??? ¿te preguntarás de qué me rio?, es que miren la foto de la portada y díganme si no es para quererlo mucho con demasiado, es que solo en esa foto ya muestra toda la esencia del maravilloso ser humano que es MI INVITADO DE HONOR DE LA SEMANA. Usualmente te mantengo un poco en suspenso hablando del invitado hasta que llegas a su foto, pero es que éste invitado es diferente a todos. Pero igual quiero decirte porqué está aquí en mi casa. Obvio ya lo se que debes estar respondiendo que porque es un profesional con todas sus letras, pero es un poco más allá. Para mi él, no es solo eso; este gran caballero (porque es uno y de los grandes) siempre ha estado ahí para darme ánimo, para acompañarme en un Blab qué fui la invitada en Diciembre por mi amiga Anabell Hilarski, y él fue nuestro único oyente (y para mi fue mas que suficiente), es un ser que con su sonrisa alumbra pero de verdad verdad alumbra, hace que me sonría tanto que hasta mis ojos se me ponen como el de una chinita de lo feliz que me hace ver a este gran amigo. Aún no he tenido el privilegio y honor de desvirtualizar y aún así para mi es un grandísimo amigo. Como ya todos saben (lo repito mucho) no sabía nada de nadita del antipático SEO, y este señor tiene la enorme habilidad de haber logrado que yo entendiera, y mucho más de lo que yo esperaba que podía entender (aunque sigue siendo como en japonés con ruso junto) pero él se ganó el título de “Mi Mentor en SEO”. Ay!!!! mi querido amigo, no sabes como te quiero y lo feliz que me haces que estés aquí hoy en mi casa.

Pues sin mas preámbulos los dejo con mi gran amigo Jesús Pernas Alonso… todos tuyos !

perfil-jpa

JESÚS PERNAS ALONSO

Antes de empezar a contarte por qué muchos ecommerce fracasan y cómo conseguir que el tuyo no sea uno de ellos, me gustaría agradecer esta oportunidad de participar en el blog de Magenta Innovación Gerencial.

La verdad es que me hace especial ilusión que se me abra este espacio en un sitio en el que me siento tan a gusto.

…y voy a empezar con una confesión: en cuanto Adriana me propuso participar en el blog sabía que hablaría de ecommerce… pero a ella no le dije nada hasta el último momento ?

El motivo de tratar este tema es que estamos viviendo una época en la que el ecommerce está sufriendo un auge enorme a nivel mundial… y en España a nivel particular.

No sin motivo, España es la segunda potencia emergente en comercio electrónico de Europa (justo por detrás de Rusia).

A pesar de estar muy lejos todavía de mover los volúmenes de ventas del Reino Unido o Francia (que juntos suman casi el 50% de las ventas en ecommerce de Europa), el incremento porcentual si que es mayor en nuestro país que en la mayoría de nuestros vecinos europeos (según datos del informe de www.ecommerce-europe.eu de junio de 2015).

¿Pero por qué la mayoría de los ecommerce fracasan?

Si a estos datos le añadimos la difícil situación laboral que se vive en nuestro país (y en muchos otros de nuestro entorno), no es de extrañar que a menudo el emprendimiento surja en forma de ecommerce, y las motivaciones pueden ser muy variopintas para dar el salto al negocio de la venta online:

  • Montar un ecommerce como medio de vida ante la falta de oportunidades de trabajo por cuenta ajena.
  • Buscar en el mercado online un aumento de ventas que contrarreste la reducción del mercado en el comercio tradicional.
  • La aparente facilidad de penetración en el mercado online (…aunque no siempre sea así)

Estas son algunas de las causas de que cada vez más y más ecommerce entren en escena… pero no siempre tienen éxito.

Es más, la mayoría de las tiendas online no consiguen ser rentables durante los 3 primeros años de funcionamiento.

Esto, sin duda, es una razón más que suficiente para que el sueño que llevó a esos emprendedores online a lanzar sus negocios se convierta en una pesadilla que la mayoría de las veces termina con el cierre del negocio.

Que quede claro: si te estás planteando emprender la aventura de la venta online no seré yo el que te desanime ?

Al contrario ❤

Mi intención con este artículo no es otra que la de mostrarte los errores más comunes que conducen a la mayoría de estos ecommerce a no ser rentables… y por supuesto: cómo evitarlos.

