9 rasgos que caracterizan a los emprendedores que triunfan

Dicen que el primer paso importante en los negocios es actuar. Pero cuando la idea de emprender ya se encuentra germinando en nuestras mentes, debemos saber que ya se está recorriendo un camino importante.

Pero en todo camino se avanza y se retrocede. Y esto último puede ocurrir cuando nuestra mente empieza a dar vueltas en torno a preguntas como: “¿Tengo madera para ser un emprendedor exitoso?”

El emprendedor exitoso

En el mundo del emprendimiento los autores difieren unos de otros; empezando por la personalidad y la manera de actuar ante situaciones comunes del negocio. Unos son más agresivos que otros, desarrollan las ideas de forma particular; pero ambos llegan a una meta común: el éxito empresarial.

Lo cierto es que se pueden encontrar muchas similitudes entre los emprendedores exitosos, los cuales son características claves que los hacen sobresalir.

En ese sentido, queremos presentarles una serie de actitudes que, en nuestra opinión, debe reflejar un emprendedor exitoso; para que, por último, su trabajo, constancia y dedicación no sea en vano.

  1. El riesgo no los retracta

Sin importar la edad ni la experiencia, cuando queremos emprender nos encontramos con pensamientos contrarios. Por un lado estamos llenos de entusiasmo y tenemos una mentalidad progresista, pero también nos encontramos ante la duda, y a veces creemos que no podemos soportar la carga.

El emprendimiento no se trata solamente de actuar sin escrúpulos y ya, sino que se debe ir prestando atención a diversos factores; que pueden afectar de una forma u otra el cumplimiento de nuestros objetivos.

Por ello, una de las características principales de un emprendedor exitoso es la tolerancia al riesgo. Montar un negocio puede parecernos difícil. Pero tomar el riesgo y dar ese primer paso; siempre sobre unas bases bien plantadas, es lo que un emprendedor debe tener.

  1. La crisis no los tumba

Cuando damos el primer paso en el camino del emprendimiento, nos vamos a encontrar cosas nuevas, desconocidas, buenas – que pueden ayudar el progreso de nuestra idea – o malas – que pueden ser obstáculo al logro de nuestros objetivos. Ya que estas “piedras” en el camino hacen que nos desviemos un poco del plan; dando lugar a una crisis que, si no la gestionamos de manera correcta, puede ser el punto y final de nuestro emprendimiento.

En ese sentido, y para no morir en el intento, el emprendedor exitoso debe saber encaminar efectivamente estas situaciones de crisis; y tomar decisiones prudentes para la continuación del desarrollo de la idea.

Para que no los agarre por sorpresa, los emprendedores exitosos tienen cartas bajo la manga; que sacan en momentos donde el plan inicial se ve relativamente modificado.

  1. Trabajan bajo presión

El trabajo bajo presión se entiende como habilidad de trabajar bajo condiciones adversas, manteniendo la eficiencia. Se trata de una cualidad que un emprendedor exitoso debe tener para enfrentar los mayores retos de forma competitiva. Las primeras instancias de un negocio son críticas, y son etapas en donde se debe tener buen manejo de las situaciones.

Seguramente la responsabilidad será mayor; los retos serán claves, y el estrés será un enemigo a superar. Sentirás la presión de emprender en tu propio negocio.

Trabaja bajo presión con los recursos necesarios; y ten por seguro que lograrás cumplir el objetivo deseado.

  1. Fallar no es motivo de tirar la toalla

La vida no es perfecta en ningún ángulo, muchos menos lo somos nosotros. Todos tenemos altibajos, y los errores se vuelven inminentes en un camino forjamiento como lo es el de emprender. Esta es una característica que creo que todos – sin excepción – los emprendedores tienen: caer y levantarse cuantas veces haga falta.

Si fallas o cometes errores, lo internalizamos como un momento de aprendizaje y lo conviertes en una fortaleza. Esa es la filosofía de un emprendedor exitoso. Entender que fallar es una situación de pérdida; que se debe vivir para sobresalir, es el impulso más grande para evitar errores.

  1. Son como el FBI

Bueno, no es que tengan habilidades policíacas, pero son tácticos y estratégicos como el FBI. En general cada frase que sale de su boca, cada centavo que sale de su bolsillo, cada paso que dan es siguiendo un plan de acción encaminado a idea de negocio.

¿Quieres evitar fracasos? Cópiate de los mejores y determina una estrategia que se adapte a tus capacidades, posibilidades y tenga en la mira el éxito de tu emprendimiento. Siéntate un momento, y detente a reflexionar acerca de lo que podría venir bien a tu negocio; analízalo y hazlo evolucionar pensando en el bienestar de tu empresa y en la captación y fidelización de clientes.

  1. Actúan como un experto

¡Existen excepciones! Pero no es lo mismo que un futbolista emprenda en un restaurante, a que lo haga un chef especialista. La diferencia recae principalmente en que, seguramente, el chef tendrá la capacidad, los conocimientos y la experticia para que el negocio se desarrolle de mejor manera.

Recuerda, quizá las personas no sepan que no eres experto pero eso no apunta a que deban saberlo. Sedúcelos y hazles saber que tú eres la mejor alternativa, allí es cuando los clientes potenciales te verán de mejor manera y tu idea de negocio será su camino a tomar.

  1. Son transparentes como el agua

La transparencia es otra de las características que define a un buen emprendedor. La transparencia es la clave para el futuro de nuestras organizaciones. Cuando empiezas a tomar decisiones o caminos que cambian de cierta manera la percepción de los clientes por parte de la empresa es cuando las cosas empiezan a mermar.

Ponte en los zapatos de los usuarios y pregúntate de ser cliente de tu empresa. Se claro y transparente con tus disposiciones empresariales, y toma en cuenta a tu entorno a la hora de realizar decisiones. No olvides que no solo importa el bolsillo del cliente, sino también su futuro y relación empresa-usuario.

  1. Son perseverantes

La perseverancia es uno de los motores de éxito de un emprendedor. Esta es una cualidad que permite que logremos nuestros objetivos a pesar de “las piedras” que se nos puedan presentar en nuestro camino empresarial. Es un valor fundamental de los emprendedores. La perseverancia implica trabajo duro y sacrificado, y determinación para no darse por vencido nunca.

Cuando empezamos un negocio tenemos objetivos claros, como el crecimiento de nuestra empresa, pero no siempre las cosas salen como queremos y el logro de nuestros objetivos se empieza a dificultar. Cuanto más lejos quieras llegar, mayores obstáculos tendrás; y esto, lo saben todos los emprendedores exitosos. La perseverancia hace que los emprendedores sigan adelante, a pesar de todas las dificultades, siempre con la mira puesta en alcanzar sus objetivos.

  1. No le dan la espalda a los consejos

Este es un aspecto imprescindible sobre todo en aquellos jóvenes que tienen una mentalidad emprendedora. Un emprendedor exitoso tiene la voluntad y humildad de aceptar consejos de personas con mayor experiencia. No le des a la espalda a ese consejo que te pueda dar el CEO de una empresa importante, ni mucho menos al que te pueda dar tu padre. No temas en escuchar y toma la mejor decisión para tu negocio.

¿Ya leíste las 9 actitudes? Creo que entonces tienes algo importante a tu favor: una idea más clara de lo que es ser un emprendedor exitoso. Es momento de que también descubras las tuyas y te invitamos a compartir con nosotros qué cualidades te han llevado a tener éxito.

COLABORADOR MAGENTA IG

Edith Gómez Gananci

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Twitter: @edigomben

By | 2017-03-06T18:05:29+00:00 7 marzo , 2017|Estrategia Empresarial|