La guía completa para convertir tu tienda en una franquicia

Muy bien, tienes un negocio exitoso, con miles de clientes. Ahora, ¿qué? Puedes pensar en abrir sucursales o convertirlo en una franquicia. Si te decidiste por esta última opción, ¡felicitaciones!

Sin embargo debes tener una marca bien establecida para eso. Sigue estas 7 técnicas secretas de ventas para hacer crecer tu negocio de manera rápida en Gananci. Ahora sí, veamos en qué consiste una franquicia:

¿Qué es una franquicia?

Antes de pasar a ver los pasos para crear una, debes saber exactamente en lo que te estás metiendo. Una franquicia es un acuerdo tanto legal como comercial entre el dueño de cualquier tipo de negocio o nombre registrado (en este caso, tú) y todo aquel que quiera montar ese mismo negocio. Algunos ejemplos son Starbucks, Burger King, Taco Bell y demás.

Esta relación se fundamenta en la confianza entre tú y el comprador del nombre de tu negocio, pues tú le darás tu nombre, tus planes, tus herramientas y básicamente todo tu negocio, aunque el comprador tendrá la responsabilidad de hacer que su sucursal tenga tanto éxito como la original.

¿En qué consiste una franquicia?

Debes saber que existen dos tipos de franquicias, las de producto o marca comercial y las franquicias de formato de negocio.

Las más simples y comunes son las primeras, que es cuando vendes los derechos de tu negocio para que otro utilice el nombre y te reporte un porcentaje de los beneficios.

La franquicia de formatos de negocio es un acuerdo un poco más extenso. Aquí se dan muchos servicios, como la elección geográfica, adiestramiento, envío de materia prima, estrategias de marketing y mucho más.

¿Cuáles son los pros de una franquicia?

  • Encontrar buenos emprendedores que te ayuden a sacar adelante tu marca y a tener mucho más éxito. Por lo general, las personas con grandes metas quieren invertir en una franquicia y no tener solo un sueldo, por lo que puedes encontrar a muy buenas personas.
  • Buena opción para expandirte porque no debes invertir demasiado, sino que cada quién monta el negocio y tú recibes ganancias de las sucursales.
  • Disminuyes riesgos al convertir tu negocio en franquicia porque tu inversión es mucho menor, e igual puedes obtener grandes ingresos.

¿Cuáles son los contras de una franquicia?

  • Pierdes control sobre cada sucursal ya que, si bien es tu nombre, cada comprador tiene derecho a contratar a quien quiera, dirigirlo como mejor le parezca e incluso tener metas diferentes a las tuyas. Ten cuidado con eso.
  • Se puede perder el trabajo en equipo si alguno dejara de hacer lo que se supone que es su obligación, pensando que otras sucursales ya lo están haciendo. Procura que siempre haya comunicación entre todos y, sobre todo, transparencia.
  • No es tan sencillo estar a la vanguardia porque si tienes un Starbucks y quieres vender hamburguesas o algo por el estilo, tienes que hablar con tus compradores ya que eso no estaba en el contrato inicial.

¿Qué debo hacer para convertir mi negocio en una franquicia?

Ahora no solo vas a ser el jefe de tu negocio, sino de varios otros y vas a dar asesorías y demás. Para esto debes ser un buen líder, y Gananci te enseña cómo convertirte en uno en 5 pasos.

Luego, haz lo siguiente:

  1. Analiza tu negocio

Franquiciar un negocio no es tan fácil, y estoy segura de que tampoco lo parece. Es bueno esperar a que tengas dos sucursales que reportan buenas ventas, para asegurarte de que es una buena idea que tu marca esté en toda la ciudad, el país o incluso el mundo.

Sin embargo, debes hacer un estudio de mercado para conocer si hay suficiente población para cubrir la nueva franquicia. También considera que ya no solo serás el jefe, sino que tendrás que estar vendiendo tu concepto, asesorando a los compradores e incluso supervisando.

  1. Asesórate en el aspecto legal

Tienes un negocio, así que bien sabes que todo lleva un abogado de por medio, y ni hablar del papeleo. La cosa se complica si quieres hacerlo de manera internacional. Debes inscribirte en el registro de franquiciadores, crear un documento con los datos de tu negocio, y mucho más.

  1. Crea un plan para la franquicia

En este punto tienes que pensar cuál es tu visión para la franquicia. A dónde quieres llegar, cuántas franquicias quieres, el perfil de los compradores, cómo vas a asesorar a cada uno, y un sinfín de cosas más. Si no tienes esto, es probable que termines con una franquicia desorganizada que te reportará más pérdidas que ganancias.

  1. No hagas todo tú solo

Esto es una tarea un poco titánica. Así que contrata personas que se encarguen de la parte de vender la franquicia, marketing, inspección y todo eso, para que tú te encargues de asesorar y tomar las decisiones finales.

No olvides que debes mantener siempre el contacto con tus compradores, porque si no todo se podría tornar bastante caótico. Ahora, ¡ve y conquista al mundo!

#SeguimosEnLínea

Por |2018-03-20T18:18:29+00:0023 marzo , 2018|Emprendimiento, Estrategia Empresarial|
Facebook
Google+
Twitter
Pinterest
LinkedIn
RSS
Follow by Email