Así, que si te lo estás planteando es que vas a montar un ecommerce (o si ya tienes claro que lo vas a hacer) te voy a ayudar a sortear esas “piedras” que te vas a encontrar en el camino hacía un ecommerce rentable.

Y para que puedas identificar cada problema en su momento oportuno te voy a mostrar estos errores ordenados según el momento en el que se producen:

1.Errores iniciales, en el planteamiento del negocio

2.Errores en la captación de tráfico cualificado

3.Errores en la conversión

Empezar con mal pie (errores iniciales)

Estos son los errores más comunes que se cometen antes y durante la apertura de las tiendas online que nunca llegan a ser rentables.

Escoger un mal producto o nicho de mercado

La mayoría de los ecommerce se montan sobre una idea o una preferencia personal.

Pensamos cosas del tipo de “como a mi me gusta mucho este producto seguro que tiene éxito” …y nos lo creemos. Pero no es así.

Por mucho que te guste a ti si no hay mercado no vas a ganar ni un euro.

Es más, aunque exista un mercado considerable para ese producto que tanto te gusta y quieres vender… si el mercado está saturado (hay demasiados vendedores y/o muy potentes ofreciendo tu producto) eso supondrá una barrera de penetración que muy probablemente acabará haciendo fracasar tu negocio.

Por lo tanto es de vital importancia hacer un estudio exhaustivo previo de la demanda existente y la competencia.

Empezar sin inversión suficiente

Cuanto antes te quede claro que lo gratis no existe antes dejarás de perder dinero por culpa de las “cosas gratis”.

Imagen 1

Una tienda online es un negocio, y como tal requiere un plan de negocio y por supuesto una serie de inversiones.

Existe la falsa idea de que montar un negocio es muy barato (…algunos hasta piensan que es gratis ).

Te imaginas montar un comercio tradicional sin inversiones ni gastos. A mi lo más parecido que se me ocurre es algo tipo “top-manta”, pero seguro que no es eso lo que estabas pensando ¿verdad? (…y además, si me apuras, hasta ese negocio requiere unas ciertas inversiones)

Pues en un ecommerce ocurre lo mismo.

Tu tienda online necesitará recursos para arrancar: hosting, diseño web, stock de productos, trámites legales,…

Pero también necesitarás invertir en otros aspectos para que de verdad funcione: SEO, SEM, contenidos, Social Media,…

Cuanto más escatimemos en estas inversiones más difícil nos será conseguir que nuestro ecommerce sea rentable.

No realizar un plan de negocio

Ya lo he dicho antes y no me cansaré de repetirlo. El plan de negocio en un ecommerce es tan necesario o más que en cualquier otra empresa.

Si no tienes un plan no tienes un objetivo, no has establecido los medios para alcanzarlo ni los recursos para obtener esos medios.

Antes de echar a andar un negocio (online u offline) necesitarás conocer el mercado objetivo, las ventas estimadas y la saturación del mercado entre otras cosas.

Todo esto y mucho más se incluye en un plan de negocio que te servirá como hoja de ruta en la vida de tu ecommerce.

Errores de captación

Para vender lo primero que necesitamos es gente que compre. Si la gente no llega a nuestra tienda online el resto no tiene sentido.

Esto parece tan obvio que lo realmente asombroso es la cantidad de gente que sigue pensando que con montar un ecommerce las ventas empezarán a llegar… así… sin más.

En cualquier caso necesitaremos atraer tráfico cualificado que realice compras en nuestra tienda.

En realidad esto es tan sencillo como que si nuestro ecommerce tiene un ratio de conversión del 1% y conseguimos atraer 200 visitas al día, estaremos generando 2 ventas diarias. Si nuestro tráfico aumenta hasta 2000 visitas nuestras es previsible que nuestras ventas también sean 20.

Dicho esto, las vías principales mediante las cuales atraer tráfico cualificado serán:

SEO (Tráfico Orgánico Cualificado)

Conseguir tráfico cualificado proveniente de los motores de búsqueda es casi siempre la forma más rentable a medio y largo plazo.

Sin embargo este tráfico no siempre llega cuando no se saben implementar estrategias de posicionamiento orgánico efectivo.

Es entonces cuando nos damos cuenta de que un buen asesoramiento en SEO a menudo vale más de lo que cuesta.

No obstante, hay ciertos errores bastante habituales que pueden estar impidiendo que nuestro sitio web se posicione correctamente y que podemos revisar.

