Creando memorables experiencias de marcas: hazlas dulces y simples

¿Cuál es una de las experiencias más memorables que haya tenido con una marca? …

  • ¿Por qué fue tan memorable?
  • ¿Cómo le hizo sentir?
  • ¿Qué hizo la experiencia por usted?
  • ¿Cuánto tiempo duró la experiencia?
  • ¿Fue corto o largo?
  • ¿Fue una experiencia simple o intrincada, en profundidad?
  • ¿Le impactó duraderamente? y ¿Por qué?
  • ¿Le ayudó a mejorar su vida?
  • ¿Cómo ayudó a su negocio?
  • ¿Le ayudó a hacer más? ¿en qué más?

Crear memorables experiencias de marca puede diferenciar a las grandes marcas de las marcas promedio e incluso a las buenas.

Muchos líderes de marketing y negocios tienden a complicar demasiado todo sobre marketing. Debido a que complican demasiado lo que debería ser simple, terminan por caer en estrategias y tácticas que no hacen otra cosa que crear una experiencia de marca memorable y significativa.

Concluyen centrándose en demasiadas tácticas y métricas de vanidad que a corto plazo terminan perjudicando a su marca en vez de ayudar.

Terminará perdiendo tiempo, dinero y oportunidades de mercado, perdidas enfocadas en tácticas a corto plazo “quítelo de la lista” contra la desaceleración para acelerar y tomarse el tiempo para planear, establecer metas y alinear los esfuerzos de marketing y redes sociales donde realmente puede tener una impacto en el negocio.

los 5 sentidos humanos

Las experiencias de marca memorables no tienen que ser complicadas.

La verdad es que las experiencias de marca no tienen que ser tan complicadas como las hacemos nosotros. Muchas veces son las experiencias más simples, pero agradables y que las hacen más memorables.

En mi caso realizo muchos viajes internacionales por negocios. Paso la mayor parte del mes viajando al extranjero. Me he alojado en muchos hoteles y he comido en numerosos restaurantes, de gama alta y baja.

Lo interesante es que las experiencias más memorables no siempre provienen de la habitación o comida más cara. Realmente es todo lo contrario, mis mejores recuerdos y experiencias de marca provienen de las experiencias más simples.

Son las experiencias que inspiran, comprometen, entusiasman y nos empoderan. Recuerdo las sonrisas de los recepcionistas del hotel y del personal del hotel.

Aprecio la comida de dos horas y media que compartí con buenos amigos de Kuwait y Singapur en un pequeño restaurante indonesio en el corazón de Barcelona, ​​España.

Recuerdo el equipo de liderazgo y el personal del Heathman Hotel que me hicieron sentir como una reina durante una visita a Portland, donde fui oradora principal de un evento. Me dieron la bienvenida en línea semanas antes de llegar a Portland para el evento.

La dirección del equipo Visit Portland y Heathman Hotel se mantuvieron en contacto conmigo desde el evento. Se relacionaron conmigo vía Twitter e Instagram.

Comentaron y compartieron sus opiniones sobre los otros lugares que visité y las fotos que compartí. Comparten aún hoy en día los artículos que publico en este blog que creen que son relevantes para su público.

Nuestra relación es humana. Se basa en la confianza, el valor y la amistad.

Recuerdo al personal del hotel Boulderado en Boulder, Colorado, quien hizo un esfuerzo adicional para tratar de ayudarme a conectar mi reproductor de DVD portátil a la TV de pantalla grande para poder hacer ejercicio en el habitación.

Aún recuerdo al equipo de nuestro cliente, el British Council, que me hizo pensar y reír constantemente durante nuestro taller de dos días en España, tanto en el 2013 como en el 2014.

Recuerdo las noches en las que repartían pan, compartiendo una velada en el restaurante Lebonese, donde el restaurante no tenía música, ¡así que el equipo del British Council hizo lo suyo!

Aprecio los desayuno con papá que visitamos en Florida, donde siempre recuerdan nuestros nombres, nuestros puestos favoritos y lo que nos gusta comer.

Mira, los momentos más memorables y preciosos de la vida no se crean a través de un logotipo bonito o una campaña complicada y un embudo de conversión.

Experiencias memorables …

  • Toca el corazón
  • Hacerte reír.
  • Hasta llorar.
  • Hacerte pensar
  • Inspirarte a participar
  • Ayuda a aprender
  • Podrás enseñar
  • Ayudarás a crecer
  • Ayuda a compartir sus mejores cosas.
  • Lograrás a hacer más
  • Ayuda a dar más
  • Poder ser más

Cuando las marcas ofrecen a sus audiencias y clientes experiencias memorables, sus clientes quieren gritar desde la cima de la montaña. Quieren publicar sus fotos en Instagram, Facebook y Twitter.

Eligen registrarse en Foursquare y twittear a sus amigos. Quieren contar la historia. Quieren compartir la experiencia para que otros puedan venir a dar un paseo virtual y probar lo que se siente.

Si usted es un comercializador y líder empresarial que desea crear experiencias de marca memorables, lo animo a comenzar con el corazón. Mantenlo simple. Entre en la cabeza y el corazón de su cliente ideal.

