6 consejos para iniciar tu propia academia

Una de las mejores cosas que podemos hacer cuando somos expertos en un tema es compartir ese conocimiento con personas que estén interesadas en aprenderlo.

Esto suele desarrollarse de manera natural debido que otras personas al notar que tienes amplios conocimientos acerca de algún tema relevante acudirán a ti porque serás referencia para ellos cuando se esté conversando acerca de eso o cuando requieran información profunda.

Una manera en que puedes lograr que esos conocimientos vivan en otras personas también es compartiéndolos de manera formal a través de clases.

No necesitas ser obligatoriamente un profesor para dar clases a otras personas -aunque sería algo que aportaría mucho- también al conocer a profundidad un tema puedes ir reuniendo las herramientas que necesitas para pasar ese conocimiento a otros a través de la práctica.

La clave principal para tener éxito es que es que tengas seguridad en ti mismo. Cuando tienes confianza en tus conocimientos y en que puedes ser capaz de ayudar a otros gracias a lo que puedes enseñarles, será mucho más fácil para ti el proceso.

Para dar de lo que conoces gracias a tus estudios y/o experiencias a otras personas tienes muchas opciones, pero hay algunas de ellas que constituyen una alianza positiva para los involucrados.

Entre esas está fundar tu propia academia para que personas interesadas puedan aprender de la mano de un experto, puedas monetizar lo que sabes y además aportar algo a la sociedad.

Claro que pudieras comenzar con clases particulares, pero puedes apuntar incluso más alto y fundar una academia donde puedas recibir más personas y ganar mejor dinero debido que se trataría de tu propio negocio en una industria por la cual sientes pasión.

Puedes fundar academias de muchos tipos, depende del tema que manejes. Hay academias de: canto, de pole dance, de ajedrez, academias de peluquería, de belleza e imagen personal, de confección de ropa, diferentes tipos de manualidades, de edición de videos, de dibujo e ilustración, de algún idioma, baile, entre muchas otras cosas.

Como pues notar, los temas son prácticamente infinitos. Piensa en cuál es la materia en la que tienes experticia, seguramente habrá muchas personas interesadas en aprender algo nuevo y tu academia sería una opción atractiva debido a tu experiencia.

¿Cómo puedes fundar tu propia academia desde cero?

Mira las siguientes recomendaciones:

1.- Elige un nombre

Una academia es un negocio que ofrece servicios educativos. Al ser un negocio necesita de una identidad corporativa que no solamente contenga el nombre, sino también la visión, misión, los objetivos que persigue, cuáles son las características que la definen y los elementos que la diferencian de la competencia

  • ¿Qué ofreces tú que es único y pudiera ser atractivo para tus alumnos?
  • ¿Cuál es la metodología que utilizas para enseñar a las personas?
  • ¿Por qué tus alumnos elegirían tu academia por encima de otras que ya están consolidadas?

Define bien lo que será tu academia ya que cuando escribes tus sueños en papel y empiezas a trazar un plan para lograrlos, dejan de ser sueños para convertirse en objetivos alcanzables.

2.- Busca una buena locación

Esta es muy importante porque debe ser lo suficientemente cómodo para poder recibir a tus alumnos y para organizar bien el mobiliario. Además, el lugar debe ser accesible tanto en transporte público como en carros particulares.

Una buena idea con respecto a la locación para el principio, es que visites diferentes clubes en tu ciudad ya que normalmente ellos tienen pequeños salones que rentan por días a precios mucho más accesibles en comparación a lo que gastarías rentando un local por todo el mes.

3.- Conoce cuáles insumos necesitarás

Ya esto depende netamente del tipo de academia que vayas a fundar debido que la misma dictará los insumos que necesitarás para que funcione.

Algo en lo que sí debes invertir obligatoriamente es en lo que es la imagen corporativa de la academia: logotipo, tarjetas de presentación, decoración con el nombre de la misma para el local que elijas, material merchandising y/o camisas para identificarte y lucir más profesional.

Una academia propia es un negocio que puedes comenzar con muy poco y tiene grandes posibilidades de crecer si eres experto en tu materia y además reúnes estas características de los emprendedores según Gananci.

4.- Establece los horarios y alumnos

Define cuáles son los horarios que estás dispuesto a invertir dando clases. Por ejemplo, los lunes de 4 a 6 de la tarde darás clases a niños entre ciertas edades y los sábados de 9 a 11am a los adultos.

Esto también dependerá de tus habilidades y lo que estés dispuesto a invertir.

Lo más inteligente es comenzar con un par de horarios en la semana y a medida que se vayan llenando los mismos, abrir nuevas clases y quizá hasta contratar a otros profesores si tú no quieres dedicarte exclusivamente a la enseñanza.

5.- Invierte en publicidad y promoción

Para que la academia funcione necesitas que las personas se enteren de que la misma existe. Por esto necesitarás promocionarla a través de todos los medios posibles, principalmente a través de Internet tomando en cuenta que por cada persona que reciben la publicidad a través de los medios tradicionales, hay 7 que la reciben gracias a la web.

Las redes sociales son tus mejores aliadas y en compañía de una página web donde describas a tu academia y des toda la información con respecto a la misma, ya tendrás una combinación ganadora si las gestionas de manera eficiente.

En este punto lo más recomendable es contratar a expertos debido que te ahorrarás tiempo, dinero, esfuerzo y además obtendrás mejores resultados.

6.- No olvides los aspectos legales

A la par de lo anterior, necesitas conocer los aspectos legales de tu país o estado con respecto a la academia que quieres crear.

Lo más probable es que debas registrar el nombre primero y luego comenzar a dar los pasos para registrar la empresa.

Ten en cuenta que no siempre tendrás que registrar tu academia en instituciones superiores o reguladas por el Estado -depende de lo que enseñes- aunque esto aportará mayor validez a los certificados que emitas y servirán como atractivo para tus alumnos.

#SeguimosEnLínea

Por |2018-11-09T17:59:05+00:0021 junio , 2018|Emprendimiento|
LinkedIn
Facebook
Twitter
Google+
Pinterest
Whatsapp
RSS
Follow by Email