Arquitectura de la información descuidada

El primer error que nos puede estar perjudicando a la hora de atraer tráfico orgánico cualificado a nuestro ecommerce es no tener bien estructurada la arquitectura del sitio.

La estructura ha de ser lógica, enfocada en la experiencia de usuario y jerárquica, pero además es recomendable que siga estas premisas:

●Home enlazando a aquellas fichas de productos/categorías claves en nuestro negocio (nuestros productos/categorías estrella o los que más beneficios nos reportan)

●Un producto pertenece a una sola categoría.

●Una categoría agrupa a varios productos

●Cuidar el orden de los productos (mostrando primero lo que más nos interesa mostrar o aquello que queremos promocionar)

Esto son solamente unas pautas o pistas de cómo debería enfocarse una arquitectura de la información en un ecommerce. Obviamente, a partir de aquí se deberan de considerar las peculiaridades de cada tienda online y atendiendo a ellas realizar los ajustes necesarios.

Mala elección de palabras clave

La elección de las palabras clave debería de tener en cuenta dos aspectos: la rentabilidad de esa palabra clave y la especificidad de la palabra clave

Rentabilidad de la palabra clave (KEI)

Una buena forma de medir la eficacia que tendrá una palabra clave puede ser el KEI (Keyword Effectiveness Index). Esto es el ratio que relaciona la popularidad de una palabra clave (es decir, cuanto es buscada por la gente) con la competencia (o lo que es lo mismo el número de páginas que compiten en las SERPs por posicionarse por esa palabra clave)

Imagen 2

Un KEI más alto puede indicarnos, en principio, una keyword más interesante en la que centrarnos.

Especificidad de las keywords

La cuestión aquí es saber cuando enfocaremos el contenido de una página en keywords más genéricas y cuando en palabras claves más específicas (o long tail keywords).

Pues bien, aquí también existen unas reglas básicas que nos pueden servir como guía a la hora de definir las palabras claves de cada página en nuestro ecommerce:

Home: Palabras clave genéricas de nuestro negocio y nuestra marca. Por ejemplo: zapatillas deportivas

Categoría: Palabras clave más concretas. Por ejemplo: zapatillas deportivas de running

Ficha de artículo: Long tail keywords. Por ejemplo: zapatillas deportivas de running Adidas hombre Duramo elite 2

Descuidar las categorías

A menudo el gran problema de los ecommerce a la hora de conseguir tráfico orgánico cualificado es que no le dan la importancia que se merecen las categorías.

Las categorías casi siempre resultan ser las partes de nuestro ecommerce con más potencial para atraer tráfico orgánico, pues suelen estar enfocadas en palabras clave con una gran demanda.

Sin embargo es frecuente encontrar tiendas online con categorías descuidadas en las que apenas se muestra un listado de artículos.

Lo ideal en las categorías es cuidar su optimización de SEO On Page al máximo:

Dotándolas de contenido único y de valor que le dará una idea a Google y al usuario de los productos que se encontrará en dicha categoría.

Cuidando el H1 de la página para posicionar las palabras clave concretas de la categoría.

Muchos CMS generan este título de forma automática asignándole el nombre de la categoría, pero es posible que te interese modificarlo puesto que  H1 es una de las partes más significativas en el SEO On page de nuestra categoría.

Así, puede que nuestra categoría se llame “vinilos”, pero para nuestro ecommerce de decoración tal vez necesitemos modificarlos para que el H1 sea “vinilos decorativos”

Imagen 3

El pecado del “Thin Content”

La pereza es un pecado capital, pero cuando en un ecommerce existen muchos artículos aparece la tentación de centrarse en aquellos productos y categorías principales y dejamos de lado muchos otros

Sin embargo, generamos esas fichas de productos que dejamos casi vacías y sin contenido alguno de valor.

Tener muchas de estas páginas nos va a perjudicar en el posicionamiento orgánico si o si.

Por una parte porque el algoritmo Panda nos puede acabar penalizando y por otra porque hará que el robot de Google revise nuestro sitio web con menos frecuencia.

Te recomiendo que le eches un vistazo a este estupendo artículo de Jordi Ordoñez en el que te explica como eliminar este contenido pobre de un ecommerce con muchas referencias.

Faltan etiquetas de paginación y canonicals

Uno de los problemas más comunes en las tiendas online a nivel SEO es la duplicidad de contenidos.

