Como algunos ya saben (y para los que no) yo empecé con mi blog en mayo del 2013, y empecé por WordPress. No sabía nada de nada ni de ser bloguera y mucho menos de cómo se hacía un blog y menos como funcionaba esta plataforma (jajajaja tiempos aquellos). Fue mucho lo que tuve que leer y aún así cometí ¡Pufffff!!!!! muchos errores. Y gracias a profesionales que sin conocerme de nada porque yo estaba en mi país Venezuela, me fueron ayudando de la forma mas desinteresada, cariñosa, y sin ningún interés propio. Y MI INVITADA DE HONOR DE LA SEMANA es una de esas personas, la vida es de agradecidos y yo por tanto, la empecé a seguir en su blog Marketingneando (y les digo algo, de lo que era en esa época a lo que es hoy en día ya solo queda es el nombre, es una pasada la evolución de esta señorita). Pero no solo la leía y compartía su contenido; sino que al mudarme a España pude estrechar mas la relación vía virtual (como con la mayoría), pero con ella es algo especial y diferentes que no puedo expresar en palabras, es una química fascinante.

Si te digo con detalles lo que nos reímos juntas, lo que nos escribimos a diario, la hermosa relación de amistad que ha nacido me quedaría corta. Ella es muy fácil de describir “ES MUY NURIA”, si así como lo lees. Es original, divertida, simpática, auténtica, espontanea, una profesional que trabaja duramente para lograr a ser lo que es hoy, pero a pulso y solita. La admiro muchísimo y la quiero mil veces mas. Y haber logrado que publicara fue difícil, pero no porque no quisiera (todo lo contrario) sino que ya su blog dejó de ser un blog, y gracias a su constancia es ya una agencia de marketing y es ella solita. Y por esto, valoro mucho mas que ayer en su hora de almuerzo escribió  este post, que cuando lo leas verás porque la defino como “MUY ELLA”. Ella siempre logra romper esquemas, y hoy lo volvió hacer.

Sin más preámbulos, le abro las puertas de mi casa a mi queridísima amiga Nuria Parrondo. Todos tuyos amiga…

Nuria

NURIA PARRONDO JIMENEZ

Todavía recuerdo el día en que Nana, en su perfil de Facebook, nos agradeció con unas bonitas y emotivas palabras a algunos de sus seguidores el día a día que compartimos con ella. A mí en especial, me agradeció que con mis fotos de los ’80 la devolviera a su niñez y recordará bonitos momentos. Así que he pensado que qué mejor que escribir sobre aquellas cosas de nuestra niñez que veíamos como “grandes adelantos de la tecnología”… Aquellos que si los tenías eras el más guay de tu pandilla… Y esos que si ahora los vemos, pensamos que con lo antiguos que se han quedado, en vez del siglo XX parece que son del Pleistoceno.

  • El teléfono

Sin duda, junto con los ordenadores y PC’s, lo que más ha cambiado. Siendo lo que más usa la gente, era y es una obviedad que sea lo que más se modernice con el tiempo.

¿Quién no ha tenido un teléfono heraldo gris? ¿Y recordáis del teléfono tipo góndola? ¡Qué lejos quedan esas conversaciones telefónicas al lado del teléfono porque el cable te impedía alejarse mucho de él! Los más listos ponían el teléfono en una mesita y al lado una silla para hacer menos cansado el rato pero quien no le tocaba quedarse de pie… ¡Con lo que pesaban! ¿Os acordáis?

telefonos

Quien más o quien menos, seguro que ha tenido uno de los teléfonos de la foto, ¿O no? El paso de marcar con la rueda del teléfono heraldo a la marcación por botón fue un gran avance y todo el mundo se montaba una excusa para llamar a Telefónica para que le cambiaron al último modelo de teléfono. Y ahora, ironías de la vida, es que se lleva lo vintage y los teléfonos heraldo vuelven a estar de moda.

Pero lo gracioso no es eso… Lo gracioso es ver a los niños de hoy en día usar uno de esos teléfonos. No sé si conocéis un vídeo que se hizo viral hace un par de años de unas adolescentes llamando por un “teléfono con rueda”. Os lo dejo a continuación para que os echéis unas risas.

