Parte II – 19 técnicas para dar y recibir feedback basadas en las neurociencias

Cómo mantener integrado un equipo a través de la retroalimentación efectiva.

Cómo RECIBIR retroalimentación de manera efectiva

Nadie está libre de recibir sugerencias para mejorar. Por lo tanto, saber cómo procesar positivamente la retroalimentación, es una habilidad tan valiosa como ser capaz de dar retroalimentación de una manera positiva.

Estos son las 6 estrategias para recibir retroalimentación:

1.     Buscar retroalimentación.

Pida retroalimentación regularmente de una variedad de fuentes. Es difícil ver sus propias deficiencias, pero si usted pide, muchas personas están más que dispuestos a brindarle un feedback.

El objetivo es el crecimiento, por lo que sí mantiene una mente abierta comenzará a dar la bienvenida a ideas y sugerencias para mejorar. Si te sientes bombardeado con feedbacks negativos, no sea tímido y pida también alguna retroalimentación positiva.

2.     Evite los debates.

Las sesiones de retroalimentación se considera mejor como una asociación para mejorar. Cuando usted permite que la actitud defensiva entre en la conversación entonces usted no está abierto a escuchar lo que la otra persona está diciendo.

Empieza a estar demasiado ocupado intentando justificarse y demostrando por qué lo que la persona está diciendo está mal o no funcionará. Acepte la retroalimentación para lo que es, un intento de ayudarle a mejorar sus habilidades y desarrollarse personal y profesionalmente.

3.     Escuchar activamente.

Parafrasee lo que le están diciendo y asegúrese de que está claro la conducta que necesita ser mejorada y cualquier objetivo que se establezca para lograrlo. Esto ayuda a prevenir malentendidos. Intente no interrumpir. Participe activamente en los pasos sugeridos para la mejora.

4.     Pida ejemplos.

Usted necesita tener realmente claro aquello que está haciendo y que no está funcionando. Tome notas si es necesario. Cuanto mejor entienda exactamente lo que está haciendo “mal”, más fácil es formular un plan para cambiarlo.

Si recibe sugerencias que no sabe cómo actuar (por ejemplo, si se le acusa de ser “arrogante”) pida a la gente que especifique exactamente el comportamiento que desea que cambie. De lo contrario no hay nada que puedas hacer al respecto, aparte de preocuparse.

5.     No se obsesione.

Acepte la retroalimentación como venga. Con algunos puede estar de acuerdo y con otros no. Tome lo que usted necesita de los comentarios y comience a dirigir aquello que usted puede manejar. No hay necesidad de sentirse insultado o de pasar un mal momento. Reconozca la intención positiva, incluso cuando el mensaje no se entrega de manera experta, y aproveche la oportunidad de aprender más sobre usted mismo para mejorar.

6.     Procese la retroalimentación en su propio tiempo.

Tómese el tiempo para evaluar el mensaje y decida cómo va a aplicarlo. Si eso significa tomar un día o dos antes de poner un plan de acción, está bien. Ponga su mayor energía en la comprensión más que en la ejecución.

Al final, la forma en que responde a la retroalimentación depende de usted. No todo lo que se sugiere será apropiado o accionable. En última instancia, usted es el único que puede mejorar su rendimiento. Lo principal es estar abierto a otros puntos de vista.

Espero que esta información les sea de gran provecho, nos seguimos viendo.

Logotipo LeBlanc&West

Daniel West y Gonzalo Le Blanc

 

Nota:

Soy Nana, les recomiendo que vean esta Entrevista LEBLANC & WEST – Focalizar a través de la Hipnosis

 

By | 2017-07-06T14:29:15+00:00 10 julio , 2017|Innovación Gerencial, Mi invitado de honor de la Semana|