Es fácil, si no se tienen en cuenta ciertos aspectos, que se produzca contenido duplicado en un ecommerce. Recuerda cuidar estos dos aspectos para evitarlo:

Utilizar rel=canonical en las fichas de artículos similares:

si tenemos diferentes tallas o colores por ejemplo, y cada una tiene su propia ficha de producto (diferenciándose ambas fichas solamente en estos atributos), estaremos generando contenido duplicado susceptible de un pandarazo en toda regla.

La solución es tan fácil como utilizar la meta etiqueta rel=”canonical” en la etiqueta <link>

Imagen 4

En la imagen puedes ver como H&M utiliza la etiqueta rel=”canonical” para indicar cuál es su versión favorita de las fichas de los polos de distintos colores.

Con esta etiqueta le estaremos indicando a Google que un artículo es una variación de otro y, además, le decimos cual es nuestra “versión favorita” de esta serie de artículos.

Paginación sin rel=”next y rel=”prev”:

si no añades estos atributos a la etiqueta <link> que enlaza con la siguiente página o la anterior de una categoría Google interpretará de nuevo que se trata de dos páginas distintas que seguramente tendrán gran parte de su contenido duplicado.

En el caso de las categorías no procede utilizar el atributo rel=”canonical” pues de esta forma conseguimos que Google indexe únicamente la primera página de la categoría.

Enlazado interno y externo

El enlazado interno es de vital importancia en ecommerce.

Pero cuando hablamos de enlaces internos no nos estamos refiriendo únicamente a los enlaces que desde nuestro menú unen a las categorías y subcategorías. No, el enlazado interno no se limita a esa estructura de enlaces que dan forma a la arquitectura de nuestra web.

Existen muchos otros tipos de enlaces internos entre las distintas páginas de nuestro ecommerce que le están enviando un mensaje a los motores de búsqueda.

En realidad, cuando una página de nuestro sitio es muy enlazada por otras páginas Google entiende que le estamos diciendo: “¡Eh, Google! mira esta pagina que es de lo más importante que tiene mi sitio.”

Efectivamente, con el enlazado interno repartimos el link juice entre las distintas partes de nuestra web: transmitimos autoridad.

Son muchos los tipos de enlaces internos que intervienen en este mapa de autoridad. Algunos de los más típicos pueden ser:

●Enlaces desde la home a categorías principales, subcategorías o artículos relevantes

●Enlaces desde las bread crums (migas de pan)

●Enlaces desde algún artículo de nuestro blog

●Enlaces desde un artículo (o ficha de producto) a otros artículos relacionados.

(Te recomiendo a leer éste artículo de Lorena González “6 tipos de enlaces internos que realmente funcionan en Tiendas Online” en el que te explica algunos tipos de enlaces internos que seguramente te interesará generar en tu tienda online)

Acabo de nombrar los enlaces desde un artículo del blog como enlaces internos, pero la existencia de un blog en nuestro sitio web tiene una importancia especial en lo que al linkbuilding se refiere: tanto linkbuilding interno como externo.

…y es que conseguir enlaces desde otro sitio web a una ficha de un artículo de nuestro ecommerce es algo poco habitual y en ocasiones podría resultar hasta artificial.

Sin embargo, en nuestro blog podemos estar compartiendo contenido de mucho valor para nuestro público objetivo.

Ese contenido si que es susceptible de captar enlaces naturales.

Es con esas páginas con las que podremos hacer link baiting.

Imagen 5

El truco está en generar contenidos que reciban enlaces en nuestro blog y que, a su vez, estos contenidos enlacen aquellas páginas de nuestro ecommerce que son más importantes para nuestro negocio (normalmente las categorías o algunas fichas artículos relevantes)

SEM (Publicidad Online)

Conseguir tráfico cualificado (por ejemplo desde Adwords) es una estrategia que conviene implementar sobre todo en el momento del lanzamiento y en campañas concretas.

Una estrategia SEM bien llevada a cabo puede ser muy rentable, pero si no se sabe lo que se hace se acabará convirtiendo en un agujero en nuestro bolsillo por el cual no haremos más que perder dinero a raudales.

Lo bueno es que las conversiones provenientes de este tráfico son fácilmente identificables y medibles.

Así, tendremos claro que si por cada euro invertido en la publicidad pagada hemos conseguido más de un euro nuestra estrategia es rentable y en caso contrario o cambiamos de estrategia o detenemos la inversión, pues estaremos perdiendo dinero.

