La planificación estratégica es obligatoria sin importar el tamaño de la empresa, ni si tiene 1000, 10 o 2 empleados, ni si tiene oficina o se trabaja desde casa; sea cual se el panorama que sea, siempre se debe plasmar el plan estratégico. Muchos empresarios, tienen la idea errónea de que un plan estratégico debe tener 100 páginas, de que es costosísimo y que solo está al alcance para las grandes empresas.

Plan Estratégico

Es un plan, de alto nivel que proporciona un marco para la estrategia global de una empresa de éxito. Es utilizado por sus dueños y gerentes, para proporcionar a negocio un enfoque claro.

El proceso de creación de un plan estratégico, implica analizar el mercado donde prevalece su negocio, el establecimiento de objetivos y la definición de un curso de acciones que le indicará cómo el negocio funcionará para alcanzar dichos objetivos.

Análisis FODA / DOFA / DAFO

El análisis DAFO, es una herramienta diseñada para poner las fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas de un negocio en perspectiva.

Les proporciona a las empresas, una visión clara de las ventajas que tienen sobre sus competidores y sus posibles vulnerabilidades.

Se utiliza principalmente por las empresas, para crear los planes de negocio / determinar estrategias eficaces y para la comparación con sus competidores.

La principal diferencia entre Plan Estratégico y la Matriz FODA

Como se mencionó anteriormente, el análisis FODA es sólo un elemento de un plan estratégico.

La principal diferencia entre los conceptos, es que el análisis FODA es una herramienta de planificación de negocios; mientras que el plan estratégico, es una propuesta de global de su negocio, que proporciona instrucciones sobre cómo la empresa va a encontrar el éxito.

7 beneficios de la Planificación Estratégica

1.    Ser proactivo, no reactivo

Estar a la defensiva o la ofensiva. Ser una víctima de las circunstancias o salir victorioso en la lucha. No todas las situaciones se pueden prever, pero se puede tomar decisiones y reaccionar a las condiciones cambiantes del mercado con el fin en la mente.

2.    Establecer dirección

Define claramente el propósito de la organización, donde se establecen las metas y objetivos realistas y consistentes, con una misión clara y directa.

Proporciona, una base desde la cual se puede medir el progreso, los empleados compensados y los límites establecidos para la toma de decisiones eficaces.

3.    Tomar decisiones de negocio sabias

¿Cómo distinguir entre una buena idea y una gran idea? Sin una visión clara de lo que se quiere lograr, y la misión o propósito, todo lo que parece ser una buena idea deja de serlo.

¿En qué proyecto debe invertir? ¿Cómo debe usted y su personal invertir su tiempo? Tener claridad sobre lo que quiere hacer, que necesita y cómo llegar allí se centrará limitados recursos financieros y las personas.

4.    Crear longevidad de la empresa

El mercado y las industrias del mundo, están cambiando más rápido que nunca y aquellas empresas que no tienen una base sólida y se han basado en la suerte lo más probable es que no sobrevivan.

Los datos reflejan, que 1 de cada 3 empresas no logran mantenerse vivas en su industria. El enfoque es de gran alcance.

5.    El aumento de la rentabilidad y cuota de mercado

La planificación estratégica y enfocada, determina la segmentación de los clientes, las condiciones del mercado y la oferta de productos y servicios que son los indicados para su empresa.

Un enfoque profundo a los mercados y las oportunidades que orientan sus esfuerzos de ventas, de marketing, de distribución y otras decisiones de negocios que en última instancia significa más beneficios para lograr una posición fuerte en el mercado.

6.     La diferenciación única

Las empresas, se han acostumbrado tanto a mirar a sus competidores y luego tratar de duplicar lo que se hacen. Se olvidan de crear un valor único.

Tener una estrategia, significa tener una diferenciación única que realmente lo destaque y no sea una copia mala de sus competidores.

7.    Aumento de la satisfacción en el trabajo

Consistentemente una de la razón principal para abandonar una empresa es la falta de satisfacción en el trabajo.

