Coaching Empresarial

El crecimiento personal como activador profesional

Las empresas al igual que las personas se han tenido que adaptar a las nuevas corrientes de exigencias en el mercado actual. Cuando llevas un camino recorrido como es mi caso, llega un momento que crees saber lo suficiente como para definirte como profesional de un área o sector concreto.

Todo esto desde el respeto por los demás y sabiendo que hay muy buenos profesionales en tu sector. Las empresas sufren el mismo efecto, pero en grandes proporciones; tienden a identificarse como referentes territoriales o nacionales en la mayoría de los casos.

¿Cuál es el cataclismo de las empresas actuales? Podemos decir que uno de ellos, apartando el fenómeno “crisis” es el capital humano empresarial. Me refiero con ello a la responsabilidad que siempre ha tenido; y sin embargo, ha sido la principal área de castigo a la hora de “ajustarse” en esta nueva etapa empresarial.

La siguiente pregunta tiene que ver con el proceso de crecimiento empresarial; ¿cuán importantes son las personas en el núcleo empresarial?. Esta pregunta se la hago a diferentes CEO de empresas, para hacerles pensar en lo que tienen y como lo han conseguido. Aquí empieza una gestión de Coaching Empresarial.

¿Necesita un servicio de Coaching Empresarial?

Lo principal es que el CEO tenga claro para qué necesita un servicio de coaching en su empresa; que le aporta, que le evita y que resultados puede obtener con la innovación de introducirme en su empresa.

Aparentemente su empresa está saneada, se mantiene en época de crisis; pero necesita mejorar la producción y los sistemas convencionales ya no le funcionan de igual manera. Los objetivos no se logran; y al personal cada vez le cuesta más mantener una buena actitud para llegar a cumplirlos.

Muchos son los años que se han mantenido unos rappels de incentivos; como herramienta de motivación para lograr conseguir los objetivos. Poco a poco tanto los incentivos como los objetivos han ido decreciendo; siendo cada vez más ineficaces.

coaching empresarialEstablecer un sistema de motivación

Entramos en acción presentando un programa de motivación personal ejecutiva; haciendo una división de áreas y departamentos en la empresa.

Lo primero que hago es identificar perfiles a través del “Método de los Colores” (DISC).  Con estos test sé que perfil tiene cada trabajador; y me adapto de forma personalizada a cada uno de ellos, para poder entablar un sistema de motivación.

El éxito de este sistema reside en que cada trabajador va a ser tratado como realmente le gusta; y lo llevamos a un estado de confort. Donde es más fácil fluir para gestionar unas nuevas acciones a partir de nuestra conversación.

Reforzar las carencias

Una vez filtrado, trabajo sus áreas de carencias (lo que no le gusta, lo que le incomoda, lo que le cuesta desarrollar, etc…) habiendo aportado las preguntas necesarias para hallar la nueva conducta que le genere una mejora en su seguridad.

Luego entramos a valorar sus áreas potenciales de forma que se sienta a gusto y motivado; trabajando el ego y el reconocimiento personal dentro de su empresa.

Después de haber trabajado codo con codo con cada uno de los empleados, paso a hacerlos intervenir mediante dinámicas de grupo (por departamentos); para socializar entre ellos y crear nuevos vínculos de compañerismo, para gestionar de forma más compacta el propio departamento.

Solo queda hacer la sincronización general, es decir: hacer la suma de departamentos y activar una idea o un ejercicio donde todos deban intervenir en un único sentido y de forma conjunta; para conseguir un resultado óptimo, que logre cumplir las expectativas de todos los departamentos en conjunto.

Cuando finaliza el proceso, tanto la dirección como el resto de profesionales verán aumentadas sus dotes de comunicación, sus capacidades de gestión, tendrán un punto de vista diferente y positivo; afianzarán más si cabe sus relaciones interpersonales en un concepto de suma dentro de la corporación empresarial.