Cuando hablamos de SEM son frecuentes ambos tipos errores en las tiendas que no consiguen ser rentables:

●las hay que no invierten ni un euro en publicidad online

●las hay que invierten sin tener los más mínimos conocimientos de cómo hacerlo.

Estas últimas al final (como es de esperar) ven que pierden dinero y dejan de invertir en SEM.

Si no tienes una formación adecuada que garantice que vas a optimizar tus campañas de Adwords te aconsejo que inviertas en buenos profesionales. Repito: BUENOS profesionales (…que de todo hay por ahí).

Porque al final no se trata de lo que gastas. Si existe un ROI en esta estrategia no estarás gastando nada: estarás invirtiendo (…y muy bien además)

Email Marketing

Conseguir una lista de suscriptores nos puede ayudar a generar un tráfico altamente cualificado y frecuentemente directo a categorías o artículos que promocionemos de forma puntual.

Es por eso que es importante captar una lista de suscriptores para nuestra tienda online desde el principio.

Para ello puedes utilizar descuentos, promociones o condiciones especiales a los nuevos suscriptores.

Imagen 6

Obviamente esta lista estará formada por gente que, cuando menos, ya han visitado tu tienda,  y por lo tanto ya han demostrado un cierto interés directo sobre tus productos. Algunos incluso habrán realizado alguna compra.

Descuidar otras formas de captar tráfico

Obviamente no todo el tráfico proviene de los motores de búsqueda, de los anuncios en motores de búsqueda o de las listas de suscriptores.

Las redes sociales son también una fuente de tráfico buenísima.

Lo mejor de este tráfico obviamente no es su tasa de conversión directa, pero una buena gestión de las redes sociales genera confianza, humaniza la marca y fideliza a los clientes.

Implementar otras estrategias para la captación de tráfico como los afiliados o la presencia en marketplaces dependerá mucho de la naturaleza del negocio y el tipo de ecommerce, pero también son estrategias que se han de tener muy en cuenta.

Errores de Conversión

Aunque el planteamiento de tu tienda online sea correcto y el volumen de visitas cualificadas sea el adecuado puede que tu ecommerce no ofrezca el rendimiento que debería.

Ahora que las visitas ya llegan a tu ecommerce tienes que asegurarte de que las compras se realizan y que todo en tu sitio web facilita la conversión de estas visitas en ventas.

Estamos hablando de optimizar el CRO (Conversion Rate Optimization) de tu tienda online.

Algunos de los errores más comunes en ecommerce que impiden que el usuario se convierta en cliente son las siguientes:

No permitir comprar como invitado

Si alguien llega a tu web y decide hacer una compra, tal vez no tenga ganas de crearse una cuenta.

Muchas veces, cuando compramos por primera vez en un sitio web, utilizamos esa primera compra para poner a prueba al ecommerce.

En ese momento seguro que no nos apetece lo más mínimo abrirnos una cuenta de cliente y que guarden esos datos nuestros.

Ese cliente aún no te conoce de nada.

Aún no se fía de ti.

Bastante hace que te está realizando una compra.

No pretendas que además se abra una cuenta y te facilite un montón de datos para que tu luego, tal vez, le estés dando la lata todos los días cuando a pesar de que seguramente no piense volver a comprar aquí.

Pónselo fácil. Permítele comprar como invitado.

A menudo los clientes se verán más predispuestos a facilitar sus datos si no les obligas a crear una cuenta.

Imagen 7

Más adelante, si lo has hecho bien y tus productos le gustan, tal vez vuelva a por más.

Es entonces cuando, a lo mejor, abrirá una cuenta de cliente… aunque sólo sea por no tener que rellenar todos los datos de nuevo. O tal vez no lo haga. Pero lo importante es que compra y que repite ¿no?

No ofrecer distintas formas de pago

Pocas cosas son más tristes en un ecommerce que perder una venta por no ofrecer una forma de pago adecuada a tu cliente.

Si después de conseguir que llegue a tu ecommerce, mostrarle el producto que le interesa, añadirlo al carro… si cuando va a pagar no encuentra un método de pago que le convenza… entonces todo el trabajo anterior lo habrás tirado por la borda.

Asegúrate de ofrecer los métodos más adecuados a tu buyer persona, y si no eres capaz de identificarlos ofrece al menos una variedad suficiente de ellos para que el cliente pueda escoger.