Los empleados, necesita tener una motivación para venir a trabajar y sentirse como parte del equipo. Se ha demostrado, que los empleados pueden ser la mayor fuente de ideas innovadoras.

dados

Ventajas y desventajas de la Planificación Estratégica

La comprensión de la planificación estratégica, es crucial si una organización quiere lograr ventajas dentro de su mercado.

Es esencial, tener conocimientos de sus ventajas y desventajas, debido que es mucho más fácil de implementar cuando usted como dueño del negocio sabe qué esperar.

En general, tiene más beneficios que limitaciones, pero no todos ellos son igualmente importantes.

 

A continuación, he enumerado y explicado 5 beneficios principales y 3 limitaciones.

Ventajas

  1. Facilita la comunicación entre los gerentes y dueños. Uno de los objetivos de los administradores estratégicos, es facilitar la colaboración de los gerentes funcionales para lograr una sinergia entre las diferentes partes de la organización.

Los gerentes de finanzas, marketing, operaciones y recursos humanos son esenciales para una organización, sino que a veces se ponen a competir en lugar de colaborar. La planificación estratégica, está para facilitar la colaboración entre estos gerentes.

  1. Identifica los objetivos estratégicos y la intención estratégica. CEO´s son, por lo general las personas que crean objetivos y prevén el futuro de la empresa.

No obstante, a menudo se involucra en muchas actividades lo alejan de su rol estratégico.

  1. Reduce la resistencia al cambio. Es el trabajo del planificador estratégico, de informar a toda la organización de los cambios estratégicos, planes de empresa, implicaciones situación actual y lo que se espera que hagan a raíz de los cambios.

Explicación detallada de esta información a los administradores en todos los niveles, reduce la resistencia a cambiar a medida que los gerentes son menos incierto sobre el futuro.

  1. Mejora la asignación de recursos. Nuevos productos, servicios, estrategias, metas u objetivos requieren la asignación de recursos (el traslado de personas de un equipo a otro, o moviendo las instalaciones en otro país), que se realiza de manera más eficiente cuando se alinean con los objetivos estratégicos.
  2. Conduce a la ventaja competitiva sostenibles. La ventaja competitiva, se logra a menudo sin una planificación estratégica, pero si la empresa quiere lograr una ventaja competitiva sostenible tiene que planificar estratégicamente.

Desventajas

  1. Costoso de realizar para pequeñas y medianas empresas. La planificación estratégica, el marketing o la gestión adecuada de los recursos humanos, añade un montón de gastos para una empresa.

Los planificadores estratégicos tienen que ser contratados, se requieren esfuerzos adicionales hacia el análisis de los entornos externos e internos y algunas herramientas tienen que ser diseñados, para aplicar correctamente el proceso de planificación estratégica.

Sobre todo, las grandes empresas, son los únicos capaces de contratar personal competente para ejecutar los planes estratégicos.

  1. El proceso es muy complejo. El proceso de planificación estratégica, consta de muchos pasos que están conectados entre sí y se deben ajustar constantemente.

Algunos factores inesperados, aparecen lo que hace que toda la estrategia cambie y, como resultado, el proceso de planificación estratégica también.

  1. Baja tasa de implementación con éxito. Debido a su complejidad y gran compromiso con los objetivos estratégicos, la planificación estratégica rara vez se aplica con éxito. 

A menudo, la mala aplicación es la razón del fracaso, aunque es más a menudo el caso de los objetivos operativos y estratégicos desalineados.

 

Pasos para la Planificación Estratégica

La planificación estratégica, es a menudo una tarea temida para las pequeñas empresas, pero no tiene que ser así.

Siguiendo algunos pasos, las empresas de cualquier tamaño pueden desarrollar planes estratégicos que son enfocados y proporcionan una orientación correcta a los empleados.

Los planes efectivos, evaluarán cuidadosamente el entorno empresarial, estar alineados con la misión de la organización, enumerar los puntos fuertes y débiles de la empresa, e incluyen objetivos medibles para medir el éxito.

La planificación estratégica, a corto, mediano y a largo plazo, es una herramienta que permite a las pequeñas empresas la oportunidad de desarrollar y poner en práctica los conceptos fundamentales de funcionamiento que pueden mover el negocio hacia adelante desde el punto de vista fiscal y organizativa.

