta a la autora, déjale tu comentario abajo.

Y ya tú sabes!!! … 

APROBADO

Palabras de Nana

Cuando la vida pone en tu camino a una persona que con solo verla ya sabes como piensa y casi sin tener que usar palabras se entienden ambas a la perfección, es lo que yo llamo una “Gemela de Vida”.

Hoy MI INVITADA DE HONOR DE LA SEMANA es una venezolana/portuguesa que se encuentra presente en mi vida desde la universidad y fuimos compañeras en el trabajo de grado, ya van más de 25 años de amistad, compañerismo, unión, lealtad, solidaridad, amor  y generosidad que me brinda aún día a día.

Por razones de la vida, nos encontramos en países separados, ella en México y yo en España; pero rezo porque podamos volver a estar juntas pronto.

Les cuento algo y se vale reírse, es una mujer tan pero tan inteligente que siempre he dicho que a ella no le corre sangre por las venas, sino neuronas.

Es una profesional desde la A hasta la Z, ¿qué significa eso?, pues que es la mejor en todo lo que hace y emprende. Amiga indescriptible, hija abnegada, hermana una para todas y todas para una, una esposa cariñosa que está con el padre de sus hijos desde que tenía 14 años y una madre de lujo.

Aunque yo soy mucho mayor que ella (yo le llevo 6 años) fue ella quien me enseñó hacer mi primer plan de marketing, con la generosidad de que hasta me dio su formato.

Claro ya después de 18 años yo he adaptado el mío. Con ella se aprende a diario y siempre tiene una inmensa disposición para enseñar y compartir todos sus conocimientos que te serán muy útil para tu vida laboral.

TQM

Nana ❤

By | 2017-05-31T16:58:50+00:00 13 Enero , 2017|Innovación Gerencial, Mi invitado de honor de la Semana|