Estrategias para el marketing directo

¿Saca el máximo provecho de su marketing directo? Asegúrese de que sus campañas de marketing directo sean segmentadas, medibles y éticas.

Acerca del marketing directo

El marketing directo incluye varios enfoques en los que el productor de bienes o servicios contacta directamente al usuario final.

El marketing directo abarca ventas cara a cara, correo directo, catálogos, kioscos, telemercadeo y más. Independientemente de la forma que elija, hay algunas consideraciones críticas.

Campañas dirigidas

Los criterios para el marketing directo comienzan con una base de datos de clientes confiable.

Otros factores incluyen ofrecer un mayor valor para el cliente a través de un enfoque más personalizado y personalizado para ofertas de productos y servicios, procesos de distribución diseñados para satisfacer las necesidades de los clientes y la oportunidad de fomentar la lealtad de los clientes.

Uno de los primeros criterios para el marketing directo es tener disponible un perfil de cliente consistente que describa los mercados objetivo dominantes.

Esta información debe tener suficientes detalles para admitir una base de datos de clientes.

Una base de datos de clientes captura cuantitativamente las características clave de clientes potenciales y clientes que están más listos, dispuestos y capaces de comprar su producto o servicio.

Puede ofrecer información demográfica sobre su edad, ingresos, educación, género y compras anteriores de pedidos por correo.

De acuerdo con esta información, esta base de datos de clientes identifica clientes que poseen estas características:

  • Haber comprado con mayor frecuencia
  • Comprado recientemente
  • Gasta más en cada transacción

Esta base de datos se usa para lograr lo siguiente.

  • Identificar prospectos
  • Decida cuándo un cliente necesita una oferta específica.
  • Mejora la lealtad del cliente
  • Estimular compras repetidas

El acceso a una base de datos de clientes es el primer paso.

El siguiente conjunto de criterios incluye mejorar el valor del cliente a través de uno o más de los siguientes factores:

    • Soluciones personalizadas de productos y servicios
    • Interacción personalizada antes o durante la transacción real
    • El desarrollo de experiencia dentro de una industria o basado en problemas específicos
    • Procesos de distribución individualizados acompañados de ofertas de marketing personalizadas

Cuando se cumplen estos criterios, la organización puede aprovechar las áreas de experiencia, las economías de escala y el potencial para generar lealtad del cliente.

Una organización puede lograr una mayor precisión en el mercado objetivo a través del marketing directo de lo que puede experimentar a través de un marketing masivo o un enfoque de marketing de canal.

Antes de comenzar, decide cómo medir

Las campañas de marketing directo exitosas planifican sus esfuerzos, determinan sus objetivos, apuntan a sus mercados, determinan los elementos clave de las ofertas, prueban esos elementos y establecen mediciones para evaluar el éxito de la campaña. Medir su éxito es clave.

Comience reuniendo información sobre sus costos fijos relacionados con los gastos generales y los costos variables relacionados con la cantidad de piezas que se enviarán.

Luego, prepárese para rastrear los ingresos generados. Cada una de estas áreas ofrece información valiosa para evaluar los resultados de la campaña de marketing directo.

Llevar a cabo un análisis de punto de equilibrio simple puede ser una herramienta valiosa en este proceso.

Puede probar la tasa de respuesta anticipada, basada en establecer un punto de venta de punto de equilibrio, para comprender mejor las posibles combinaciones de resultados potenciales.

La información sobre las tasas generales de respuesta de correo directo, los estándares de la industria o sus experiencias pasadas de marketing directo pueden usarse para predecir tasas de respuesta razonables.

El análisis de su campaña de marketing directo puede permitirle mejorar constantemente el rendimiento de marketing directo. Si se utilizan varias piezas de correo directo, analice las tasas de respuesta de cada una.

Esta medición puede considerar los resultados que ocurren después de la conclusión de la campaña.

Algunas campañas de marketing directo producen resultados meses o años después de que se haya evaluado la campaña.

La “falla” inicial puede convertirse en una campaña exitosa si los resultados son rastreados y medidos a lo largo del tiempo.

Consideraciones éticas y responsabilidades

No todo el marketing es un buen marketing. Es importante reconocer que algunas técnicas de marketing directo contienen atributos negativos que afectan al grupo objetivo. Esto puede incluir invasión de privacidad, engaño o fraude.

La invasión de cuestiones de privacidad a menudo se asocia con el telemercadeo. ¿Cuántas llamadas a proveedores de larga distancia ha recibido a mitad de la cena?

Los mensajes de correo electrónico “Spam” enviados a numerosas direcciones de correo electrónico de la computadora saturan las bandejas de entrada.

¿Cuántos recibes cada día? Estas actividades pueden generar un impacto negativo en un cliente potencial y costar dinero que podría gastarse de manera más efectiva en otro lado.

El marketing directo también puede implicar el uso de vehículos de comunicación que exageran la información y engañan a los compradores a través de afirmaciones engañosas sobre el tamaño, el rendimiento o el precio de un producto.

Los productos que no cumplen con el reclamo, y las organizaciones sin fines de lucro que usan fondos para otros fines, son culpables de tácticas de promoción directa de correo inexactas o engañosas. Además de crear una imagen negativa, este tipo de marketing puede ser legalmente riesgoso.

Tenga en cuenta las ramificaciones potenciales que una campaña de marketing directo puede tener en su producto, servicio y organización al seleccionar, diseñar e implementar la campaña.

#SeguimosEnLínea

Por | 2018-02-13T16:14:16+00:00 13 febrero , 2018|Marketing|

Deje su comentario