La planificación estratégica para las pequeñas empresas, puede ayudar a priorizar los proyectos, la planificación del presupuesto y la gestión eficaz del personal.

  1. Análisis de la situación del mercado

El análisis de la situación, es el primer paso en la planificación estratégica.

Se trata de la recopilación de la información, tanto interna como externamente, para proporcionar información sobre cuestiones relacionadas con los empleados, clientes, competidores de una empresa y la industria.

Un análisis completo de la situación, se asegurará de que las decisiones tomadas durante el proceso de planificación estratégica se basan en hechos y datos, y no sólo las opiniones y los caprichos de los implicados en el proceso de planificación.

  1. Marketing y Branding

La planificación estratégica, permite a una pequeña empresa a posicionarse en la mente de los consumidores, a través de los esfuerzos dirigidos de marketing y branding.

El presupuesto de publicidad, son a menudo un componente importante en el enfoque promocional en una pequeña empresa; y las funciones de marketing estratégico permite pueda sacar el máximo provecho de su presupuesto limitado de marketing.

  1. Planificación de proyectos

La planificación de un proyecto, en particular para proyectos de largo alcance o de múltiples componentes, puede ser costoso si se va en la dirección equivocada o sobre-presupuesto.

La planificación estratégica permite que una pequeña empresa, pueda planificar cuidadosamente, priorizar e implementar proyectos para asegurarse de que sean rentables y en línea con las metas y los objetivos generales de la empresa, también puede ser eficaz en la implementación de estrategias eficaces de gestión de tiempo.

  1. Recursos humanos

Las pequeñas empresas, pueden ser cuestionadas cuando se trata de reclutar y retener a los mejores empleados, simplemente debido a las limitaciones presupuestarias y la falta de oportunidades de ascenso.

La planificación estratégica, que incluye las mejores prácticas en recursos humanos, puede ayudar a asegurarse que los recursos humanos se asignen adecuadamente a lo largo de un pequeño negocio para asegurar la productividad y un rendimiento óptimo.

La planificación estratégica, que identifica las áreas para el crecimiento futuro también puede ayudar a retener a los mejores empleados que les ven habilidades que podrán continuar con su desarrollo profesional en la empresa.

  1. Análisis FODA

La información recopilada, durante el análisis de la situación se utiliza como insumo importante para el análisis FODA, es una consideración de las fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas que afectan a la empresa.

El análisis FODA, es básicamente una lluvia de ideas en el que el equipo de planificación va creando una lista para cada uno de estos elementos, y luego priorizar esa lista para identificar cuáles son los que realmente tienen relevancia para cada recuadro.

Estos se convertirán entonces en el foco para el desarrollo de metas, objetivos, estrategias y tácticas.

  1. El desarrollo de las estrategias y objetivos

Las estrategias, indican el sentido amplio en el que la empresa desea dirigir mientras que los objetivos proporcionan una mayor clarificación de las metas para que todos los implicados en la ejecución del plan sepan exactamente cuál es la meta.

Por ejemplo, una estrategia podría ser “expandirse en el mercado de la juventud”, y un objetivo sería “para aumentar la cuota de mercado en el grupo de edad de 18 a 25 años en un 25% a finales del año.”

  1. El desarrollo de acciones y tácticas

Las estrategias, indican hacia donde la empresa desea llegar; los objetivos y tácticas están diseñadas para mostrar cómo va a llegar allí.

Las estrategias, son declaraciones generales que se relacionan de nuevo al análisis FODA, e indican cómo la empresa va bien aprovechar sus fortalezas y oportunidades o superar sus debilidades y amenazas.

Por ejemplo: “Centrarse en una garantía del producto 100% en todos los materiales de comunicación para hacer frente a la creciente competencia.”

Las tácticas, son los pasos de acción específicos que serán ejecutados.

Por ejemplo: “Incluir la garantía de producto de forma destacada en todos los albaranes” o “Crear un programa de fidelización” o “Desarrollar la página web de la empresa”

  1. Administración de presupuesto

Las pequeñas empresas, por lo general operan con un presupuesto ajustado, lo que requiere de una cuidadosa planificación financiera.

La planificación estratégica, le permite a una empresa poder identificar las fortalezas, debilidades, amenazas y oportunidades.

