La Manufactura Esbelta o Ajustada

En el artículo anterior conversamos sobre la calidad y su relación con Six Sigma, recordemos que bajo esta metodología su principal objetivo es mejorar la calidad, al estabilizar el proceso y obligarlo a fabricar salidas estables basados en esos parámetros, al eliminar todos los factores externos que afectan la calidad de nuestros productos finales, ésto es sumamente útil cuando el proceso que estamos mejorando es óptimo, ahora la pregunta que surge es ¿Qué pasa cuando el proceso por si solo es ineficiente?, ¿Cómo maximizamos nuestra ganancia si ya la oferta y la demanda estableció el precio en el mercado?, la respuesta aunque evidente es: disminuir los costos de fabricación, lo que va asociado a realizar las cosas de manera distintas, a hacerlas bien a la primera, a disminuir los desperdicios, el retrabajo y todo aquello que encarezca nuestros costos de producción.

2015-10-13 15.04.09

GIAMMARCO D´ANGELO

En nuestra búsqueda de la perfección en los procesos, para maximizar nuestra ganancia y disminuir nuestros costos operativos (Optimización de Procesos), se recomienda la Manufactura Esbelta o Ajustada (Lean Manufacturing), el cual es un modelo de gestión que está enfocado en la Optimización del Flujo de Procesos, de manera que se genere un máximo de valor a los clientes con el mínimo de recursos necesarios, de allí su definición de ajustados o esbelta, el concepto de Lean fue mencionado por primera vez por el equipo de  James Womack y Daniel Jones en la publicación de sus libros “La máquina que cambió el mundo” y “Lean Thinking”

[1], sin embargo la metodología fue concebida en Japón por Taiichi Ohono, Director de Toyota, luego de estudiar a los pioneros en producción y reducción de desperdicios de Estados Unidos de America,  Frederick Taylor y Henry Ford, respectivamente.

            Ford

Uno de los principales conceptos asociados a la Manufactura Esbelta es el Manejo de los desperdicios, el desperdicio se define como “Residuo de lo que no se puede o no es fácil aprovechar o se deja de utilizar por descuido”[2], el modelo de gestión esbelto se centra en reducir o eliminar todas aquellas actividades que son denominadas desperdicios, ya que las mismas no añaden valor al producto manufacturado.

Existen muchos tipos de desperdicios que deben ser monitoreados y minimizados a lo largo de toda la cadena de producción, a continuación los más importantes:

  • Sobre-producción: corresponde a la elaboración de productos por encima de la demanda, busca reducir el esfuerzo de elaboración de un producto del cual no se tiene la certeza inmediata que será vendido, la sobre-producción genera costos adicionales, al tener que asumir todos los que van asociados al almacenaje, por la espera de los productos para ser vendidos.
  • Tiempo de espera: es todo aquel tiempo en el cual las personas están detenidas, esperando que la fase anterior pueda enviar el entregable, para continuar el proceso de manufactura.
  • Transporte: es el esfuerzo para recibir la materia prima y el despacho del producto manufacturado, es especialmente importante cuando la fábrica está alejada de los puntos de extracción o elaboración de la materia prima (según sea el caso) o el producto manufacturado lejos del consumidor final.
  • Exceso de procesados: corresponde a todos los retrabajos asociados a un producto, que no cumplió el estándar de aceptación de calidad y debe ser procesado nuevamente, para que el resultado se encuentre dentro de los parámetros de calidad aceptables.
  • Inventario: corresponde a todos los productos terminados que se encuentra en almacenaje, esperando a ser comprados, el mantener inventario tiene  como implicación un incremento en los costos por dicho efecto, así como la afectación sobre los productos por el tiempo de almacenaje, si el producto requiere condiciones especiales, éstos impactarán directamente los costos y por ende el precio a los usuarios finales.
  • Movimientos: corresponde al tiempo invertido en poder mover la mercancía de un punto de fabricación a otro en todo el proceso de manufactura, en la medida que se disminuye este tiempo. los productos son fabricados en menor tiempo y por ende a menor costo.
  • Defectos: corresponde a todos los productos que no cumplen con el estándar de calidad y al no poder ser reprocesados deben ser desechados, incrementando los costos de fabricación y por ende el precio del producto al consumidor final.

                 Muda

                                           Figura 2. 7 Tipos de Defectos o MUDA.

  • Potencial humano subutilizado: corresponde a aquel personal, que durante el proceso, se encuentra de alguna manera ocioso, bien porque no encuentra dónde encajan sus funciones o bien porque las mismas no se encuentran bien descritas.

Principios Clave de la Manufactura Esbelta:

  • Calidad Perfecta a la Primera: es la búsqueda, organización y manufactura para dar resultados con cero defectos;  la detección y solución de los problemas se debe hacer en el origen del defecto y no al final del proceso, es especialmente importante en aquellos procesos donde las salidas defectuosas no pueden cumplir con la calidad esperada, obligando a realizar un reproceso, lo que implica que todo el producto es un desperdicio.
  • Minimización del Despilfarro: eliminación de todas las actividades que no agregan valor y optimización del uso de los recursos escasos (capital, gente y espacio).
  • Mejora Continua: reducción de costos, mejora de la calidad, aumento de la productividad y compartir la información.

              PullN

  • Procesos “PULL”: los productos son tirados o halados (en el sentido de ser solicitados) por el cliente final, y no que los productos son empujados al final de la producción por el proveedor hacia los clientes.  Un ejemplo de un servicio PULL son las solicitudes de Pay per View, en la cual el cliente solicita y “Hala” el servicio, en comparación a una red en la cual el proveedor debe llevar la disponibilidad de los productos hasta el cliente manteniendo niveles de stock mínimos con los costos y desperdicios asociados.
  • Flexibilidad: producir rápidamente diferentes mezclas de gran variedad de productos, sin sacrificar la eficiencia debido a volúmenes menores de producción.

            Pic

  • Construcción y Mantenimiento de una Relación a Largo Plazo con los proveedores: Al tomar acuerdos para compartir el riesgo, costos, demanda e información del mercado, se pueden realizar mejores estimaciones sobre la producción, minimización de despilfarros y oportuna atención a los cambios en la demanda de productos, estableciendo una relación GANAR-GANAR entre el Cliente y el Proveedor y una relación GANAR-GANAR-GANAR, entre Cliente, Proveedor y Usuario Final, maximizando la ganancia de los primeros y disminuyendo los costos en el usuario final.

              IFrame

El éxito de la Manufactura Esbelta se basa en que las empresas que desean gestionarse bajo esta metodología, apliquen de manera constante los conceptos y la filosofía de generar productos y servicios de manera eficiente, a menor costo y minimizando los desperdicios, estas soluciones y correcciones no son soluciones temporales, deben formar parte de la política de la empresa y de un esfuerzo sostenido.

El modelo de Gestión Esbelto es un complemento a la implementación de la metodología de Six Sigma, ambas se pueden aplicar de manera independiente, visto que sus objetivos son distintos:

  • La Manufactura Esbelta está enfocada en la eliminación de desperdicios y la mejora continua, mientras que
  • La Metodología de Six Sigma está enfocada en tener procesos estables que siempre produzcan los resultados esperados con 6 Sigmas de efectividad.

Ambas Metodologías de Gestión son ampliamente implementadas en los distintos tipos de industrias y las mismas pueden ser adaptadas a cualquier tipo de empresa, así como también a las actividades cotidianas, y tú,  ¿Cuánto desperdicio tienes en tu día a día?

APROBADO

By | 2017-02-21T06:06:56+00:00 26 octubre , 2015|Mi invitado de honor de la Semana, Riesgo Empresarial|