Imagen 8

En mi opinión, lo mínimo que deberías de ofrecer es:

Tarjeta: Ofrecer una pasarela de pago con tarjeta en tu tienda online es un método fácil y universal. Todos tienen una tarjeta en el bolsillo y su uso es tremendamente sencillo.

Transferencia: Para los “clásicos sin prisa” de la banca online (por llamarlos de alguna manera). Digo sin prisa porque este es el método que más suele demorar la entrega de cualquier pedido. Normalmente se realizará la transferencia y hasta que se tenga constancia de su recepción el pedido no se pone en marcha.

Contrareembolso: Ofrece al cliente la seguridad de que no pagará el pedido hasta que lo reciba. Es el método rápido para evitar desconfianzas.

Paypal: Sé que hay otros, pero este es, con diferencia el más popular e inspira confianza. Así que recomendaría incluirlo entre las formas de pago a ofrecer a pesar de que mi experiencia me ha demostrado que tienen algunas restricciones un poco absurdas y las comisiones no son las más baratas.

No generar confianza

Cuando entras en una tienda física, el simple hecho de entrar en un local ya te está enviando algunas señales que te dan seguridad.

Al fin y al cabo, ya sabes dónde está la tienda y en el peor de los casos sabes a dónde tienes que ir si algo sale mal con tu compra.

Además, ves a la persona que te atiende o te cobra. Sabes que está ahí. A lo mejor no le preguntas nada, pero sabes que está ahí: eso te da cierta confianza.

Pagas y te dan tu artículo. Es un mano a mano: no hay errores posibles. En cambio, en un ecommerce tu pagas y luego, si tal, ya te enviarán algo a cambio.

Hay muchos aspectos de las tiendas físicas que inspiran confianza y de los cuales las tiendas online carecen.

Es necesario poner los medios para que esa desconfianza que se pueda generar en el usuario a la hora de realizar la compra no se produzca nunca… y para ello hay algunos aspectos que podemos cuidar en nuestra tienda online:

Identificación del negocio<<<<<

Identifica tus datos como empresa (dirección, CIF, teléfono…) e incluso incluir un apartado “Quienes somos” para hablar un poco de tu empresa hará que tus clientes se sientan cómodos.

Tal vez no lleguen a utilizar esos datos nunca, pero saber que están ahí evitará que desconfíen y facilitará que termine el proceso de compra.

Formulario de contacto, chat online y teléfono

Durante el proceso de compra (o después) pueden surgir dudas. Si el cliente tiene en todo momento una forma de ponerse en contacto contigo estarás superando la barrera que supone no estar delante del dependiente de una tienda física.

Imagen 9

Opiniones de clientes

Un usuario se creerá más las opiniones de otro usuario que las tuyas. Esto es así y además es natural.

Al fin y al cabo tú eres parte interesada y tus clientes son clientes (satisfechos o no) contarán su experiencia de compra.

Por eso has de facilitar a tus clientes que opinen sobre tus productos… es más, en ocasiones puede que sea aconsejable recordarle a los clientes que reciben sus pedidos que pueden dejar una reseña sobre la misma.

Un consejo: No las falsifiques. Se nota mucho.

Sellos de confianza

No quiero generalizar, pero en mi opinión estos sellos inspiran cada vez menos confianza.

De poco sirve pagar por un sello. Vale, que hay que pagar y cumplir unos ciertos requisitos en tu sitio web… pero estos requisitos tampoco aseguran gran cosa.

Imagen 10

Los usuarios le dan cada vez menos importancia a estos sellos y en ocasiones hasta desconfían porque ya todos sabemos que la mayoría se consiguen pagando por ellos.

Eso por no hablar de la de sitios de “dudosa” reputación que tienen sellos de confianza falsos.

Porque ¿cuántas veces has hecho clic en uno de los sellos para ver si el enlace de los mismos lleva al certificado en el servidor del que lo emite?

Lo cierto es que la mayoría de los usuarios no seguimos estos enlaces nunca. A veces los sellos son falsos y no llevan a la página del emisor del sello o incluso carecen del enlace.

Ya sé que es la única “no-recomendación” del artículo, pero yo te recomendaría que no te preocupes demasiado. Que no te quite el sueño conseguir un sello de confianza.

No aumentar el ticket medio de compra

Existen técnicas muy efectivas para conseguir convencer a un usuario que está comprando un artículo en nuestro ecommerce para que añada más artículos a su carro o que los cambie por otros más caros.

