Tener a un amigo que acepte ser tu guest blogger una vez es un regalo, dos ya es un privilegio … ¡pero por tercera vez! eso ya es el mas grande de los privilegios y honores; sobre todo cuando sé que mi amigo es un empresario que su agenda vive bien ajustadita. Lo conozco desde el 2013, y con el pasar del tiempo no solo mi cariño y aprecio ha aumentado notablemente, sino que mi admiración hacia él como profesional se ha triplicado. Si haces una mezcla de un planificador-comercial-estratega-mercadólogo-visionario, lo bates bien y ¿sabes que sale? MI INVITADO DE HONOR DE LA SEMANA.

Sin más preámbulos los dejo con …

Albert

ALBERT RAMOS CATALÁN

Emprender un Negocio es algo complejo, creo que nadie rebatió esta frase. Empresas, profesionales y clientes están más preparados que antes. Por si esto fuera poco, los clientes tienen más criterio y son mucho más exigentes. A veces en exceso, si lo comparamos con lo que sucedía…digamos…unos diez años atrás.

Estoy convencido de que la crisis económica nos ha hecho más duros, ¿habéis notado que como clientes ya no pasamos ni una? Hemos elevado la exigencia a otro nivel. Esto es muy positivo, siempre que seamos honestos y justos, ser exigentes es bueno; pero he visto casos en los que se confundía exigencia con soberbia.

Tirar adelante una empresa es una tarea titánica, y para Emprender un Negocio con éxito, es necesario estar preparado; porque nos tocará gestionar muchos inconvenientes. Nadie se imagina cuántos, hasta que se pone manos a la obra.

Con cuántos socios Emprender un Negocio

Una de las primeras cuestiones a las que debemos prestar atención, es al número de socios que participarán del Negocio. Muchas personas no prestan atención a esta parte, y debes tenerlo muy claro desde el principio. Puede ser la diferencia entre seguir adelante o cerrar.

Al principio todo es muy bonito e ilusionante, pero si no se tiene cuidado con la elección y el número justo de socios; con el tiempo pueden comenzar las discrepancias. A veces éstas son insalvables.

En muchas ocasiones no hace falta que haya dos o más socios, pero es cierto que apetece embarcarse en compañía, es muy humano. Si se emprende muy joven, todavía es más difícil que se tenga esto en cuenta; aunque como habrás leído en muchas ocasiones; de los errores se aprende.

Cuántos socios serían los necesarios para Emprender un Negocio no tiene una respuesta fácil y clara. Lo importante es saber cómo se establecerá la participación dentro de la empresa. Es muy importante determinar de forma muy clara quién controlará el Negocio.

Debemos adecuar el modelo de socios y el número, en función del tipo de empresa; y de las perspectivas que tengamos a medio y largo plazo. Parece que un número impar sería el más idóneo; porque de esta forma alguien desencallar la situación; si hay discrepancias.

Si sólo somos dos socios, y tenemos el 50% de la Marca cada uno, será más complicado llegar a tener acuerdos; tan necesarios para el buen funcionamiento de la empresa.

Perfil del socio más adecuado para Emprender un Negocio.

Elegir a los compañeros que nos acompañarán en esta aventura, es algo que debemos definir muy bien. Es necesario dedicar el tiempo suficiente a pensar es aspectos como:

¿Qué perfil o qué tipo de socio necesitamos?

Lo ideal es buscar a personas que nos complementen, es decir, perfiles que aporten algo que no tenemos. Pensar en profesionales que tengan el mismo perfil que nosotros, quizás no sea lo más indicado; aunque depende de casa caso, lógicamente.

Seguir este criterio aportará diversidad, algo muy necesario para Emprender un Negocio. Las capacidades de nuestros socios deben ser complementarias, así mejoraremos nuestras debilidades, a la vez que potenciamos las fortalezas de la Marca.

