4 señales que indican que has perdido el rumbo como emprendedor

Nada peor que un empresario sin una meta clara, pues en sus manos está el futuro de la economía y sin rumbo no hay éxito.

Pero no siempre se tiene una idea única y fácil de alcanzar, por lo que no es raro que los emprendedores pierdan de vista su concepto inicial de negocio.

Si eres emprendedor —o quieres serlo— entonces es hora de que consideres cuál es realmente el sueño que vas a perseguir.

Para comenzar tu propio negocio, no siempre se debe dejar a un lado un empleo seguro, pero si lo estás pensando, estas señales te pueden ayudar a decidir.

Sea cual sea la razón, ten presente un plan de negocios realista que puedas llevar a cabo.

Una vez empiezas tu negocio ten por seguro que habrá momentos de incertidumbre, pero no por eso debes dejar tu rumbo inicial. Si crees que estás perdido, es tal vez hora de que analices si has perdido el rumbo como emprendedor con estos 4 tips:

4 Señales que te guían para no perder el rumbo como emprendedor

  1. Tu empresa fue exitosa pero ahora el futuro es incierto: si en un principio tuviste mucho éxito y un plan de negocios con mucha promesa, pero ahora no sabes si vas a lograr mantener a flote, entonces de seguro que por el camino has perdido el rumbo.

Puede ser una simple cuestión de reestructuración de plan de negocios, pero también puede significar grandes cambios, pues si tu rumbo ha cambiado por completo, entonces tu empresa necesita que reestructures tu estrategia para salir adelante.

  1. Solo te interesa el dinero: claro, a todos nos interesa ganar dinero, pero, ¿es eso lo único que te llama la atención de tu negocio? Si es así, ten por seguro que ya no tienes una meta clara de negocios y que tu trabajo se ha convertido solo en una fuente de dinero.

No dejes que el dinero se vuelva tu única motivación, porque como emprendedor debes tener ideas nuevas y una disciplina única que no te trae el hacer dinero, sino tus sueños y metas.

  1. Tus empleados no te respetan: ser líder no es sencillo, pero si quieres emprender con tu propio negocio, siempre debes aprender a serlo. Si en un principio tus empleados te respetaban pero ya no lo hacen, ten cuidado, es una señal de que ellos creen que no eres el más exitoso o que no sabes realmente como manejar la empresa.

Es bueno que tus empleados sean independientes y tengan ideas que aportar, pero no por ello deben ser irrespetuosos o desleales, si ese es el caso, entonces debes analizar tu rol como jefe y demostrarles que si tienes las ideas claras y sabes que camino debe llevar la empresa.

  1. No conoces sobre tu audiencia: ¿a quien quieres atraer? ¿Qué buscas vender? Si no tienes una respuesta clara, puede ser que hayas dejado a un lado lo más importante de cualquier negocio: los clientes. No vas a ser exitoso si no sabes leer a tu audiencia, y saber hacerlo siempre debe ser parte de tu meta final.

No te preocupes, nunca es tarde para aprender a hacerlo. Como líder, no dejes esa tarea solo para tus empleados, eres tú quien toma las decisiones más importantes y conocer a tu clientela te ayudará a llegar más lejos como emprendedor y como jefe.

Ahora si, ¿has perdido el rumbo? Si es así, encuentra cuando y en dónde lo perdiste para arreglar la situación. Puede ser normal cambiar de rumbo, pero no perderlo, asegúrate de conocer tu área, sea la tecnología, el marketing, o crear una nueva app, debes saber monetizarlo y seguir una meta final.

¿Qué esperas? Cambia de rumbo, encuéntralo de nuevo, pero no dejes a un lado tus sueños como emprendedor.

#SeguimosEnLínea

By | 2017-08-14T13:48:05+00:00 7 Agosto , 2017|Emprendimiento|

Leave A Comment