Up Selling

Esta técnica se basa en ofrecer a nuestro cliente un artículo mejor por un precio un poco más elevado.

A todos nos ha pasado que nos vemos envueltos en una escalada de calidades.

Porque me iba a comprar ese televisor de 32’’, pero por 100€ más tenía el mismo pero de 40’’

…y por 50€ más tiene conexión wifi y dos puertos HDMI más y… hasta que al final nos vamos a casa con el televisor de 52 pulgadas que se conecta con el Iphone. (Vamos, que si no nos llevamos el que te dice si queda cerveza en la nevera es porque ya hace rato que hemos sobrepasado nuestro presupuesto.)

Pues eso que hemos experimentado son las consecuencias del up selling: convencer al cliente para que antes de finalizar la compra invierta un poco más y suba un peldaño en la escalera de calidad del producto que se lleva.

En estos casos el producto ha de ser solamente un poco más caro (normalmente un 10% como máximo) y ofrecer claras ventajas al cliente.

Aunque en realidad no siempre se trata de productos más caros. A veces se trata de productos del mismo precio o incluso más baratos pero con las mismas prestaciones, pero de los cuales nos interesa deshacernos. (Por ejemplo, cuando queremos agotar el modelo actual de un producto del que próximamente sacaremos una nueva versión).

Cross Selling

Lo que tratamos de hacer con el cross selling es que el cliente añada otros productos complementarios al carro de la compra y así aumente el ticket medio de nuestra tienda online.

Imagen 11

Que si te llevas el iPad también te tendrás que llevar la funda esa tan chula y protector de pantalla ¿no?

Evita costes ocultos

No hay nada más frustrante para un cliente que completar el proceso de compra y cuando ha rellenado todos sus datos y va a proceder al pago se entera de que hay 3,50€ de gastos de envío o que no le habías mostrado el 21% del IVA.

Es decepcionante ver hasta qué punto son frecuentes estos errores en las tiendas online.

Trata de ser muy claro desde el principio y evitar estas sorpresas. Muestra los precios finales que el cliente pagará por realizar la compra. No les muestres lo que vale, muéstrales lo que les va a costar realmente.

Los gastos de envío, en el caso de que no los puedas asumir en tu margen, déjalos claros desde el principio, e intenta que sean fijos o al menos que el cliente pueda identificarlos antes de comenzar la compra.

Imagen 12

Una imagen vale más que mil palabras

Las imágenes de tus artículos sustituyen a los productos en un comercio tradicional. Cuidarlas es imprescindible para que el cliente se decida a comprar.

Ten en cuenta que, a parte de lo que tu le cuentas, el cliente no tiene la oportunidad en una tienda online de tocar, oler, probar,… tus productos.

Mi abuelo siempre decía que “de lo que te cuenten no te creas nada y de lo que veas la mitad”. Así que si quieres que las ventas se lleven a cabo en tu web cuida las imágenes de tus productos como si fueran para que mi abuelo las compre.

Las imágenes han de ser claras, ampliables (para apreciar detalles y texturas), desde varios puntos de vista y profesionales. Si no puedes hacer tu mismo imágenes de suficiente calidad no dudes en contratar a un profesional que lo haga por ti. Recuerda: es una inversión y no un gasto.

Imagen 13

Sé que hay muchos más aspectos que puedes cuidar en tu ecommerce para tratar de mejorar su rentabilidad, pero cuidando todos estos puntos seguro que consigues mejorar la rentabilidad de tu ecommerce.

¿Cómo lo ves? ¿Me he dejado algún error que consideres imprescindible corregir para que un ecommerce sea rentable?

Te espero en los comentarios (justo después de la infografía )

errores-ecommerce-infografia


Bueno ahora si que no te debió quedar ninguna duda del nivel de Jesús Pernas como profesional, ya ves que lujo de invitado. Además que no tengo casi ningún artículo sobre este tema, y tener ésta gran guía no solo yo, sino tú que estás a punto de incursionar en el mundo del comercio electrónico amarás este artículo.

Mi querido amigo Jesús ❤ mil y mil gracias, por tus conocimientos, tu tiempo, por aceptar mi invitación, pero principalmente gracias por tu amistad … eso es lo mas importante para mi.

Bueno amigo lector eso es todo por hoy, feliz fin de semana, te quiero mucho … y ya sabes!!!

APROBADO