Llegados a este punto, podríamos definir si queremos socios capitalistas, o además de aportar capital, que trabajen dentro de la empresa. Para seleccionar a este tipo de socios, los que trabajarán dentro del Negocio, debemos dedicar más tiempo para definir los perfiles profesionales necesarios. Elegirlos bien, significa tener más opciones de continuidad y consolidación.

chica

Por qué Emprender un Negocio con un Vendedor

Como he comentado al inicio de este post, consolidar un Negocio no es una tarea sencilla. Uno de los principales problemas a los que nos enfrentaremos, será una cuestión puramente económica, es decir, con qué recursos económicos contaremos.

Una de las opciones es endeudarse. Para conseguir financiar nuestro proyecto, podemos recurrir a los bancos, a familiares, amigos, al micromecenazgo (crowdfunding)… Sea cual sea la opción elegida; es importante tener muy claro que el dinero, más pronto que tarde, se termina.

La mejor forma de financiar nuestro proyecto, es consiguiendo clientes, sin duda alguna. Emprender un Negocio junto a un Vendedor, puede ser una opción muy válida para conseguirlo.

Siempre que he hablado con alguna persona que ha emprendido, acaba comentando lo difícil que es vender; y gestionar después lo vendido. Vender es una profesión, y como cualquier trabajo, requiere de formación y mucha experiencia. ¿Por qué casi nunca se piensa en Emprender con un Vendedor; como socio?

Principales cualidades de un buen Vendedor

Saber vender significa conocer el mercado en el que se moverá nuestro Negocio. Estudiar muy bien los productos y servicios que ofreceremos, los clientes potenciales, la competencia… Para ello necesitamos un profesional con garantías y mucha experiencia. Un buen Vendedor debe tener ciertas cualidades; y algunas de ellas las detallaré a continuación:

Un buen Vendedor es Optimista

Una persona optimista crea un buen ambiente dentro de la su propia empresa, y esta actitud se proyecta fuera de la misma. Transmitir ese positivismo a los futuros compradores y clientes; será una labor complicada pero muy necesaria. Sobre todo, al principio del proyecto que es cuando más cuesta convencerles.

Un buen Comercial es Perseverante:

Entre las principales cualidades de un buen Comercial, encontramos la perseverancia. No rendirse es una cualidad esencial. Habréis leído alguna vez aquello de: “tolerancia a la frustración”; pues por aquí va la cosa.

Un profesional de la Venta tiene Empatía:

Es muy importante que los futuros clientes se sientan comprendidos. Una persona con empatía es capaz de ponerse en el lugar del cliente, entenderle y adaptarse a los tiempos que necesita cada proceso de venta; cada cliente es distinto y saber cómo tratarlo, es fundamental.

Un Buen Vendedor es una persona Honesta:

Un profesional de la Venta no es una persona que miente. Un buen Vendedor es aquél que siempre es honesto, tanto con sus compañeros, como con los clientes reales y potenciales. Retirarse a tiempo o explicar las cualidades sin exageraciones, para conseguir una venta, es algo sumamente importante; sobre todo al principio del Negocio, que es cuando más confianza debes generar. Después hay que seguir manteniendo el nivel de honestidad, claro.

Conclusiones para Emprender bien

Después de leer este artículo, no será más fácil emprender un negocio, pero si te planteas contar con un buen Vendedor, me sentiré satisfecho. La venta es una parte fundamental en la continuidad de una marca, porque sin clientes; no hay Negocio.


Que les voy a decir que ya no les haya dicho Albert en su artículo. Si, efectivamente Emprender un Negocio no es nada fácil, todo lo contrario, es muy difícil y si te asocias mal peor te sale la jugada. Tanto que me atrevería a decirte que todo el entusiasmo e ilusión que tenías desaparece. Realmente después de leer éste artículo todos nos queda la pregunta … ¿y por qué no? Realmente que tu socio sea un Vendedor no es para nada una mala decisión.

Muchas gracias amigo mío por aceptar mi invitación de volver a mi casa. Y no creas que será la última vez que te vuelva a invitar, ya me conoces me encanta tu forma de escribir y las temáticas que abarcan ya sabes que son siempre las más acertadas.

Mi querido lector … ¡Ya tú sabes!  

APROBADO