Un plan estratégico, que incluye la investigación y análisis de mercado, ayuda a una pequeña empresa a utilizar mejor los recursos que tiene disponibles para la planificación de necesidades financieras para el futuro crecimiento y desarrollo.

Un plan, bien desarrollado puede ayudar a una pequeña empresa de atraer a inversores u otros tipos de financiación.

  1. Ejecución

Si bien el desarrollo del plan es importante, la aplicación efectiva del plan es quien genera los resultados.

La ejecución del plan, requiere que las asignaciones específicas puedan llevarse a cabo y que las personas sean responsables en lograr los resultados deseados.

La comunicación, es fundamental en todo este proceso para asegurarse tanto que los empleados sepan qué se espera de ellos y que reciban retroalimentación sobre los resultados de sus esfuerzos.

marrketing

Relación entre la planificación estratégica y estrategias de marketing

La planificación estratégica, es un proceso amplio que puede hacer frente a todo el negocio, o una parte de la empresa, tales como el marketing. Las estrategias de marketing se derivan de los planes estratégicos.

Para comprender la relación entre los dos, es importante entender el propósito de la planificación estratégica; el proceso de planificación; la diferencia entre metas, objetivos, estrategias y tácticas; y el importante papel de la medición en la planificación estratégica.

El propósito de la planificación estratégica

La planificación estratégica, está diseñada para proporcionar una organización, sus divisiones, departamentos o incluso los jugadores individuales como un plan de juego o de hoja de ruta para lograr las metas y objetivos específicos.

La planificación estratégica, identifica los efectos y las oportunidades internas y externas a tener en cuenta en la creación de estrategias y tácticas.

Desde el punto de vista de marketing, la planificación estratégica podría ayudar a identificar nuevas oportunidades del mercado, así como las nuevas amenazas por parte de la competencia.

El proceso de planificación

Una serie de pasos, que están involucrados en cualquier proceso de planificación estratégica, se incluyen en un proceso de planificación estratégica de marketing.

Estos incluyen la identificación de la meta general de la planificación, la selección de los participantes del equipo, la recopilación de datos relacionados con el entorno interno y externo, la realización de un análisis FODA (fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas), el desarrollo de objetivos específicos, la creación de estrategias y tácticas, y el diseño de una medición y elaboración de informes y el proceso de administración del presupuesto de marketing.

En muchas organizaciones, el plan estratégico general proporciona orientación para la creación de planes secundarios, incluyendo un plan de marketing estratégico, un plan de ventas, un plan de marcas, planes de lanzamiento de productos o servicios entre otros.

Estrategias, objetivos y tácticas

Los componentes de un plan de marketing estratégico, incluye: metas, objetivos, estrategias y tácticas.

Las estrategias, son amplias y ofrecen dirección general en términos de lo que la empresa espera por parte de marketing logre, por ejemplo, un aumento de la cuota de mercado.

Los objetivos, están vinculados a las estrategias y proporcionan resultados más específicos y medibles; por ejemplo, aumentar la cuota de mercado en un área geográfica específica para un producto específico, por una cierta cantidad o en una fecha específica.

Las tácticas, indican cómo se cumplirán las estrategias y los objetivos.

Las estrategias son amplias: por ejemplo, poner en práctica una estrategia de medios sociales.

Las tácticas, son más específicos e indican las tareas individuales para lograr las estrategias; por ejemplo, configurar la cuenta de Twitter y establecer el canal de YouTube de la marca.

El importante papel de la medición

No es suficiente planificar únicamente y listo. Un plan debe incluir las formas de medición y el procedimiento para realizar el seguimiento y la revisión de los resultados.

Un plan estratégico global, podría delinear objetivos generales para la comercialización; el plan de marketing serían los detalles de los objetivos más específicos para que el departamento de marketing pueda supervisar e informar sobre los resultados a los dueños de la empresa.

Los resultados alcanzados, si están a la altura o superan las expectativas, proporcionarán entradas utilizadas para considerar cambios o ajustes en el plan.

La medición continua y la presentación de informes, puede ayudar a asegurar que el plan estratégico está correcto para poder lograr los resultados medibles.

#SeguimosEnLínea