Comprender la importancia de la ética en los negocios

La ética en los negocios trata de distinguir entre las prácticas comerciales correctas e incorrectas y la adhesión a los principios éticos cuando participan en ellas. ¿Por qué la ética es importante en los negocios?

Vemos que las empresas exitosas fracasan y las organizaciones que operan de forma rentable sufren una caída. Vemos nombres famosos en el mundo corporativo perder su reputación.

Una de las principales razones detrás de estos sorprendentes fracasos es la falta de ética empresarial.

Una verdadera comprensión de lo correcto y lo incorrecto, y la capacidad de distinguir entre lo que es moralmente correcto y lo que no, es la ética.

Es una parte importante de la vida y administrar un negocio no es una excepción. Para tener éxito, una empresa necesita ser impulsada por fuertes valores éticos.

La mentalidad de un hombre de negocios crea la mentalidad de su organización. Son sus ideologías y filosofías las que influyen en la cultura del trabajo allí.

Para que un negocio prospere y mantenga su riqueza, debe fundarse en principios éticos y sólidos fundamentos morales.

Un negocio que se basa en la ética, es decir, donde las estrategias y decisiones se basan en el sentido del bien y el mal, puede funcionar con éxito por mucho tiempo.

Los creadores de dinero que no prestan atención a los valores éticos pueden tener éxito, pero es de corta duración.

Para mantenerse fuerte y durar mucho tiempo en el mercado, para que una empresa logre ganancias a largo plazo, la relación con el cliente es de suma importancia.

La relación con su cliente es clave

Para que una empresa logre ganancias a largo plazo, la relación con el cliente es de suma importancia. Para establecer una relación a largo plazo con los clientes y lograr el retorno de los clientes, una empresa debe basarse en la ética.

La confiabilidad de una empresa, su servicio al cliente, la atención al cliente, su forma de tratar con ellos y su deseo de retener clientes antiguos forma parte de la ética en los negocios.

La ética empresarial deja una impresión duradera y positiva en las mentes de los clientes. Esto lleva a la creación de confianza, lo que ayuda a una empresa a retener clientes antiguos y buscar otros nuevos.

La mayoría de nosotros nos preocupamos por ganar dinero para nuestro negocio y atendemos solo a los aspectos legales. ¿Cuánta importancia le damos a la moralidad?

No todos toman ese esfuerzo extra para basar su negocio en principios éticos. A veces, los deberes éticos de los empresarios y gerentes de proyecto podrían ser más permanentes que incluso las leyes comerciales.

La ética es un concepto de gran alcance y va más allá de la idea de cumplir la ley mientras se gana dinero. Los valores éticos están muy por delante de esto. Continúan ganando relaciones duraderas para el negocio.

Manténgase firme contra las prácticas antiéticas

Ser ético mientras dirige un negocio le proporciona una inmensa satisfacción. Hay una gran fortaleza que puede derivarse de saber que lo que está haciendo es correcto y que es justo con todos los que están asociados con su negocio (desde sus empleados hasta sus clientes).

La ética fuerte puede servir como su mayor motivador. La ética es una parte integral de dirigir un negocio de la manera correcta.

Por lo tanto, detrás de cualquier negocio exitoso, hay una combinación de perspicacia y una fuerte ética.

El éxito que se logra sin los cimientos de una ética sólida seguramente será efímero. A veces puede ser un golpe de suerte, pero para tener éxito consistentemente, una base sólida de ética es esencial.

Haga un uso justo de los recursos comerciales

La ética en los negocios no se limita a las personas que la administran. El concepto se aplica a cualquier persona que sea parte de una organización comercial.

Por ejemplo, cuando una compañía le da ciertos beneficios a los empleados, es obligación de los empleados no aprovecharlos indebidamente.

Del mismo modo, los derechos o poderes propios no deben utilizarse de manera injusta. El uso de recursos de la compañía para beneficios personales definitivamente no es ético.

Usar la riqueza del negocio por razones personales no es correcto. Usar fondos de la compañía por razones personales es moralmente incorrecto.

Una utilización cuidadosa y cuidadosa de los recursos de la compañía es un componente esencial de la ética en los negocios.

No acepte sobornos

Aceptar sobornos, complacer a los llamados clientes “importantes”, favorecer a algunos clientes y ser injusto con los demás es contrario a la ética.

El objetivo de una empresa no es solo maximizar las ganancias. Es más bien para satisfacer las necesidades de la sociedad y trabajar para beneficiar a las masas.

Los expertos en gestión empresarial respaldaron la necesidad de que los empresarios y los profesionales de las empresas estudien ética.

Han afirmado la importancia de fundar empresas en valores éticos y seguirlos sinceramente. Han instado a los profesionales de la gestión a adherirse a los principios morales.

La verdad es que los valores éticos fuertes son cruciales para el éxito de un negocio.

#SeguimosEnLínea

Por |2018-04-28T14:48:04+00:0028 abril , 2018|Estrategia Empresarial|
Facebook
Google+
Twitter
Pinterest
LinkedIn
RSS
Follow by Email