Cuando se tiene un pequeño negocio manejado por nosotros mismos o  se está trabajando en un nuevo emprendimiento, uno de los pilares fundamentales del éxito del mismo es tener bien definido el prototipo de lo que es nuestro cliente potencial.

Cuando se tiene claro en la mente el cliente que se busca para nuestro negocio, las energías estarán mejor enfocadas y los resultados serán más favorables.

Por ejemplo, los pescadores se dirigen a sitios específicos depende del tipo de pez que quieran atrapar. Estos no se van por todo el mar esperando que la casualidad les depare su pez objetivo. En el mundo empresarial es muy parecido.

Si todavía no has comenzado tu emprendimiento, pero tienes ganas de arriesgarte y estás acariciando la posibilidad, aquí puedes ver ideas nuevas para empezar un nuevo negocio.

¿Cómo reconocer a un cliente ideal?

Ahora bien, los clientes ideales son esas personas en las que debemos enfocarnos  porque son ellos los más beneficiados con los productos o servicios que ofrece nuestro negocio.

Esto hará que estén totalmente fidelizados y las operaciones sean más fluidas, aparte de que ellos recomendarán más clientes ideales lo que actuará como una gran bola de nieve.

Esto se lee maravilloso, por eso a continuación encontrarás ciertas pautas para que sepas identificar a esa clientela perfecta.

Piensa en tu público objetivo como individuos que existen. No como masas, así podrás crear un perfil lo más parecido a la realidad. Ese perfil debe contener las respuestas a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es su sexo?
  • ¿Cuál es su edad?
  • ¿Dónde vive?
  • ¿Cuál es su nivel de estudios?
  • ¿Cuál es la posición que ocupa dentro de su entorno familiar?
  • ¿Cuánto dinero gana anualmente?
  • ¿Cuáles son sus hábitos de consumo?
  • ¿Cómo es su estilo de vida?
  • ¿Cuáles son sus prioridades y valores?
  • ¿Cómo es su personalidad?
  • ¿Cuáles son sus gustos?
  • ¿Cuáles son las actividades que realiza para distraerse, divertirse?

Al ir respondiendo cada una de estas preguntas se logrará acercarse cada vez más a un perfil lo más específico posible ya que son características muy particulares lo que permitirá tener un público objetivo más delineado en el cual enfocarse.

Esto no quiere decir que absolutamente todas las personas deben cumplir a cabalidad con cada una de las características de este perfil. Eso sería decir una mentira ya que los individuos siempre serán diferentes entre sí, pero lo que sí es seguro es que agruparán muchos de estos rasgos.

Ventajas de conocer a mi público objetivo

No hay que ser totalmente rígidos en este tema, la flexibilidad también cabe y será de ayuda. Sin embargo, las ventajas de dirigir esfuerzos hacia el público objetivo son múltiples:

1.- Cómo tu producto/servicio satisface a cabalidad las necesidades del cliente objetivo, el porcentaje de devoluciones y reclamos será mínimo, por lo que te evitarás malos ratos y desgaste innecesario.

2.- El negocio será más rentable porque los clientes fidelizados siempre regresan por más, no se quejan de los precios y en reglas generales, pagan a tiempo. Conoce un poco más sobre cómo fidelizar a tus clientes en Gananci.

3.- El negocio será más eficiente ya que se ahorrará tiempo que le dedicaría a clientes que no están de acuerdo con los costos, quiere realizar múltiples cambios a su orden o simplemente piden cotizaciones o presupuestos que nunca se finiquitarán. Al evitar este tipo de clientes, su empresa estará más descomprimida. El trabajo será más de calidad que de cantidad.

Tampoco se trata de rechazar a los clientes que no sean los “ideales”, pero si los esfuerzos están enfocados en atraer a un cierto tipo de público, definitivamente ese será el porcentaje mayor que se conquiste. Por eso se debe trabajar arduamente en las maneras de cautivar a ese cliente antes que a otros.

4.- Ganarás publicidad gratuita y de la más eficiente porque los clientes satisfechos son la mejor manera de conseguir otros así como ellos a través de las recomendaciones genuinas.

Algo muy importante de todo esto es que a medida que la empresa evolucione, sus clientes lo hacen a la par. Así que es importante la innovación constante para poder seguir el ritmo de sus consumidores y por ende seguir supliendo sus necesidades de manera óptima.