  • Los móviles

Le toca el turno a la evolución de los primos hermanos de los teléfonos, los móviles, ahora también llamados Smartphones.

¿Fuiste el primero de tu pandilla en tenerlo y con ello el que más molabas o tuviste que rogar y hacer mucho la pelota a tus padres para que te lo compraran?

evolucion

¿Quién no tuvo un Nokia? Sin dudarlo, el mejor móvil de todos los tiempos digan lo que digan los amantes de la manzanita. Lo tirabas contra la pared y antes se rompía la pared que el móvil. ¡Ni un arañazo se hacía oye! Y no hablemos de la batería… ¡Una semana duraba!

¿Y los juegos? ¡Anda que no me he pasado yo noches jugando a la serpiente! Eso sí que era mérito que la serpiente no se tocará en una pantalla tan pequeña y no conseguir vidas en el Candy Crush. ¡Buah….!

Y especial mención a esos magníficos poli-tonos que incluso te podrías crear tú mismo con el teclado… ¡Cerca de una semana tardé en conseguir configurarme yo misma el de Imagine de John Lennon! Porque si, te lo podías comprar. Eran anunciados en casi todas las revistas y periódicos de entonces, pero el mérito era hacértelo tú mismo.

  • Los ordenadores

¿Has probado a decirle a tus hijos que, en nuestra época, algunos ordenadores eran de casette? Probarlo, probarlo… Ya veréis con qué cara os miran.

Siendo sinceros, cuesta un poco creer que utilizando ahora pantallas planas, teclados diminutos, inalámbricos e incluso enrollables de silicona y hasta waterproof, hace 30 años existieran ordenadores tipo ZX Spectrum o el Atari.

computadoras

Algo que era inseparable de nuestros ordenadores de entonces, era el joystick. Sin él, los juegos no eran los mismos.

joy

¿Crees que tienen algo que envidiar actualmente al mando de la Wii?

Eso si, nunca he visto ventosas tan eficientes como con las que fabricaban para los joystick de los 80. Antes te llevabas la mesa a cuestas con el joystick que conseguías despegarlo.

Increíble la reacción de estos niños cuando ven un ordenador de entonces.

  • Unidades de almacenamiento

El USB que usamos llegó  muchos años más tarde. Si llega a existir en los ’80 ese “aparatejo” tan pequeño, muchos hubieran pensando que estábamos hablando de un partido político antes que de una unidad de almacenamiento extra de tu ordenador.

En los ’80 lo que se llevaban eran los “diskettes”. Los de 3 ¼ y 5 ½ ….

casete1

Y si ya lo tenías en colores… ¡Si que eras molón!

casete2

Asombrada me quedé cuando el otro día fui a un bar y ahora los ponen de posavasos.

En fin, con tanto adelanto y echando la vista atrás parece no ser cierta esa frase que dice que “cualquier tiempo pasado fue mejor”. No seré yo quien diga que los avances en la tecnología no son buenos y tienen muchas ventajas pero mirando esta foto… ¿Cambiaríais nuestra infancia por la de ahora?

portada y fin


¡Ajá! Que les dije ¿No es genial?, no me podrás negar que a lo largo de todo el artículo te remontaste a tiempos atrás, empezaste a recordar y hasta reírte. Yo te cuento que yo mi primer móvil fue un Motorolla (que lo llamaban el ladrillo, ya sabes porque). Jugué Atari y me fascinaba Pac-Man, tuve diskettes y los más geniales fueron unos de colores neón trasparentes que se veían por dentro… y me sentía que era súper guay!!!!. Y ahora como dice Nuria Parrondo ahora todo se dobla, y hasta podemos tener una oficina virtual con nuestros Smartphones (yo soy manzanita hasta la muerte). De lo único que debemos tener cuidado es tener como 3 cargadores extra de batería para no quedarte “out” al mediodía.

Gracias amiga, ya me conoces y se que te puedes imaginar como he gozado con tu post. Gracias no solo por hacerme reír, sino porque se lo full que estás y que esto lo has hecho por cuanto me quieres y por eso tiene mas valor aún. Te adoro mi mosquetera!!!! Nos vemos el 16 de junio que estaré por allá.

Y ya sabes no olvides…

APROBADO