La necesidad de invertir en coaching

Hoy en día las empresas entienden cada vez más que deben invertir en estos procesos de coaching; ya que potenciar y alimentar el capital humano de la empresa es el principal valedor de un proceso institucional progresivo dentro del ámbito empresarial.

Es una necesidad cada día más identificada dentro de las empresas, lo que antes era la principal causa de despido ahora es la principal causa de motivación.

Los valores y los principios que una empresa impregna en sus trabajadores harán que éstos sean leales a la misma, por lo tanto las empresas se vuelcan mucho más en el compromiso de su personal en la línea profesional.

El coaching empresarial parte de la motivación del personal para surcar nuevos caminos desde los mismos puntos de partida. Ahora las inversiones se hacen para motivar al personal; lo que hace mucho más certero el deseo de las empresas de mantener a su equipo humano por todo el tiempo posible con ellas.

La motivación es equiparable al estado emocional del trabajador

Puedo decir que el porcentaje de crecimiento de la producción es equiparable al estado emocional de los trabajadores de la empresa. Una vez que terminan los procesos de coaching, los trabajadores cogen una inercia positiva que va “in crescendo” de forma constante y regular hacia los objetivos que se marcaron al principio de la actividad.

El departamento comercial es el que muchas veces sin saberlo o etiquetarlo, ha tenido un coach de forma permanente en sus filas.

Por regla general las empresas siempre han optado por la motivación causal (programas de incentivos personales y grupales para llegar a objetivos); aunque por desgracia y por las variables oportunidades de contratación que ha habido siempre, muchas de ellas han optado también por la motivación al miedo (presión fuerte a los trabajadores para llegar a objetivos a cambio de no ser despedidos).

Al final estos procesos de motivación causal son los que han hecho más estragos en el comportamiento de los profesionales; y por tanto, el método ha sido llevado al resto de departamentos para lograr el mismo resultado.

Como coach estoy encantado de trabajar con personas dentro y fuera de las empresas; al final soy un privilegiado de ver en primera fila la evolución de cuantos confían en mi trabajo y mi persona.

Gracias por leerme,

Alberto Barranco

 

Invitado de Honor de la Semana

Palabras de Nana

alberto barranco

 

El pasado 24 de diciembre 2016 asistí como todos los años a la tercera edición de SOCIALKETING3 (organizador Community Next), para ver a mis grandes amigos; y siempre como en cada edición conocer otros profesionales, y participar de un excelente networking.

Pues efectivamente sucedió; pero nunca me imaginé que además de conocer nuevos grandes profesionales, lograr ser sorprendida por uno de los ponentes, que no conocía en persona. Y que gracias a que me formuló una pregunta de forma muy espontánea, existe la foto más horrible que me han tomado en mi vida 😂😂😂.

Pero quien me iba a decir que de esa jugada iba a conocer no solo a un maravilloso profesional; sino que se convirtió en mi nuevo aliado estratégico para mis empresas en el area de Coaching Personal y Empresarial. Y lo más importante para mi en un gran pero GRAN nuevo amigo.

Este es el caso con MI INVITADO DE HONOR DE LA SEMANA, mi querido amigo Alberto Barranco. Que no me queda nada por dentro al decirte que es el ser humano más maravilloso. De un corazón tan grande como el universo, con una mirada tan transparente como sus ojos y su alma, y un amigo que ya no sé vivir sin él.

Es un profesional que quien lo conoce no duda en ponerse en sus manos o a su marca como coach que es. Responsable, carismático, empático, investigador, proactivo, visionario. Y que sin duda alguna si lo conoces más lo querrás como un amigo fiel, leal, incondicional y muy cariñoso que es.

Te cuento un chisme: será ponente en la III Edición Canarias Digital 2018. 

Te quiero muchísimo Beto y estoy súper honrada que haya aceptado mi invitación para entrar en mi casa.

TQM

Nana

By | 2017-03-10T15:51:54+00:00 10 Marzo , 2017|Coaching & PNL, Mi invitado de honor de la Semana|