¿Cómo quiere que lo sientan? ¿Qué quiere que recuerden de su marca?

el amor a las marcas

10 consejos para crear experiencias de marca memorables

1. Conozca a su cliente.

No puede crear una experiencia memorable para su cliente si no sabe quiénes son. ¿Qué es memorable para ellos? ¿Qué les importa? ¿Que es lo que les importa? ¿Qué los hace felices? ¿Con qué sueñan? ¿A quién quieren ser cuando crezcan? ¿Qué problemas tienen y cómo pueden ayudar a resolverlos?

2. Mantenlo dulce y simple.

No complique demasiado la experiencia. Céntrese en crear momentos dulces y sabrosos de placer. Manténgalos simples y fáciles de consumir y recordar. Cuanto más simple sea, más fácil será para sus clientes involucrarse y recordar la experiencia.

3. Comience con el corazón.

La marca viva de los empleados sociales promete el empoderamiento de la inspiración. Cree experiencias que se conecten emocionalmente. Haga que su público se ría, hágalos llorar.

Hágalos sentir algo. Aproveche sus sueños e inspírelos a soñar más grande, inspírelos para hacer más, dar más y ser más.

Encuentre lo que les importa y conéctese de una manera real, convincente y relevante.

4. Recorra un día, una semana o un mes en la vida de su cliente que experimenta su marca.

Póngase en la mente, los zapatos y el corazón de su cliente. ¿Cómo funciona la experiencia para ellos?

Examine cada punto de contacto que tengan con su marca y las personas que la integran. Identifique formas en que puede mejorarla. ¿Está entrenado su personal? ¿Están viviendo su promesa de marca? ¿Están entregando experiencias que encenderán leales evangelistas de marca?

¿Dónde hay oportunidades para elevarse por encima del status quo? ¿Cómo puede entregar un servicio más allá de lo que experimentan de cualquier otra marca?

Piense en la integración, no en los silos. Del mismo modo que los buenos especialistas en marketing digital diseñan la mejor experiencia de usuario en línea, debe hacer lo mismo para fuera de línea.

No hay una sola experiencia en línea y separada fuera de línea. Cada experiencia importa y la marca debe ser consistente tanto fuera de línea como en línea.

5. Humanízala.

Las marcas humanas no hablan a sus audiencias como un billete de un dólar o una tarjeta de crédito. Ellos hablan humano. Se involucran como humanos. No twittean los mismos tweets 24/7, los 365 días del año.

Participan en tiempo real. Comparten en tiempo real y crean experiencias en tiempo real.

 

top of mind

6. Empoderar e involucrar a sus empleados.

Sus empleados son su marca. Cada contacto que su cliente tiene con sus empleados es un toque de marca. Asegúrese de hacer todo lo que esté a su alcance para empoderarlos e inspirarlos a ser los mejores evangelizadores de su marca.

Su objetivo debe ser inspirarlos a querer vivir y cumplir su promesa de marca porque quieren, no porque les diga que deben y deben hacerlo para mantener un cheque de pago.

7. Mantenga su palabra.

Cumpla lo que dices que va a hacer, y punto. No prometa demasiado y menos entregas. Baja promesa y entregar más. Gane y establezca confianza en cada punto de la marca.

8. Sonría.

Sí, una sonrisa puede recorrer un millón de millas. Inspire a sus empleados a entregar sonrisas reales en cada punto de contacto.

Una sonrisa puede iluminar un día, cambiar el estado de ánimo y crear un cliente de por vida.

Nana con Juvè&Camps

9. ¡Abrace el factor diversión!

No olvide que sus clientes son humanos. Les gusta reír, soñar y vivir la vida. No se concentre demasiado en los negocios, las métricas y los ingresos, que pierde el factor diversión.

No hay un negocio demasiado serio o complicado que tampoco pueda crear una experiencia agradable, memorable y divertida para el cliente.

las marcas necesitan compromisos

10. Escuche.

Las marcas inteligentes escuchan más de lo que hablan. Si desacelera y toma el tiempo para escuchar lo que sus clientes y la comunidad están hablando, aprenderá cómo desarrollar experiencias memorables que los entusiasmen y atraigan.

Aprenderá cómo mejorar sus productos y servicios. Conocerá qué puntos de contacto son los más importantes.

Aprenderá y escuchará de primera mano las experiencias que están dejando una impresión duradera.

Aproveche las herramientas de escucha social y desarrolle una estrategia con tácticas específicas para volver a incorporar los datos y los conocimientos de sus redes sociales en su organización para mejorar las experiencias de marca de los clientes.

No es una ciencia exacta. Ayudamos a nuestros clientes a hacer esto y más todos los días. Si no sabes por dónde empezar ¡Llámenos, podemos ayudarlo!

#SeguimosEnLínea

Por |2018-06-23T10:29:09+00:0029 junio , 2018|Branding|

Deje su comentario

Facebook
Google+
Google+
Twitter
Pinterest
LinkedIn
RSS
Follow by Email